Adiós a Molina

CIE ahora en los aeropuertos.<br> -Grupo Carso mete el acelerador.
Roberto Aguilar

Luego de que PepsiCo finiquitara la compra de Gemex, la pregunta inmediata es: ¿cuál será el futuro de Enrique Molina en el mundo de los negocios? Una de las cláusulas que estableció la multinacional fue que en los siguientes dos años no podrá incursionar en ningún proyecto relacionado con las bebidas. Esta limitación pasará inadvertida por el controvertido empresario, que buscará desprenderse incluso de otra de sus firmas, los hoteles Ritz Carlton, para buscar oportunidades fuera del país. Se habla de su interés en participar en el sector inmobiliario de Estados Unidos, específicamente en Miami, donde otros mexicanos han probado suerte. Molina es requerido por la justicia y mientras su ejército de abogados trata de desactivar las órdenes de aprehensión en su contra, divide junto con su hermano el exilio entre Miami, San Antonio y San Diego. La intención de ingresar en el ramo inmobiliario habría nacido precisamente en tal coyuntura.

CIE está dispuesta a buscar nuevas fuentes de ingresos para tratar de hacer una mezcla más estable. El equipo de Alejandro Soberón acaba de firmar un acuerdo con Operadora Mexicana de Aeropuertos con el fin de explotar los espacios comerciales dentro de 13 terminales ubicadas en el norte del país. La nueva división de negocios forma parte de Publitop, la subsidiaria de la corporación dedicada a comercializar anuncios en puentes peatonales. Las pretensiones del directivo son expandir su presencia a otros aeropuertos, aunque antes tendrá que enfrentarse a UDC, compañía propiedad de Alejandro Burillo, que es el líder en este segmento con operaciones en 35 aeródromos.

El más reciente movimiento de Grupo Carso fue la compra del negocio de ejes ligeros de Dana, el gigante estadounidense de autopartes con ventas anuales superiores a $10,000 millones de dólares. Condumex, una de las subsidiarias más importantes del conglomerado de Carlos Slim, que en 2001 aportó 25% a sus ingresos totales, fue la encargada de negociar la operación. La adquisición de la unidad de negocios, en cuyo directorio participa Fernando Senderos de Desc, fue bien vista por los analistas financieros: ampliará la cartera de clientes del consorcio y, al consolidar sus números, el efecto al siguiente año serían ventas por $50 millones de dólares, es decir 4% de las de Condumex y 1% de los ingresos del Grupo estimados para 2003.
Ahora ve
No te pierdas