ARE. Alivio en la tributación

Aunque la ARE ha levantado polémica respecto a su eficacia para recuperar la economía, alivia las

A la Alianza para la Recuperación Económica se la califica como "el más grande acierto y esfuerzo de concertación entre sectores productivos logrado por un presidente de la república desde 1987 (año del primer Pacto)-, pero también como la farsa más elaborada del neoliberalismo". Esto último, porque sus metas parecen lejanas y los mercados apenas reaccionaron positivamente a su uno o dos días.

-

Lo cierto es que en el ámbito fiscal, la ARE se traducirá, para las micro, pequeñas y medianas empresas, así como para personas físicas con actividad empresarial, en un alivio en las cargas tributarias que habían venido arrastrando hasta hoy.

-

Un paquete seductor. Un paquete de seis puntos básicos, que implican un sacrificio de N$ 11, 000 millones de nuevos pesos para el sector público, resume esta política fiscal. Este monto se traducirá, no para cumplir sus responsabilidades con el fisco.

-

Dichos puntos son los siguientes:

-

Exención total del pago del Impuesto al Activo (Impac) durante 1996 para todas las empresas cuyos ingresos de 1995 no hayan rebasado los N$7 millones de nuevos pesos.

-

En este rango se encuentra más de 65% del empresariado y este punto puede evaluarse como una victoria del sector privado. Desde 1993, la iniciativa privada pugnaba por la eliminación definitiva del Impuesto al Activo, ya que estaba afectando a muchos giros empresariales. Particularmente donde las inversiones iniciales son muy elevadas y la maduración y recuperación de las mismas es lenta, como en el sector hotelero.

-

¿Por qué instauró la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) un impuesto que erosionaba el crecimiento productivo? Básicamente por el abuso de muchas instituciones, que hasta 1990 encontraron un sin fin de argucias contables para declararse siempre con pérdidas o en ceros y no pagar nunca el Impuesto sobre la Renta.

-

Esto llevó a la SHCP, y particularmente a la Subsecretaría de Ingresos, a introducir un impuesto equivalente a 2% del valor de los activos de la empresa, que era lo mínimo que debían cubrir anualmente.

-

* Desaparición del Impuesto sobre Automóviles Nuevos -(ISAN).
-Hasta ahora, cada vez que una empresa adquiría un automóvil para ser usado como herramienta de trabajo debía pagar altos impuestos. Si bien esta obligación desaparece, es importante aclarar que el incentivo tendrá vigencia sólo hasta diciembre de 1996, por lo que las empresas deben tomar sus provisiones desde hoy.

-

* Las empresas podrán deducir hasta 71% de las inversiones que realicen en automóviles nuevos cuyo valor no exceda los N$224,000 nuevos pesos.
-Esta medida busca cumplir los mismos objetivos que la anterior e introduce otro cambio: ya no tendrán que pintarse en las portezuelas del carro el logo de la empresa y el Registro Federal de Contribuyentes.
-Para muchos esto será un alivio y un incentivo a la adquisición de autos, pero también resulta regresivo, pues se prestará nuevamente a que los carros que se adquieran y deduzcan por la empresa y los directivos sean utilizados para dotar de auto a individuos no ligados a la empresa.

-

* Deducción de 100% a todas las inversiones que durante 1996 realicen las empresas por arriba del nivel (de inversiones) reportado entre enero y octubre de 1995.
-Esto incentiva el crecimiento de las empresas a través de la adquisición de maquinaria y equipo más moderno.

-

* Un apoyo fiscal -20% de un salario mínimo- por cada contratación de un nuevo empleado durante 1996.
-Lo anterior, con el fin de promover la generación de empleos permanentes, (esta crisis habrá arrojado más de un millón de personas inactivas en menos de 12 meses).

-

* Un régimen opcional que facilite el pago del ISR a las personas físicas con actividad empresarial, quienes tendrán dos alternativas a partir de 1996:
-a) Llevar sus contabilidades de la forma tradicional y pagar al fisco hasta 35% de lo que ingresan por concepto de impuestos, con derecho a deducciones.
-b) Permitir que la SHCP les fije un porcentaje sobre ingresos brutos para pagar impuestos.
-Esto implicará pagar 5 ó 10% de los ingresos totales brutos (no se ha definido el porcentaje) y desaparecer todos los trámites ligados a deducciones, créditos fiscales, etcétera.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Aunque este paquete puede ser insuficiente para las necesidades de muchas empresas en la actualidad, se perfila como el más laxo de los últimos dos sexenios.

Ahora ve
Tras más de 50 años de conflicto armado, las FARC entregaron las armas
No te pierdas
ç
×