Acero: se frena el boom

-
Laura Carrillo Uribe

La crisis mundial que parecía evidenciarse sólo en los sistemas financieros -ha comenzado a afectar el comportamiento de las industrias básicas más -importantes. Es el caso de la industria siderúrgica mexicana, el ejemplo más -claro de un sector que contaba con las mejores perspectivas de crecimiento hasta -1997, año en que no se vislumbraban claramente las consecuencias de la -desaceleración mundial.

- De hecho, existían razones para pensar que la producción acerera mexicana -continuaría con la buena racha alcanzada en los últimos años. Entre 1993 y -1997 la producción de acero creció 55%, y al cierre de este periodo alcanzó -14.3 millones de toneladas, cifra récord en 10 años. Además, a partir de 1996 -México ocupa el lugar número 14 en la producción mundial del metal, y -participa con 27% en la producción de América Latina, siendo el segundo lugar -después de Brasil.

- Sin embargo, desde el año pasado los precios internacionales del acero -comenzaron a caer. Debido, por supuesto, a la sobreproducción, cuyas causas -están relacionadas con importantes modificaciones en la economía mundial. Esta -es una explicación de ese proceso: En 1997 la producción mundial de acero -alcanzó cifras récord en una década, llegando a 794.5 millones de toneladas, -lo que provocó un volumen de inventarios muy alto, al que se sumaron los -efectos negativos de la crisis asiática. Los países de esa región -disminuyeron notablemente su consumo y con una situación cambiaria que favorece -sus exportaciones, se convirtieron de pronto en exportadores de acero barato -cuyo destino fue, particularmente, América Latina.

- El saldo de este fenómeno es una sobreproducción acerera internacional de -casi seis millones de toneladas mensuales, que representan 10% de la producción -mundial.

- A ese panorama internacional deben sumarse los efectos que tendrán los -recortes presupuestales del gobierno mexicano sobre la industria de la -construcción, la principal consumidora de acero.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Por lo pronto, en el primer semestre de 1998 las empresas siderúrgicas más -importantes que participan en la Bolsa Mexicana de Valores presentaron -resultados negativos en sus ventas. De hecho, Altos Hornos de México –la -acerera que participa con 24.6% de producción nacional– continúa con la -tendencia negativa en sus ventas netas observada desde 1997, afectadas -evidentemente por los precios internacionales del metal, como lo muestra la -drástica caída del valor de sus exportaciones.

- Aun cuando es posible que la producción acerera nacional crezca 5% este -1998, la situación es compleja para las siderúrgicas del país, ya que la -pesada estructura de costos fijos ocasionará que la caída en los rendimientos -tenga que compensarse con recortes de personal y postergación de proyectos de -largo plazo. Este, por ejemplo, ha sido el punto central del anunciado plan de -Altos Hornos de México para enfrentar la coyuntura del mercado mundial, y que -implicará un recorte de alrededor de 3,000 empleos. Ni más ni menos.

Ahora ve
Así es PrivaSee, el WhatsApp a la mexicana, pero con seguridad militar
No te pierdas
×