Aceros en línea

En Hylsamex, gracias a la tecnología, los clientes están bien informados, los inventarios no causa
Carlos Valente Quintero

El fax y el trato por teléfono se convertirán poco a poco en un pasaje de la historia. Los clientes de Galvak, y demás empresas acereras pertenecientes a Hylsamex, ya no tienen que solicitar los pedidos por la vía tradicional, levantar la bocina para ver cuándo sale su embarque o tener hasta el copete inventarios y almacenes. Como parte del perfeccionamiento dentro de los ciclos productivos surge eManufacturing (sistema de procesos electrónicos de manufactura controlado a través de una plataforma tecnológica) que pone en contacto a clientes, proveedores y empresa a través de internet.

-

La firma, fundada en 1943 e inicialmente conocida como Hylsa, es la encargada de los negocios siderúrgicos de Alfa. El consorcio está integrado por nueve unidades operativas, las cuales se agrupan en dos instancias: Hylsa, con sus divisiones Aceros Planos, Alambrón y Varilla, Materias Primas y Servicios, y Tecnología HYL; por otra parte, Galvacer incluye a Galvak, Galvamet, Hylsa-DAT, Aceros Prosima y Acerex.

-

El consorcio, integrado en forma vertical, es propietario de su cadena de valor: minas de hierro de donde se extrae el mineral, plantas de proceso, chatarreras que acopian el acero, organizaciones que le agregan valor a los productos, centro de corte y distribuidores.

-

En lo que corresponde al empleo de internet, la corporación lo ha intensificado desde 1999; no obstante, el medio fue adoptado en 1995. Según Ricardo Rendón, subdirector de Informática, aunque a todas las subsidiarias se les ha fortalecido en tecnologías de información (TI), hay algunas que presentan instrumentaciones más acabadas, como las divisiones Alambrón y Varilla, Aceros Planos y Galvacer. “Tenemos proyectos de administración de la cadena de suministro (Supply Chain Management: SCM) –explica el  ejecutivo– para cada unidad de negocio, y se avanza en la medida en que se tienen requerimientos específicos por parte de los clientes.”

-

Con eManufacturing se busca incrementar la capacidad de respuesta frente a los cambios de la demanda en todos los renglones, “se intenta ser más flexibles en la forma de operar la cadena”. El concepto que mejor define el objetivo de esta estrategia es “justo a tiempo”, que a decir de Alejandro Fuentes, gerente de Sistemas en Galvacer, “es un  complemento del comercio electrónico empresa a empresa (business-to-business: B2B)”.

-

En ese sentido, vale la pena señalar que acoplarse a las exigencias y vaivenes del mercado no es algo ajeno a la organización regiomontana, la cual durante seis décadas ha lidiado con las crisis de la economía nacional e internacional. Incluso al momento de la entrevista, Rendón reconoce que la industria siderúrgica vive “una fuerte recesión, y además existe una sobrecapacidad de acero a nivel mundial”. Enfatiza que el problema sería más grande si el grupo no estuviera preparado con las herramientas tecnológicas indicadas.

-Como muestra de dicha desaceleración están los números fríos que la firma reportó al finalizar 2001. Su volumen de ventas cayó 14% con respecto al año 2000; es decir, de 2’722,200 toneladas embarcadas se descendió a 2’343,800. Además, el ingreso por tonelada cayó 10% durante esos 12 meses: de $547 dólares en el último cuarto de 2000, pasó a $493 en el mismo periodo del año siguiente. “En el cuarto trimestre de 2001 los precios a los que Hylsamex vendió sus productos llegaron al nivel más bajo de los últimos tres años”, asienta la compañía en su informe.

-Pero regresando a las TI, ¿cuáles son las bondades de las herramientas implantadas para estar más cerca de los clientes? ¿Cómo las utilizan éstos? ¿De qué forma moderan la producción? ¿En dónde se reflejan los beneficios?

-

Pedidos digitales
A mediados de la década anterior, Hylsamex se convirtió en el primer cliente de SAP (proveedor de software empresarial) en Latinoamérica, pionero en instalar un ERP R/3. El sistema estableció las bases de la infraestructura tecnológica que permitió la incursión en prácticas que se pusieron de moda con el comercio electrónico: empresa electrónica (eBusiness), abastecimiento electrónico (eProcurement), “e y algo”, comenta el entrevistado. A ello hay que agregar conceptos como SCM, gestión de las relaciones con clientes (Customer Relationship Management: CRM) y otros.

-

En mayor o menor medida, las funciones de estas plataformas se enlazan para integrar a los participantes de la cadena de valor. Y gracias a internet y los módulos implantados “es como hoy en día los usuarios toman información de nuestros procesos productivos para facilitar también los suyos”, subraya el ejecutivo.

-

Los clientes de Hylsamex aprovechan las capacidades del portal de la firma con el fin de realizar sus pedidos y ponerse en línea con la acerera. Hay dos tipos de usuarios: las grandes compañías que tienen su propia infraestructura e interactúan con la empresa utilizando las bondades de sus herramientas TI (por ejemplo, las constructoras). La segunda categoría corresponde a compradores menores, a quienes también se les brinda “cierta información y material interesante”.

-

En la página web de la organización, el visitante entra a “servicio a clientes” y selecciona la división en la que quiere operar. El sistema le pide su nombre y contraseña; si cubre este requisito satisfactoriamente, puede efectuar cualquier transacción, vigilar el estado de su embarque u otro requerimiento. Cada cliente corporativo está asignado a un “grupo de usuarios” y, de acuerdo con su perfil, se le despliega la información que le compete: el de compras puede ver el estatus del pedido; el de control de calidad, el certificado correspondiente; el de almacén, los inventarios y puntos de reorden; el de cuentas por pagar, saldos de facturas y estados financieros, etcétera.

-

En el caso de algunas agrupaciones de la industria automotriz y similares, señala Fuentes, dado su manejo de plantas, no solamente pueden observar información sobre sus pedidos, “sino además el sistema les genera en automático las solicitudes para reponer el material que está siendo utilizado en sus fábricas”. En general, el usuario puede enterarse de cómo camina el proceso productivo y la condición de la fila de espera, la cual cada vez se reduce más.

-

Desde un punto de vista técnico, en el caso de Galvak, eManufacturing se administra en el sistema anterior que se sustenta en una base de datos de Progress. En esta solución se opera la programación y control de la producción, así como el proceso de calidad de las líneas de galvanizado, pintado, transformado y maquila. Para la secuencia de la producción se utiliza la aplicación Rhythm, de I2 Technologies. El ERP de SAP está conectado con el sistema basado en Progress para la transmisión de pedidos, distribución, facturación y contabilidad.

-

Con el fin de obtener mayores beneficios, apunta el entrevistado, “la compañía está migrando hacia la estrategia que tiene SAP para la gestión de la cadena de suministro (SCM), al paquete conocido como Advanced Planner & Optimizer (APO)”.

-

Galvak participa en diferentes sectores de mercado con diversos productos; por ejemplo, para la industria automotriz provee el Galvanneal; en otros sectores, como línea blanca o refrigeración comercial, envía varios galvanizados y el Galvakolor, en presentaciones de rollo, hojas y cintas. También produce tubería y perfiles estructurales de alta resistencia.

-

Aparte de sus avances en el comercio electrónico, la firma cuenta con una red de 22 centros de servicio y ventas en el país. Estos representantes además están en línea con su asistente personal digital (Pocket PC, PDA) para captura y consulta de pedidos, cotizaciones, saldos de cartera, encuestas de servicio, etcétera. Los dispositivos móviles permiten a los agentes la conexión inalámbrica directa al ERP y el sistema central desde su casa, oficina del comprador u otro lugar remoto.

-La presencia de la filial se extiende a otras ciudades más allá de nuestras fronteras, con cuarteles en Los Ángeles, California; Dallas, Texas, y Santiago de Chile, entre otras. Las sedes del exterior no utilizan los PDA, pero sí el portal.

-

A reducir inventarios
El gran reto de eManufacturing consiste en rebajar los inventarios del productor y sus clientes. Conseguir un control exacto y que la mercancía no esté ociosa en los almacenes, “porque de lo contrario alguien tiene que cargar con los costos de manejo”, expone Rendón, quien desde la década de los 90 ha vivido la transformación tecnológica de la acerera. Los objetivos son no tener excedentes en bodega y que el abastecedor produzca bajo pedido y “justo a tiempo”.

-

El directivo acepta que todavía en los años 80 para muchas industrias era una especie de presunción tener sus bodegas repletas, porque así mantenían el “nivel de servicio”, aunque la gestión de esos volúmenes la hicieran distribuidores independientes. Hoy es a la inversa: entre más directa la liga, mayor eficacia. Cabe anotar que algunos fabricantes de computadoras personales (Dell Computer e IBM, entre otros) han cimentado su éxito en esta estrategia: producir bajo pedido.

-

Por el momento, Rendón y Flores coinciden en que no puede hablarse de ahorros precisos para quienes utilizan la solución electrónica de Hylsamex. El beneficio no puede calcularse en dólares, pero sí en ahorros de tiempo y capital de trabajo. “Quienes gozan de estos soportes han reducido sus inventarios, de meses a menos de cinco días.”

-

El desembolso de la corporación para desarrollar una solución de eManufacturing no ha sido mayúsculo, según la apreciación de Rendón: entre $1 y $2 millones de dólares. El ejecutivo no hace una precisión más puntual debido a que desde 1995 comenzó la inversión paulatina; y además, como se mencionó, la firma aprovechó el ERP ya instalado para construirle encima los módulos de SCM, CRM y otros. Asimismo, el contrato con SAP permite la actualización de las licencias. Hoy, pese al desplome de 22% en sus ingresos netos de 2001, el conglomerado asegura que no dejará de invertir un solo peso en ti porque el retorno de la inversión en este segmento está asegurado.

-El desafío de Hylsamex consiste en mantener el nivel de servicio. Para lograrlo produce de forma más inteligente e interactúa con sus usuarios mediante los recursos que brinda la tecnología. Los entrevistados asumen que el empleo de las herramientas señaladas conlleva un proceso cultural que habrá de consolidarse. Y además, para la plenitud de las transacciones, falta la aprobación legal de la factura electrónica, capítulo aún pendiente.

-Por lo pronto, algo más distingue a la compañía: su flexibilidad. Ese es un factor importante en la recuperación económica. Seguramente anhela rebasar los más de $14,000 millones de pesos reportados por ventas durante 2000. Lo saludable, por decirlo de algún modo, es que la administración de George W. Bush exentó a México de los aranceles impuestos (entre 8% y 30%) a varios tipos de acero importados por los estadounidenses. Vale mencionar que el año pasado Hylsamex envió 13.8% de sus embarques a los mercados internacionales. Entonces, la medida bien vale un aplauso.

Ahora ve
No te pierdas