Algo está podrido en México

-

En esta década aún se refleja la larga tradición de intercambio comercial y de inversión entre México y la Gran. Bretaña una de las siete potencias económicas del mundo y de las más dinámicas de Europa.

-

Actualmente, el Reino Unido es el segundo país que invierte en México, después de Estados Unidos, con un monto acumulado de inversión directa, hasta junio de 1995, de $3,772.2 millones de dólares; es decir, 6.7% del total acumulado, según datos de la Secretaría Comercio y Fomento Industrial (Secofi).

-

No pasa lo mismo con el intercambio comercial, en donde la Gran Bretaña baja hasta el lugar número 12. El flujo registrado indica un intercambio no mayor a $1,000 millones de dólares -menos de 1% del total del comercio internacional de México- en 1994, año récord Comercio Bilateral.

-

La famosa triangulación
Andrés Rozental embajador mexicano en la Gran Bretaña, puntualiza que cuantificar los flujos exactos es muy complicado por la triangulación comercial que se da a través de empresas estadounidenses, asociadas a las británicas, De hecho, el principal puerto de operación para dichas exportaciones a México es Houston, Texas, y no Veracruz: del primero se transportan los productos por vía terrestre y en la aduana se registran como exportaciones de Estados Unidos. Por su parte, las exportaciones mexicanas pasan muchas veces por Houston hacia Rotterdam, en Holanda, para luego llegar a la Gran Bretaña, apunta Luis Felipe Vilches, subconsejero comercial mexicano.

-

Lo mismo sucede en muchos casos con las inversiones: "Beecham, farmacéutica británica, está asociada a Smith Kline, estadounidense. Como alianza invierte en México y acaba de trasladar sus operaciones de Filadelfia a nuestro país para instrumentar su estrategia hacia el continente americano. La inversión se considera estadounidense aunque tenga un principal componente británico", ejemplifica Rozental.

-

David Cadwalladel, encargado de Promoción de Exportaciones y Negocios en México del Departamento de Comercio e Industria británico, apunta la coincidencia entre la opinión de la misión mexicana y de las autoridades del Reino Unido. Ambas estiman que la cifra real de comercio e inversión entre ambos países es dos o tres veces mayor de lo que se informa y está distorsionada por el fenómeno de la triangulación.

-

Sin embargo, en la tradición de negocios británico-mexicana puede corroborarse que "la mayoría de las principales empresas del Reino Unido, como ICI, Zeneca, Glaxo-Wellcome, Allied Domecq, Cadbury Schweppes, British Petroleum, British Airways, Unilever, British Steel y Swannenberg, por mencionar algunas, ya están asentadas en México", según el embajador mexicano.

-

A través de las franquicias, en años recientes también han llegado al país marcas famosas. Entre ellas, las de ropa Aquascutum, Burberrys y Laura Ashley; en artículos de aseo personal, The Body Shop, y en comida preparada, Hard Rock Café y la recientemente britanizada Háagen Dazs. Laura Asliley se retiró momentáneamente del país para reestructurar su posición de mercado, pero planea reinvertir en México dentro de un gran plan de expansión regional hacia Latinoamérica, de acuerdo con Nick Markham, gerente de franquicias de la firma. Aunque algunas inversiones representan montos pequeños, son parte del auge de inversión generado en 1993 y 1994 y que por la crisis mexicana se detuvo un poco.

-

El seguimiento es muy importante
Este auge inversionista se produjo tras la misión comercial a México de 25 de los principales hombres de negocios de la Gran Bretaña, en 1993, que presidió el entonces Ministro de Comercio e Industria, ahora viceprimer ministro, Michael Heseitine. Así, 1994 fue "el año récord de la inversión británica en México y del comercio bilateral, gracias al empuje de los hombres de negocios ingleses", señala Rozental.

-

Con él coincide el Consejero ComerKil de Bancomext *en Londres, Fernando Estandía, quien observa, empero que: "nuestros exportadores hacen sus viajes iniciales de contacto, pero les falta dar seguimiento". Cadwallader subraya que el seguimiento es como una regla de oro cuando se trata de hacer negocios con el Reino Unido pues los empresarios británicos esencialmente piden certeza y constancia en el trato comercial.

-

Según Bancomext entre las oportunidades comerciales para los mexicanos están los alimentos frescos y procesados, muebles, textiles, materiales para construcción, productos químicos y artículos de regalo.

-

En cuanto a inversiones inglesas en México, existen muchos nichos de interés, a pesar de la crisis. Por ejemplo, en os sectores que están siendo privatizaos, que son muy atractivos. Es el caso de a petroquímica, "donde Royal Dutch/Shell Group será uno de los principales actores, si no el más importante", según embajador mexicano. Shell es una empresa con cuatro décadas en México e invertirá varios millones de dólares para mercado de artículos para autos y lubricantes en este año, informó Hesket Streeter, presidente de la Cámara de Comercio Británica.

-

Otro nicho es la energía eléctrica, en el que está interesada la compañía International Power Systems, resultante de la asociación entre Rolls Royce y el conglomerado de compañías de luz inglesas National Grid.

-

Asimismo, con la construcción y privatización de aeropuertos en México, la British Airport Authority y los administradores del aeropuerto de Manchester están en pláticas con autoridades mexicanas y el sector privado para asesorar en los procesos de privatización y en su posterior construcción.

-

Dentro de las grandes inversiones, los británicos poseen una importante ventaja comparativa en el tratamiento y distribución de agua. Así, la privatización de estos servicios ha interesado a seis empresas del rubro, asociadas con grupos mexicanos, entre otras: Northwest Water participa con Grupo Gutsa; Thames Water, en la privatización de estos servicios en la ciudad de México; y Bowater maneja el servicio de agua potable en Puerto Vallarta.

-

Los británicos, consolidándose otra vez
Streeter señala otras inversiones británicas recientes, como las de la azucarera Tate & Lyle que, además de ser la más grande refinadora del mundo, ahora refina en México alrededor de 10% del consumo total a través de los ingenios que compró y producirá fructuosa para exportación desde Guadalajara, generando cerca de 5,000 empleos.

-

Cadbury-Schweppes, tras comprar la División Aguas Minerales de FEMSA, se ha ido expandiendo y consolidando en el mercado de bebidas embotelladas, ocupando el tercer lugar en ventas; en 1992 invirtió $25 millones de dólares y el año pasado consolidó su posición con la compra de Orange-Crush, manteniendo 4,000 empleos en México.

-

GPT Telecommunications inició el año pasado su presencia, con una inversión de $4.5 millones de dólares, para la producción de unidades de videoconferencia -que le han generado $10 millones de dólares en ventas en el mercado mexicano-.

-

Otras inversiones recientes -y menores- que registra Bancomext son las de: Courtau1ds, que invirtió en Aguascalientes casi $5 millones de dólares en una fábrica de lencería y creará 100 empleos directos; Morgan Crucibles, que aunque tiene 25 años en México, el año pasado aumentó su capital en $1.2 millones de dólares para su planta en Toluca desde donde exporta crisoles; Sherwood, que sé estableció en Zacatecas con $2.3 millones de dólares y que producirá bajo la razón social Encajes de Jerez; Albright & Wilson, que produce ácido fosfórico mediante una coinversión de $58 millones de dólares con Troy de México.

-

Otro sector importante en el país para los británicos es el automotriz, aunque su presencia se manifiesta sobre todo en la producción de autopartes. Una de las últimas inversiones fue la de la compañía Jolinson Matther, que invirtió $7.5 millones de dólares en su planta de Querétaro para fabricar convertidores catalíticos para Chrysler de México.

-

Por el precio de la mano de obra y las materias primas y por su cercanía al más grande mercado de exportación, "el Tratado de Libre Comercio ha funcionado como imán", dice el embajador Rozental, y aunque muchas compañías británicas suelen considerar al país sólo como un punto de inversión para maquila, "México tendrá que verse como el lugar clave de lanzamiento de productos en Norteamérica", concluye Nicholas Scheele, presidente de Jaguar y ex director de Ford en México.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Los Editores

Ahora ve
Elon Musk presume Roadster, el auto deportivo eléctrico de Tesla
No te pierdas
×