Así en México como en Irak

Stevedoring se hace de los puertos de Veracruz, Manzanillo, Progreso y Cozumel.
Roberto Fuentes Vivar

El pasado 7 de abril, unos 500 estibadores intentaron paralizar las actividades de Stevedoring Services (SS) en Oakland, en protesta porque el gobierno estadounidense le otorgó la primera concesión de la guerra contra Irak: la operación del puerto de Umm Qasr. La policía abrió fuego contra los manifestantes. El saldo fue de nueve heridos.

-

Uno días más tarde, en Nueva York se anunció que la firma asumirá el control total de los puertos de Manzanillo, Veracruz, Cozumel y Progreso, tras adquirir 51% de las acciones de Transportación Marítima Mexicana (TMM) en esos activos. El 49% ya era de Stevedoring.

-

Según una clasificación de la Comisión Económica para América Latina, las tres principales zonas portuarias de la región son Colón en Panamá, Buenos Aires en Argentina y Santos en Brasil; individualmente el muelle más importante es el de Manzanillo, en Panamá, operado por Stevedoring.

-

El mayor golpe de suerte de esta corporación multinacional con sede en Seattle se dio a fines de marzo, cuando la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) anunció que le concedía el puerto iraquí de Umm Qasr  y explicó que el gobierno de George Bush espera convertirlo en el principal centro estratégico orientado a la llegada de ayuda humanitaria y posteriormente al comercio exterior.

-

La buena fortuna continuó cuando TMM, con el fin de hacer frente a su deuda de alrededor de $1,200 millones de dólares, decidió venderle las acciones de cuatro puertos mexicanos en la décima parte de esa cantidad.

-

En todos los casos se trata de muelles estratégicos: Manzanillo, en Colima, es una de las puertas principales para el comercio con los países de la Cuenca del Pacífico; Veracruz representa el punto principal de intercambio con Europa; Progreso, en Yucatán, domina la zona de El Caribe y la costa de Florida; y Cozumel, Quintana Roo, es el principal puerto turístico del país.

-

Stevedoring, que ha enfrentado problemas laborales incluso en Australia, tendrá que responder a las acusaciones en México. Concretamente, las autoridades deben estudiar si es legal que acceda a la operación de los cuatro muelles, pues las leyes limitan la participación de la inversión extranjera. Además, la SCT tendrá que explicar por qué cedió terrenos para la ampliación del puerto de Manzanillo, sin concurso ni licitación de por medio, que ahora serán aprovechados por la primera organización beneficiada por la guerra estadounidense contra Irak.

Newsletter
Ahora ve
La policía británica realiza arrestos significativos sobre el ataque en Londres
No te pierdas