¡Al ataque!

Juguetes bélicos: moda de la industria estadounidense para la próxima navidad.
Cynthia Barrera

En la Feria Internacional del Juguete de Nueva York, miles de productores apuestan por un entretenimiento poco rebuscado y a precios accesibles, con el fin de amortiguar la recesión económica que afecta a Estados Unidos.

- -

En 2001 las ventas de productos tradicionales –figuras de acción, manualidades, muñecas, juegos de mesa y peluches– alcanzaron $25,000 millones de dólares, un crecimiento de 2% respecto al año anterior. Si se consideran los juegos de video, la cifra total sumó $34,400 millones de dólares.

- -

En el ocaso del año pasado, el consumo fue impulsado por los atentados del 11 de septiembre, que fomentó la compra de juguetes como distracción; muchos fabricantes capitalizaron el sentimiento patriótico.

- -

A viejos conocidos como GI Joe, de Hasbro, y Max Steel, de Mattel, se unieron nuevos héroes: bomberos y policías ayudaron a empujar 36% las ventas, en comparación con 2000, en el rubro de figuras de acción. Esta feria es el escaparate perfecto para encontrar los productos que se convertirán en la sensación de la próxima temporada navideña.

- -

Liam Cusack, coordinador de licencias para Dragon Models, de Hong Kong, tiene uno de los puestos más visitados del evento. Su compañía produce la línea Live from Afghanistan Frontline: American Freedom Fighters, muñecos que reproducen hasta el mínimo detalle del atuendo, armas y equipo de los soldados estadounidenses que luchan en Afganistán. Inclusive tiene un modelo con rasgos hispanos, José Santiago, quien "combate" al norte de la nación árabe. Estas figuras tienen un precio que oscila entre $35 y $40 dólares. "Es un buen momento para sacar este tipo de artículos", afirma el ejecutivo. ¿Y Osama para cuando? "No creo que eso pase," dice sonriente.

-

Ahora ve
Un voluntario cuenta lo que pasó por su mente tras el sismo en México
No te pierdas
×