Adiós, Mr. Soros

George Soros cierra su hedge fund y con ello, la era de los superadministradores de fondos llega a su fin.
Katherine Burton y Roben Farzad / Bloomberg

El dinero puede ser algo aburrido. ¡Hay tantas denominaciones y tantas formas diferentes de ganarlo! Lo más interesante son las personas que lo arriesgan, y durante las últimas cuatro décadas nadie ha representado tan bien la imagen de la persona audaz como George Soros, dueño de Quantum Fund, famoso por apostar 10,000 millones de dólares (MDD) a que el Banco de Inglaterra devaluaría la libra esterlina. Con este negocio, Soros ganó 1,000 MDD y ahí comenzó la leyenda.

Ahora, Soros va a dejar de arriesgar el dinero de los demás. A finales de este año, su Soros Fund Management LLC no tendrá clientes externos por primera vez en 42 años. Este cambio pone punto final a un proceso que empezó en 2000, cuando Soros dejó de aceptar nuevas inversiones.

Hace cuatro años, el financiero delegó la dirección de su empresa en sus hijos Robert y Jonathan. El 26 de julio, luego de meses de debate, los tres hombres decidieron devolver menos de 1,000 MDD de los inversionistas ajenos a la familia y transformar la empresa en un fondo familiar para administrar los casi 25,000 MDD de George, su familia y sus fundaciones.

Hay dos palabras que resumen el motivo del cierre del fondo: Dodd-Frank. La ley exige a los fondos de cobertura que se registren en la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos y que brinden información sobre sus clientes, empleados y activos. Al devolver el dinero de los inversionistas externos, el Soros Fund Management escapa a esta disposición y a la pérdida de privacidad que la acompaña.

El retiro de Soros del escenario financiero es un indicador de cómo ha cambiado la industria -y de cuánto él ha cambiado a la industria- desde que abrió su primer fondo, en 1969, con 4 MDD de inversionistas y de sus propios ahorros. En aquel entonces, los fondos de cobertura brindaban sus servicios a personas ricas y los gerentes estaban en segundo plano. Nadie se molestaba en rastrear la cantidad de fondos de coberturas que existían, que son diferentes a los fondos mutuos porque ellos apuestan a los precios en baja y en alza de las acciones y de otros valores y pueden concentrarse en el dinero en una cantidad limitada de posiciones.

Tendencias económicas

Soros -un ‘macroinversionista' que aprovecha las tendencias económicas generales en vez de concentrarse en acciones o bonos individuales- fue uno de los primeros directores en dar visibilidad a la industria. Su casino era el mundo, y luego de su apuesta en 1992 en contra de la libra, los inversionistas y gobiernos se vieron obligados a prestarle atención. Cada vez que se desplomaba el precio de una moneda, surgían rumores de que Soros había estado apostando contra ella.

En enero de 1998, Soros viajó a Corea del Sur y se entrevistó con el presidente electo, Kim Dae-Jung. Su conclusión después de la reunión fue que el país necesitaba una reorganización de toda su economía. Si Corea del Sur hacía cambios, tales como fortalecer sus bancos y permitir a los extranjeros comprar participaciones mayoritarias en sus empresas, Quantum invertiría hasta 1,000 MDD allí. En los tres días siguientes, las acciones de Corea del Sur subieron 7%.

Tiempo después durante ese mismo año, Soros publicó un ensayo en el Financial Times aconsejando al gobierno ruso que devaluara el rublo de 15 a 25%. Los inversionistas tomaron esto como una señal de que Soros estaba vendiendo al descubierto la moneda, y calcularon que deberían apostar también a su caída. Los bonos denominados en rublos se desplomaron y cuatro días después el gobierno entró en suspensión de pago de su deuda. Soros perdió más de 1,000 MDD. Él tenía bonos y acciones rusas -no estaba vendiéndolos al descubierto-. Su inversión en Rusia tenía una finalidad mayor. "Sentía que si él era un bastión de la inversión en Rusia, otros lo seguirían y el ingreso de capital transformaría a la sociedad", dijo Robert Johnson, ex director ejecutivo de las empresas de Soros, al autor Sebastian Mallaby en una entrevista para su libro More Money than God (‘Más dinero que Dios'). "Hay un lado filantrópico en George que empezó a interferir con su lado especulativo".

Hazañas para Vanagloriarse

En parte gracias a Soros, hacia el año 2000 los fondos de cobertura estaban en pleno apogeo. Los activos de los fondos de cobertura llegaron a aproximadamente 1.9 billones de dólares a mediados de 2008.

Después de la quiebra de Lehman Brothers, en septiembre de 2008, los fondos de cobertura vieron cómo desaparecían más de un cuarto de sus activos mientras caían los mercados y los clientes retiraban su dinero. Si bien 1,471 fondos salieron del negocio, la abrupta caída no duró mucho: menos de tres años después, los activos de la industria han rebotado a 2 billones de dólares, superando el máximo de 2008.

Lo que todavía no ha regresado es la confianza ciega en la habilidad de los directores estrellas de rock. Con los cuestionarios de hasta 80 páginas que se ven obligados a completar para el gobierno federal como parte del proceso de registro, los directores de fondos de cobertura están siendo observados mucho más atentamente que en el pasado.

"Hay una tendencia cada vez más paternalista", dice Don Putnam, director ejecutivo de Grail Partners, "que se agrava con el exceso de regulación y la controversia que generan en el mercado los buenos inversionistas como Soros".

También los inversionistas están más atentos. Hace apenas unos años, los directores podían escribir una carta trimestral a los inversionistas para debatir temas de inversión y para ofrecer su informe de resultados. Ahora todos los fondos, entre ellos, John Paulson's Paulson & Co., brindan actualizaciones semanales sobre su desempeño; los clientes quieren saber qué está sucediendo.

Otros directores también han decidido pasar al negocio de las inversiones privadas, para así eludir el escrutinio de la SEC. El año pasado, Stanley Druckenmiller, quien trabajó para Soros durante 12 años como su director de Estrategia de Inversión, echó a sus inversionistas de su fondo Duquesne Capital Management.

En marzo, Carl Icahn devolvió 1,760 MDD informándoles a los inversionistas en una carta que "dada las corridas del mercado de los últimos dos años y nuestra constante preocupación por la perspectiva económica, sumadas a las recientes tensiones políticas en Oriente Medio, no quiero ser responsable por mis socios en una nueva posible crisis de mercado".

Hazañas

En 2007, mientras su hijo Robert era el presidente ejecutivo de Inversiones y se expandía la crisis de las hipotecas de alto riesgo, Soros asumió la gestión del fondo que por entonces administraba 17,000 mdd. Quantum tuvo una tasa de rendimiento de 32 % en ese año, y gran parte de sus ganancias se originaron en la subida de las acciones de China e India. Al año siguiente, el fondo logró un rendimiento de 8%, cuando la mayoría de los fondos de cobertura tuvieron pérdidas de aproximadamente 19%. Entre 1973, cuando Soros inició su propia firma, y a finales de 2010, Quantum obtuvo 35,000 mdd en ganancias, sin comisiones, según estimaciones de lch Investments.

En una entrevista en el Foro Económico de Davos, Suiza, en enero de 2008, Soros acusó al ex presidente de la Reserva Federal Alan Greenspan de "mantener tasas de interés extremadamente bajas" e "ignorar los peligros en el mercado de la vivienda".

En una entrevista con Bloomberg News ese mismo año, atribuía los orígenes de la crisis a la llegada al poder del presidente Ronald Reagan y de la primer ministro Margaret Thatcher en Reino Unido en 1980. Durante esos años, el préstamo creció exageradamente y la regulación sobre los bancos y los mercados financieros se volvió menos rígida, dijo.

Soros volvió a involucrarse en la administración de los fondos, de acuerdo con dos personas que conocen la firma. Esta vez fue para decirles a sus hijos que Keith Anderson, el director ejecutivo de Finanzas, debía irse.

Anderson es el tercer operador, entre ellos, uno de los hijos de Soros, en dejar ese puesto desde 2000. Si bien Anderson era popular entre los empleados, el desempeño del fondo no ha resultado tan exitoso en los últimos 18 meses. En la primera mitad de este año, Quantum perdió aproximadamente 6%, luego de ganar 2.5% en 2010. Otros fondos han logrado una rentabilidad de 5.6% en los últimos 18 meses, según Hedge Fund Research, una empresa que recaba datos de la industria.

Casi por todo el tiempo que ha estado generando dinero, Soros también ha estado haciendo donaciones. En 1979 inauguró su primera fundación, the Open Society Fund, cuando administraba unos 100 MDD y su riqueza personal llegaba a aproximadamente 25 MDD. Su meta inicial era financiar becas para estudiantes universitarios negros de Sudáfrica y proporcionar estipendios para que los disidentes de Europa oriental pudieran estudiar en Occidente.

Literatura disidente

En este momento, Soros financia una red de fundaciones que opera en 70 países alrededor del mundo, desde Estados Unidos hasta Montenegro, Sudáfrica y Haití. Su dinero compró  máquinas Xerox para ayudar a difundir la literatura disidente en la era del dominio soviético sobre Hungría, para capacitar a los periodistas birmanos que reportaban la caída de la dictadura militar en 2007 y para los primeros programas de libertad condicional de Baltimore.

"Soros ha sido extremadamente generoso y ha sido muy valiente en sus decisiones de toma de riesgo también en el  trabajo filantrópico", dice Aaron Dorfman, director ejecutivo del National Committee for Responsive Philanthropy, de Washington. En un principio, Soros no quería que sus fundaciones filantrópicas lo sobrevivieran. Sin embargo, cambió de parecer y decidió que cerrar las fundaciones "sería un acto de egoísmo extremo".

Para Soros, abandonar la filantropía parece ser algo más difícil que alejarse de la gestión del dinero de otras personas. "Mi éxito en los mercados me ha dado mayor independencia que a la mayoría de las personas", escribió el financiero. "Esto me obliga a adoptar una posición frente a temas controversiales cuando otros no pueden hacerlo, y el hecho de tomar estas posiciones ha resultado en sí una fuente de satisfacción".

NUEVAS REGLAS

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El regulador del sistema financiero de EU adoptó nuevas reglas para fondos como el que administraba Soros.

  • Los administradores de fondos con más de 150 MDD en activos deben registrarse ante la SEC y dar reportes de información adicional.
  • La fecha límite para registrar estos fondos es el 30 de marzo de 2012.
  • Los fondos que ya están registrados y tienen menos de 125 MDD ahora serán regulados por las agencias estatales.
  • Las medidas no serán aplicadas para los fondos de capital de riesgo.

Fuente: SEC.

Ahora ve
Ed Parker sorprende por su forma de jugar tenis a los 90 años
No te pierdas
×