Adiós al comercio electrónico

La apuesta de IBM es por la integración de los sistemas corporativos.
Maurizio Guerrero

A principios de 2000, cuando muchos auguraban que el comercio electrónico cambiaría radicalmente los hábitos de compra, IBM presentó Websphere en el mercado mexicano, un software que permite a las empresas realizar transacciones electrónicas. El producto tenía como propósito ganar más clientes mediante un nuevo canal de venta.

-

Hasta ahora, el comercio electrónico al consumidor final no ha prosperado en el país. Los compradores tienen razones para desconfiar. Telmex asegura que de septiembre de 2002 a febrero de este año el cobro ilícito de llamadas de larga distancia durante la navegación en internet se ha incrementado en más de 1’000,000%; además, Visa señala que por cada $100 dólares vendidos mediante tarjetas de crédito, $0.15 dólares quedan en manos de defraudadores.

-

Por ello, la estrategia se llama ahora integración. Su objetivo es reducir los errores y el tiempo que lleva procesar información. En ese sentido, la multinacional presenta a Websphere como un software capaz de automatizar procesos completos que antes requerían de la intervención humana.

-

¿Qué tanto éxito tendrá este concepto? Por ahora, no mucho. En una encuesta realizada por IBM entre 33,000 firmas en todo el mundo, se detectó que sólo 5% se encontraban en una etapa avanzada de vinculación de sus sistemas.

-

En entrevista con Expansión, Peter Murchison, director de Software de Integración para América en IBM, charla sobre el comercio electrónico y las perspectivas de esta herramienta tecnológica.

-

¿Cree que el comercio electrónico pueda ser una realidad en países mayoritariamente pobres como México?
Soy muy optimista. Muchas agrupaciones están trabajando duro para hacer más segura la Red. Además, IBM comenzó a operar en México hace 76 años con los sectores bancarios y financieros, por lo que nosotros sabemos que sus transacciones representan dinero y les ofrecemos una gran seguridad. Si estos actores se sirven de internet para operar, ponemos a su disposición protocolos de alta seguridad.

-

En una economía de incertidumbre ¿considera que las ventas de un software como Websphere crecerán en México este año?
Por supuesto. Sentimos la presión del mal comportamiento de la economía, pero por otro lado muchas empresas pueden ver el valor que les ofrece hacer más negocios en la Red. Por supuesto, las decisiones que toman ahora son más lentas de lo que solían ser y mucho más cuidadosas.

-

¿Qué tanto ha avanzado la integración entre compañías mexicanas?
El gasto mundial en tecnologías de información crecerá durante 2003 apenas 1%; sin embargo, el gasto en México en middleware –software vinculante– enfocado a la integración crecerá este año alrededor de 20%. En Estados Unidos se registra un porcentaje similar. Y comparado con el resto de América Latina, México es uno de los países con más crecimiento en ese mercado.
 
Este software integrador es empleado por grandes corporaciones, pero ¿hay forma de que lleguen a las compañías medianas y pequeñas?
Nuestros sistemas principales van para grandes y medianos consorcios; sin embargo, tenemos versiones muy simples dirigidas a las pequeñas firmas. Ahora ofrecemos un producto que requiere menos recursos para ser instrumentado.

Ahora ve
No te pierdas