Alarma en la siderúrgica

-
Lucía Pérez Moreno

Tras años de inflar su deuda y de operar con márgenes bajos, la bomba estalló. AHMSA, la mayor siderúrgica integrada de México, falló en un pago de deuda de $39 millones de dólares. Tras la noticia, sus títulos se fueron a la baja, arrastrando a otras siderúrgicas, como Tamsa e Hylsamex. Varias calificadoras de deuda bajaron la recomendación de AHMSA, argumentando que la empresa tendrá dificultades para reestructurar su deuda este año debido a la falta de un plan coherente. AHMSA contrató los servicios de una empresa especializada en finanzas, Blackstone Group, con la cual diseñará un plan. Debe unos $1,800 millones de dólares y tiene vencimientos de $163 millones en 1999 y de $158 millones el 2000.

-

La situación de AHMSA es tan compleja que su presidente, Alonso Ancira, renunció para dedicar tiempo completo a buscar un socio estratégico. Ancira negoció con Hylsamex, del grupo Alfa, y con Imsa para formar una fusión local, pero como no hubo acuerdo, buscará por otro lado. Con miras a elevar sus posibilidades de asociación con algún poderoso grupo extranjero, Ancira rechazó un crédito que le había ofrecido Bancomext por $75 millones de dólares para proyectos de exportación. El puesto de Ancira fue ocupado por José Domene, ex director de la división internacional de Cemex.

-

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Desde el año pasado, la empresa había sufrido una pérdida de utilidades debido al desplome de los precios internacionales del acero, que retrocedieron en algunos productos hasta en 50%. También le afectó la competencia desleal del acero de Asia y Europa Oriental. Este año se había propuesto reunir $320 millones de dólares, con la venta de algunos activos. En febrero, entregó a Grupo Imsa su planta de prepintado y galvanizado, por $105 millones de dólares y tenía en mente vender otras plantas de tratamiento de agua, oxígeno y coque. Al no encontrar buenos compradores, su plan se vino abajo. Dado que está en situación crítica, tendrá que continuar recortando personal y gastos, mientras encuentra un socio que le ayude a sobrevivir este año y avanzar hacia el nuevo milenio.

-

Ahora ve
El secretario de prensa de Trump, Sean Spicer, renunció
No te pierdas
×