Asia va por todo

Países como Singapur desean ‘las joyas de la corona’ de las naciones desarrolladas y tienen todo
William Pesek

Dejen que Singapur nos cuente hacia dónde va la economía global. La idea de que el líder económico sea un lugar sin recursos naturales y con un modelo de capitalismo de estado podría parecer absurda para muchos. Sin embargo, el intento de Singapore Exchange de adquirir la Bolsa de Valores de Australia (Australian Stock Exchange, ASX) demuestra cómo está cambiando Asia y la geopolítica como la conocemos hasta ahora.

- La oferta de 8,100 millones de dólares australianos (7,900 millones de dólares estadounidenses) por ASX, probablemente no prosperará debido a la queja de los legisladores australianos. El hecho es que Asia, millonaria y en franco crecimiento, está en condiciones de salir a comprar acciones alrededor del mundo dejando sin palabras a las mayores economías desarrolladas.

- La oferta es sumamente audaz. La Bolsa de Valores de Singapur es la mitad de la australiana y el acuerdo parece muy costoso. El tema real detrás de esta oferta es la ambición. Sin dudas, Singapur está lista para gastar mucho dinero y hacer  adquisiciones de economías de escala. Espere más de esta dinámica en Asia: los ejecutivos occidentales deberían aguardar más llamadas de compañías codiciosas y de fondos de riqueza soberana de todo el continente asiático.

- La próxima ola de globalización se caracterizará porque las naciones en desarrollo saldrán a comprar ‘las joyas de la corona del mundo desarrollado’, y  esto ocasionará todo tipo de desórdenes. En 2005, el Congreso de Estados Unidos entró en pánico cuando la empresa petrolera Cnooc, de China, hizo una oferta por Unocal, con base en California, y echó por tierra el acuerdo. Sólo espere que China ponga su mirada en Boeing, Goldman Sachs o Microsoft.

- Singapur contribuyó a corroborar la idea de que Asia tiene dinero en un momento cuando el resto del mundo no lo tiene. En los últimos años, sus empresas de inversión han integrado su capital a Barclays, Citigroup, UBS AG, entre otras, apuntalando a algunos de los grandes nombres del capitalismo. El próximo paso lógico es hacer una oferta por la Bolsa de Valores de Australia; esto será también un recordatorio de que vale la pena ser testigos del largo juego de este país.

- El conservador Singapur está dando la bienvenida al desarrollo de un casino-resort, al tiempo que trabaja para reinventarse como polo biotecnológico con leyes liberales de inmigración. El transparente sistema financiero del país ha sido una especie de imán para los fondos de cobertura que buscan establecerse en Asia. La oferta por ASX es un reconocimiento de que el país puede crecer mucho más allá de su mercado interno y debe buscar oportunidades en el exterior.

- Toda Asia debería evitar el tipo de compras arrogantes y con poco análisis que realizó Japón durante los años de burbujas. La adquisición del Rockefeller Center y del campo de golf Pebble Beach no resultaron ser tan buenas para los inversionistas. Los funcionarios y ejecutivos de Singapur, Pekín, Nueva Delhi y Seúl deberían resistir la tentación de hacer compras tan vanidosas.

- Sin embargo, las oportunidades de inversión abundan. Los gobiernos están sentados sobre cientos de miles de millones de reservas, las empresas están acumulando liquidez y los mercados están más inundados de acciones que en ninguna otra ocasión, en medio de una demanda en auge por ofertas públicas iniciales.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Este festín de acciones va a sacudir el equilibrio del poder a nivel global como nunca antes. Quizás en el lugar donde se hace más evidente este inmenso cambio sea en el pequeño Singapur.

- El autor es columnista de Bloomberg News en Tokio.
Comentarios: opinion@expansion.com.mx

Ahora ve
Así luce la ciudad siria de Raqqa: libre de ISIS, pero en ruinas
No te pierdas
×