Aún late el corazón del dinosaurio

Lejos de quedar aletargado, el tricolor mutó y hoy está de vuelta en el ruedo. ¿Qué hará ahora

Destrozado por haber perdido la presidencia hace tres años, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) parecía caer de la omnipotencia al olvido, anacrónico, fuera de contacto con la clase media mexicana y visiblemente corrupto.

-

Pero el PRI se ha recuperado con mucha fuerza de la paliza propinada por Vicente Fox y el PAN durante los comicios del 2000. Roberto Madrazo, su actual dirigente, se las arregló para mantener unidas las fracciones feudales y lograr un resurgimiento sólido en las últimas elecciones nacionales. "El país está despertando al lado de un dinosaurio que no ha muerto", escribió la analista política Denise Dresser en Reforma.

-

La sorpresiva y fuerte reaparición del PRI, motiva tres preguntas: ¿cómo regresó de su aplastante derrota en el 2000? ¿Qué hará el partido con su crecido poder y responsabilidad? ¿La victoria convierte a Madrazo en el candidato para el 2006?

-

El resurgimiento del PRI es visible de forma más clara en el estado de Nuevo León, donde perdió la carrera por la gobernatura hace seis años. Esta vez, Madrazo actuó como intermediario de paz entre los contendientes dentro del partido, llevó a cabo la elección preliminar abierta y le arrebató el estado al PAN.

-

El PRI "aprendió cómo tocar las puertas otra vez", dijo Ricardo Canvati, quien perdió los comicios primarios por la candidatura del partido contra José Natividad González en noviembre, antes de que Madrazo lo persuadiera de pugnar por la alcaldía de Monterrey.

-

El cambio más grande, por lo menos en imagen, fue la nueva apertura del tricolor durante el proceso de comicios primarios abiertos para seleccionar al candidato del partido, en tanto que el blanquiazul mantuvo convenciones nominales cerradas.

-

"Lo que anticipo, tristemente, es que la parálisis continuará. Esto es menos un triunfo del PRI que un desastre para Fox y el PAN", dijo Carlos Elizondo Mayer-Serra, director del Centro de Investigación Económica y Enseñanza. De igual forma, Armand Peschard-Sverdrup, jefe del Proyecto México en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales con base en Washington, advirtió que las ganancias del PRI son de alguna manera engañosas por el bajo resultado de 41%. "Fox ha hecho increíbles incursiones para incrementar la transparencia y la responsabilidad en el gobierno mexicano. Pero esos no son beneficios tangibles que se traducen en victorias electorales", dijo Peschard-Sverdrup.

-

Dependerá del liderazgo del PRI el saber usar sus victorias para una ventaja clara en la próxima sesión legislativa, en las 10 carreras gubernamentales en 2004 y en las elecciones presidenciales de 2006.

Newsletter
Ahora ve
Con López Obrador no habrá aumento de impuestos: Alfonso Romo
No te pierdas