Aguascalientes <br>En el jardín del ed?

Así se sienten los empresarios que han llegado a Aguascalientes, el pequeño coloso del centro capa

Se trata de sólo 0.3% del territorio nacional. Pero esta entidad ha logrado despertar el interés de 4.6% de la inversión extranjera directa a México y su participación en el Producto Interno Bruto (PIB) nacional es ya de 0.73%. Y aumenta cada año. Sus ventajas competitivas dejan fuera de la carrera a los estados vecinos y, no obstante que su gente dispone de indicadores de bienestar por encima de la media nacional, el objetivo más próximo es poner orden a dos décadas de crecimiento sostenido.

-

“Si México tiene suerte, su futuro será como el de Aguascalientes”, dijo recientemente en un reportaje el diario The Wall Street Journal.

-

¿A qué se refería el prestigiado diario neoyorquino?

-

Al conjunto de indicadores que le convierten en uno de los estados mexicanos que más destacan en el campo económico. Sus elevados índices de industrialización, comunicaciones y educación han creado las condiciones para la fermentación de un caldo de cultivo que se llama bienestar generalizado.

-

El casi millón de habitantes que tiene Aguascalientes, más de la mitad menor de 20 años, es el grupo de la población mexicana que está en el primer lugar en cuanto a índices de vivienda con agua potable (98%), drenaje (94%) y electricidad (97%). A pesar de la crisis del 95, sus niveles de consumo aumentaron. Tres cuartas partes de ellos son propietarios de sus viviendas. Y el índice de alfabetismo es de 94%, cuatro puntos por encima de la media nacional.

-

La conclusión a estas cifras la ha dado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) en un documento titulado “Atracción de Inversión en México”. La institución ofrece un esquema de “atractividad” (capacidad para atraer capitales internos y externos) que es resultado de un análisis comparativo de factores económicos, geográficos, sociales y políticos. En el ranking final, Aguascalientes aparece en cuarto sitio de los 10 estados más recomendables para hacer negocios. Sólo detrás de Baja California, Nuevo León y Querétaro, en ese orden.

-

EL BABY BOOM
Originalmente tierra de tribus nómadas, fueron los conquistadores españoles los que fundaron los primeros asentamientos formales, como la Villa Rica de Nuestra Señora de la Asunción de las Aguas Calientes, a mitad del siglo XVI. Tan difícil nombre quedó limitado a Aguascalientes cuando México rompe lazos con la Corona Española y comienza la vida emancipada del estado.

-

Tras la Revolución, la entidad ganó notoriedad por su intensa actividad agrícola. Pero a partir de los 70 Aguascalientes ha registrado fuertes transformaciones sociales y económicas.

-

En términos económicos, las políticas gubernamentales decidieron que el campo no era el mejor camino para un futuro brillante y decidieron apostar por la industria manufacturera y de servicios. Sólo quedan algunos resabios del glorioso pasado agricultor del estado. Salvo un par de excepciones de agroindustrias, ya nadie podría decir que Aguascalientes tuvo alguna vez importantes extensiones de tierras dedicadas a diversos cultivos y a la crianza de vacas y ovejas.

-

Las razones del cambio fueron la escasez de agua, la erosión del suelo y los limitados recursos naturales de la entidad. Motivos que se vieron reforzados por un acelerado crecimiento demográfico. Los cálculos señalan que la población total del estado se ha duplicado en menos de 25 años, que 75% de los habitantes hoy son menores de 34 años y que 80% de ellos viven en comunidades urbanas. El baby boom continúa, pues la entidad aún reporta los índices de natalidad más altos del país. Mientras el resto de México tiene una tasa anual de crecimiento demográfico de 1.8%, en Aguascalientes es de 2.6%.

-

Y además, la calidad de vida también puede ser cantidad de vida. Un habitante del resto de México puede aspirar a 71 años de vida. Si vive en Aguascalientes, a 76.

-

LOS MARAVILLOSOS 90
Una de las más sólidas experiencias económicas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) puede ser la política de industrialización que puso en marcha en Aguascalientes hace ya casi cuatro lustros.

-

El cambio de rumbo hacia la industrialización dio un segundo aire a la economía del estado que en las dos últimas décadas arroja un incremento promedio en el Producto Interno Bruto Estatal (PIBE) del 6.7% anual, mientras que el índice nacional fue de 3.8%

-

En esos años, el crecimiento del sector industrial ha sido el más sorprendente para los analistas. La participación de este sector en el pibe es de casi 30% y consumiendo sólo 3% del agua disponible, el bien más escaso y disputado de la entidad.

-

Sin embargo, hay casos exitosos de empresas agropecuarias que se han transformado en industrias. La Huerta, un negocio familiar con casi medio siglo de existencia, que dirige José Arteaga, tuvo que reducir de 20 a seis los litros de agua por cada kilo de verdura que produce. Para la empresa, que exporta 50% de su producción, el campo es viable si está dispuesto a sumergirse en la dinámica industrializadora.

-

Otro ejemplo es Nutrypollo, procesadora de aves que, tras sufrir un fuerte descalabro en sus finanzas cuando cayó el consumo en 1995, nunca dejó de echar al mercado dos millones de pollos diarios, conservó íntegra su plantilla de 800 trabajadores y siguió con sus planes de modernización tecnológica: “Estábamos convencidos de que lo malo pasaría. Y si nos hubiésemos justificado de que por la crisis no íbamos a invertir en tecnología y recursos humanos hoy estaríamos en la quiebra”, dice César Joel Quezada, gerente de la empresa.

-

Para algunos agricultores locales no tiene por qué ser necesariamente así. Óscar Lara, gerente de Cavas de Fontenac, recuerda que en las épocas de bonanza del agro aguascalentense llegaron a existir 400 empresas vitivinícolas. Hoy sólo quedan cuatro. Languideciendo y resistiéndose a morir, los vitivinicultores rechazan las tesis gubernamentales de la inviabilidad de la vid en la región. “La Huerta gasta más agua que nosotros cuatro juntos”, señala uno de ellos. Se trata, dicen, de “apoyos selectivos a empresas que no siguen criterios de igualdad”. El gobierno se limita a contestar: “Una empresa que no es competitiva tiende a desaparecer.”

-

Como quiera que sea, los 90 han dejado para la economía del estado más que satisfacciones. Los sustos que provocó la caída de la economía nacional a finales de 1994 pronto fueron resueltos.

-

“Distinguimos los productos que se pudieran vender en el extranjero y decidimos que no íbamos a jugar a tirar tiros de escopetas, sino de precisión”, señala Carlos Lozano, director general de la Comisión Estatal de Desarrollo Económico y Comercio Exterior (CEDECE).

-

Renuente a aplicar un programa de choque anticrisis, Lozano optó por intensificar el trabajo y la experiencia de más una década que había reunido en su trabajo de diseñar las estrategias industrializadoras en Aguascalientes.

-

Los tres últimos gobiernos han confiado en la visión de Lozano para conducir las políticas económicas que en esta década consistieron en agotar todas las instancias y los recursos necesarios para invitar a inversionistas nacionales y extranjeros a probar las bondades que ofrecen las tierras hidrocálidas. Es por eso que los representantes de las cámaras locales están convencidos de que, más que un trabajo del PRI, el mérito debe adjudicarse a Lozano.

-

El administrador señala que, una vez que llegó a la CEDECE, se percató de que la clave del éxito desarrollador pasa por tres ejes: la infraestructura de la ciudad, la visión de estado y la forma de “colgarse” al concepto nacional: “No sé si el modelo que aplicamos hace 20 años aquí sea el más adecuado. ¿Cuántos años durará? Tampoco lo sabemos. Lo que sí creemos adecuado es estar con el modelo que está funcionando en el mundo. ”Para “aterrizar” estas ideas, el equipo económico del gobierno decidió impulsar el crecimiento del estado con base en dos sectores industriales. El primero de ellos agrupa a las actividades fabriles tradicionales como los artículos metálicos, textiles y la maquila. En el segundo grupo quedan las estrellas de la industria local: la automotriz y la de componentes electrónicos.

-

La gran mayoría de estas empresas se ha asentado en Aguascalientes en los últimos 20 años y todas tienen un perfil exportador. Un caso emblemático es Burgundy Interamericana, maquiladora de ropa que destina su producción al mercado estadounidense. Para Salvador Rodríguez, su gerente, las grandes ciudades mexicanas (aunque estén en la frontera norte) ya no son atractivas por estar “excesivamente burocratizadas, además de ser en extremo inseguras”.

-

Cydsa también piensa igual y no se intimida por la reducción de 15% en sus actividades que ha tenido este año a raíz de la crisis asiática. La empresa regiomontana ha decidido hacer de Aguascalientes el centro de producción de hilos más importante del país. Para lograrlo, en los dos últimos años ha invertido $20 millones de dólares. La mitad para desarrollar un centro de tecnología textil y el resto para reavivar a las empresas textiles que adquirió (Grupo San Marcos) y a través de las cuales se hizo de presencia en el estado.

-

En el segundo grupo de empresas está Nissan, centro neurálgico de la economía hidrocálida. Aunque siguen una estricta política de no revelar datos, reconocen que su plantilla de 5,000 obreros controla el sístole y diástole de la economía estatal. Principalmente exportadora, la automotriz tiene en suspenso a muchos por los constantes paros técnicos, de hasta tres semanas, que viene realizando desde que la economía asiática se hizo polvo.

-

Los que duermen más tranquilos son los ejecutivos de empresas como Xerox, cuya planta en esta entidad está reconocida como la que ha logrado los más altos índices de productividad y calidad en el mundo. Texas Instruments también se dice satisfecha con los resultados obtenidos en su planta de Aguascalientes, “la más importante fuera de Estados Unidos”, confiesa Don Hutcherson, el director general de la productora de semiconductores y componentes electrónicos que piensa invadir el mercado latinoamericano con sus productos.

-

Hoy estas industrias participan con 85% del pibe manufacturero y son la principal fuente de empleo, ya que tres de cada 10 empleados perciben sueldo de estas compañías.

-

Como muestra de que el modelo ha funcionado, el más reciente informe que emite el gobierno del esta do revela que el monto total de la inversión extranjera acumulada en Aguascalientes de 1980 a la fecha ascienda a $2,800 millones de dólares. Una cantidad que pocas entidades de la federación pueden presumir.

-

UN MUNDO RARO
Aguascalientes, como lo indica el estudio del ITESM, ofrece un marco económico y social óptimo para los capitales ansiosos de florecer en tierras seguras.

-

“En realidad se trata de un lugar excepcional dentro de México”, dice Hutcherson, cuya empresa descartó a estados como Nuevo León, Querétaro y Baja California para establecer una compañía que requiere de mano de obra altamente calificada y que se adapte a las necesidades de una productora de componentes electrónicos.

-

Al igual que Texas Instruments, Xerox, Burgundy, Cydsa y Nissan elogian el desarrollo educativo alcanzado en la entidad. Casi 10 puntos porcentuales separan a Aguascalientes del resto de México en cuanto a índices de alfabetismo y de población con instrucción superior a primaria.

-

A las siete universidades ya existentes se suma el plantel que el ITESM abrió en agosto pasado y que fue resultado de una encuesta nacional que el instituto aplicó a empresarios y académicos. El ITESM quería saber si era necesario abrir un plantel nuevo (cuando dejó de hacerlo en 1985) y en qué ciudad debería estar localizado. El resultado fue que sí y que el sitio debía ser Aguascalientes. El estado más céntrico del país resultó favorecido por encima, incluso, de la misma Ciudad de México, donde la institución se olvidó del proyecto que tenía para abrir un campus en Santa Fe: “El objetivo era contribuir verdaderamente al desarrollo de una región. Si sólo hubiéramos querido traer más alumnos, el proyecto de Santa Fe nos garantizaba tener 8,000 alumnos en cinco años, cifra que no alcanzaremos en Aguascalientes en 20”, explica Víctor Gutiérrez, rector del nuevo plantel.

-

El caso del Tec ilustra lo que ha sido la política educativa de los tres últimos gobiernos hidrocálidos: “No queremos alumnos, queremos egresados. Y queremos que no salgan a buscar empleos, sino que generen los propios”, dice Gutiérrez. La base de esta filosofía está en que, una vez altamente industrializada la entidad, ya se requiere de pequeñas empresas que provean de servicios a los colosos industriales. Además, el fortalecimiento de la instrucción profesional evitará la “fuga de cerebros” hacia entidades con mayor infraestructura universitaria.

-

Otra ventaja competitiva que ha sido determinante en el avance de Aguascalientes es su privilegiada situación geográfica. Ubicarse en el centro del país y con una red de 2,100 kilómetros de carreteras, dicen los empresarios, les permite desarrollar estrategias de distribución eficientes, además de tener a los proveedores (aún insuficientes en el estado) a menos de 500 kilómetros de distancia.

-

La infraestructura industrial descansa en seis de los más modernos parques industriales de la república, que cuentan con todos los servicios requeridos por las empresas. Si todo ello fuera poco, en tales parques laboran obreros que desde hace 30 años no saben lo que es una huelga.

-

Ese feliz maridaje entre trabajadores y patrones responde a una política de ganar-ganar impuesta por un líder sindical para el cual no había peor empresa “que una empresa cerrada”.

-

David Cisneros, director de recursos humanos de Xerox, dice que la empresa debe tener un comportamiento ético y de respeto al trabajador: “Cuando la empresa propone objetivos a sus trabajadores y éstos responden, debe dárseles lo que merecen. He visto que en algunos casos, cuando las empresas comienzan a ganar, ocultan los resultados. ¿Con qué fines?, con los de no darles a los trabajadores lo que merecen. Eso no es ético...”

-

Según los empresarios, las buenas relaciones con los trabajadores también son posibles gracias a que ellos reciben, a su vez, un trato amable del gobierno local. La mano blanda del gobierno, innecesaria a ojos de los académicos consultados, consiste en la no existencia de impuestos estatales a las actividades productivas y sí descuentos en los impuestos predial, de adquisición de bienes inmuebles y otros trámites oficiales.

-

LA VIE EN BLEUE
A pesar del inmejorable contexto económico, la población hidrocálida decidió el pasado 2 de agosto que el panorama político de la entidad se tiñera por completo de azul. El Partido Acción Nacional (PAN) no dejó nada en manos de priístas: gubernatura, alcaldía de la capital y congreso local estarán muy pronto en manos panistas. Así, el centro del país conformará el bloque conservador con el PAN en el gobierno de los estados de Jalisco, Guanajuato, Querétaro y Aguascalientes.

-

Y hasta ahora, los políticos priístas fatigan largas horas en deducir qué fue lo que pasó. Campañas, candidatos, estrategias... todo está en tela de juicio.

-

Para el gobernador saliente, Otto Granados, se trata de una añeja tradición conservadora que en 1998 se atrevió a dar la cara. Para los representantes de las cámaras de comercio locales, más bien fue la expresión del rechazo a las políticas que venían del centro: “Ya no queremos aspirinas para la economía llamadas Pronasoles o Fobaproas...”

-

Lo que sí preocupa al empresariado es que, una vez que comiencen a experimentar “la vida en azul”, aparezcan los revanchismos políticos y los éxitos alcanzados por el equipo de Lozano se desechen. Hutcherson, de Texas Instruments, les conmina a la calma: “Los cambios en la economía estatal son irreversibles”, afirma con un gesto inalterable.

-

“Que sea lo que Dios quiera”, dice, con un innegable aire religioso, un empresario convencido de que el PAN desmantelará la infraestructura económica erigida por el PRI.

-

FACTURAS PENDIENTES
El desarrollo regional, con ciudades medias que ofrezcan una mejor calidad de vida, es el futuro económico más viable para México. Tal fue, para los académicos, el punto medular de la visionaria política económica aplicada en Aguascalientes desde hace dos décadas.

-

Ahora toca al gobierno de oposición la nada sencilla tarea de reorganizar la industrialización y darle un mayor apoyo a las medianas y pequeñas empresas: “El desarrollo no debe darse sólo a través de grandes empresas multinacionales, porque estas empresas llegan sin compromiso con la región”, señala Gutiérrez, del ITESM. Pone como ejemplo a Nissan, que para establecer su planta en el estado cerró la que tenía en Centroamérica, dejando a miles de trabajadores en la calle.

-

La modernización de la planta industrial es también una de las asignaturas pendientes. El alto grado de dependencia tecnológica podría disminuir la acelerada industrialización del estado: “Prefieren (los empresarios asentados en la entidad) comprar tecnología que desarrollarla y no hemos encontrado la forma de venderles la idea de que lo que desarrollamos les va a beneficiar.

-

Algunos ejemplos nos alientan: ya hay empresas que han roto con sus socios tecnológicos con nuestro respaldo”, dice Juan Carlos Jáuregui, director del Centro de Investigación y Asistencia Técnica del Estado de Querétaro (CIATEQ), una asociación civil que ofrece a las empresas de la región los servicios de desarrollo de tecnologías para la actualización de la planta productiva.

-

En lo que académicos, gobierno y empresarios coinciden es en que para Aguascalientes los tiempos de venderse barato ya pasaron: “La ventaja de los servicios y la mano de obra baratos va a ser efímera”, dice Adrián Martínez, director general de Cydsa Hilaturas. El hecho es que el estado “está llegando al punto en el que las empresas básicas se van a otras partes donde la mano de obra es más barata y abundante”, apunta Rodríguez.

-

Esta recomposición de la industria local provocará también que pronto se piense en otro tipo de actividades económicas: “En el futuro, el estado puede ser un gran prestador de servicios”, piensa Lozano. La ubicación geográfica y la calidad de vida pueden atraer empresas que ya no puedan seguir creciendo en lugares como el Distrito Federal, Guadalajara o Tijuana. Grupos financieros, hospitales y universidades pueden ser el próximo objetivo de los gobiernos hidrocálidos.

-

Lo importante para que este jardín del edén no se convierta en un desolado traspatio es analizar el estado actual de la mano de obra, los servicios, la infraestructura, los recursos y reorganizar el camino a seguir en las próximas dos décadas. Miguel Arreola, gerente de planta de la empresa procesadora de alimentos Sabormex, dice tajantemente: “Ahora tenemos que organizar la industrialización. No dejarla como un caballito desbocado, ni frenarla en seco. Darle un rumbo, pues...”

Ahora ve
No te pierdas