Apostar por lo elástico

Mexitrade Internacional, una exportadora de productos naturales, ha logrado dos proezas: crecer expo
Víctor Reyero

¿La diversificación es mala consejera? No siempre. Quien quiera - comprobarlo, que vea el ejemplo de Mexitrade Internacional. La empresa nació - en 1991 como importadora de productos electrónicos, pero se transformó en - 1994 cuando cinco de sus accionistas retomaron la idea inicial del proyecto: - aprovechar la biodiversidad del país para exportar artículos que - intrínsecamente connotaran salud, ecología y cultura.

- Así fue como la nueva directiva de Mexitrade se avocó a la - comercialización de chicle natural, damiana, cacao y vainilla, dirigidos a - un mercado global en el cual sólo abunda la goma de mascar sintética. Su - principal negocio, la extracción de chicle del árbol del chicozapote, - localizada en los bosques tropicales del Gran Petén, está considerada por - los organismos internacionales como una de las pocas actividades en América - ecológicamente sustentable.

- Las primeras exportaciones de la empresa interesaron a varias tradings - japonesas. Se acordó un contrato de exclusividad con el consorcio Mitsui, - que expiró a principios de 1998 y coincidió con la caída de los mercados - asiáticos, por lo que Mexitrade desarrolló nuevas estrategias que - garantizaran el mantenimiento de una producción que ya había crecido a 750 - toneladas anuales de chicle 100% natural.

- ¿Cómo lograrlo? Una primer apuesta de Jorge Fong, socio y director - general de la empresa, fue la comercialización de producto terminado - mediante marcas propias de goma de mascar “ecológica” –Natural Gum - Chicle y Sex Gum–, que no contienen aditivos, las cuales - competirían con las 350,000 toneladas de chicle sintético consumidas en el - planeta cada año.

- Como segunda medida, Mexitrade lanzó en octubre la marca altamente - biodegradable Speakeasy Natural Gum para llegar a los mercados - de Estados Unidos y Canadá, a través de la empresa de productos orgánicos - Cloud Nine. Con esta acción incrementó su producción a 1,000 toneladas - anuales, que representan $4 millones de dólares adicionales en - exportaciones. Asimismo, aumentará de 6,000 a 8,000 el número de pequeños - productores en 1999.

- Una última estrategia fue establecer relaciones comerciales con varios - países para exportar materia prima, goma base y producto terminado. En 1996 - las exportaciones de Mexitrade Internacional registraron ingresos por más de - $6 millones de dólares. Para finales de 1998 esperaba facturar más de $8 - millones de dólares.

- Pero Mexitrade no es sólo chicle: en su cartera de exportaciones también - están la vainilla y el cacao, ambos de tipo orgánico. Además, ya han - empezado con algunos plantíos propios de orquídeas en el sureste, mientras - en Morelos envasan ensaladas para grandes detallistas estadounidenses.

- Sin embargo, para seguir creciendo se enfrenta con la falta de apoyos - gubernamentales. Hasta hoy se han movido solos, con apoyos mínimos. “Los - créditos que nos otorga Bancomext son ridículos –se queja Fong–. Para - crecer hemos reinvertido las utilidades de esta empresa que, por ser la - única de su tipo en el mundo, tiene el lujo de cobrar por anticipado.”

- Para 1999, Mexitrade pronostica ventas superiores a los $30 millones de - dólares. La empresa planea, además, iniciar la actividad chiclera en - Chiapas e incorporar otros artículos naturales a su cartera. “Queremos - montar plantas de productos como pimientas, clavo y esencias”, revela Fong.

- Si bien la constante diversificación de productos les ha permitido - crecer, Mexitrade sabe que la carencia de un mayor enfoque en el negocio - podría tornarse un día en su contra y provocar un fuerte descalabro. Pero - lo cierto es que esta exportadora, hoy por hoy, por flexible se ha mostrado - inquebrantable.

Newsletter
Ahora ve
Anthony Horth fotografía el Palacio de los Emiratos Árabes
No te pierdas