Anish Kapoor

Mente y espacio vestidos de rojo.

La forma y el color toman una fuerza difícil de explicar cuando no existe una narrativa detrás. Las obras de Anish Kapoor, a pesar de estar contenidas dentro de un espacio, contienen ellas mismas su ausencia. El artista indio, que trabaja con esculturas enigmáticas, parece situarnos entre algo que es y al mismo tiempo no es, entre lo lleno y lo vacío.

-

En los últimos 10 años, los museos británicos de más importancia han expuesto sus obras y alrededor del mundo se vuelve más frecuente su presencia. La dimensión, explotada a una escala difícil de percibir en una sola mirada, trabaja haciendo uso de altas magnitudes sensoriales y un rojo intenso para causar una respuesta mental desde la vivencia física.

-

Aquí no encontramos la narrativa de un evento o concepto, como sucede con frecuencia en el arte actual, sino que nos enfrentamos a una geometría sin forma que nos lleva directo al ensueño y lo sublime, sin pasar por referencias a nuestra experiencia. El abstracto en tercera dimensión, con movimiento no descrito y polaridades metafísicas, oscila entre lo literal e ilusorio en un formato espectacular. La tarea es construir nuestro todo a partir de la serie de eventos y sensaciones.

Ahora ve
Así es PrivaSee, el WhatsApp a la mexicana, pero con seguridad militar
No te pierdas
×