Andrés de Luna y el hommo eroticus

-

Forma parte de una generación que alcanza a atrapar la tradición clásica, a partir de un ojo de suyo agudo para ver los humores profundos del cuerpo humano, los grumos fantasmales de la sexualidad, el encanto del abrazo corporal. Un ojo que adivina: tuvo una infancia vouyerista de altos vuelos, allá en Tampico, Tamaulipas, mitad frontera, mitad trópico, ciudad de féminas y hombres abundantes.

-

Su más reciente libro consta de relatos breves; está escrito con un estilo fluido y cinematográfico, que en ocasiones hace recordar el tono de Los cuentos del decamerón, o pasajes de Vargas Llosa; una agudeza especial para ofrecer “cuadros impresionistas” también lo acerca al mejor Fellini.

-

En este volumen desfilan los hábitos sexuales más diversos de Mozart y Sartre, al lado de Truman Capote, Marlon Brando, Mick y Bianca Jagger y David Bowie, entre otros. Una galería que forjó estilos y mitos en el orden de la sexualidad y el erotismo de las últimas tres generaciones. Es de agradecer este ejercicio lúdico, lúbrico y de muy buena factura.

El secreto de las cosas,
Andrés de Luna.
Editorial Tusquets.
Ahora ve
El gobernador general de Canadá rompió el protocolo con la reina Isabel II
No te pierdas
×