Austria<br>Lecciones de negocio para Mé

¿Conoces alguna compañía austriaca? Tal vez no lo sepas, pero está más cerca de lo que crees. Y

Son sus cartas de presentación ante el mundo, pero Austria es más que cultura y paisajes invernales. Su fortaleza proviene del equilibrio entre calidad de vida, industria y cuidado del ambiente.

-

No tiene las firmas multinacionales de Alemania o Suiza ni registra las enormes exportaciones de Bélgica, Holanda o Suecia. Su desarrollo se ha basado en la especialización y la exportación de conocimiento de sus pequeñas y medianas empresas (PYMEs).

-

Más de dos tercios de las organizaciones austriacas tienen menos de cinco empleados; 93% menos de 100 trabajadores y 99.8% menos de 250 personas. Para crecer han seguido uno de los lineamientos clave para la prosperidad: el cuidado del ambiente.

-

En parte gracias a su estricta protección ecológica –más férrea que la normatividad vigente en la Unión Europea (UE)– el país tiene el ingreso turístico per cápita más alto del mundo. (9% de su PIB durante 2001).

-

La nación alpina no sólo es atractiva para los viajeros. De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Austria ha sido por tres años consecutivos el país con mejor nivel de vida del mundo y, en 2001, también el más seguro.

-

Ahora los austriacos se enfrentan a nuevos retos y muchas oportunidades. El país es uno de los principales inversores en Europa del Este: en poco más de un lustro sus capitales se han triplicado en la región. Por ello, la ampliación de la UE en 2004 a naciones como Eslovenia, Hungría, República Checa, Polonia y Estonia le abre una enorme brecha para hacer negocios.

-

La apertura aumentará el comercio y permitirá a los trabajadores desempleados del este migrar a la cada vez más envejecida Austria, que comienza a tener dificultades para reemplazar su mano de obra calificada.

-

En ese contexto expansivo, el país de Maximiliano de Habsburgo necesita nuevos socios comerciales. La solución está más allá del viejo continente. China es indudablemente la puerta de entrada al continente asiático, de acuerdo con Walter Koren, director de la Organización de Comercio Exterior de la Cámara de Economía de Austria (CEA).

-

Luego de Brasil, México es el segundo socio comercial del antiguo imperio en América Latina. Por sus tratados de libre comercio es el umbral estratégico para ingresar al continente, según el funcionario.

-

A México, Austria exporta principalmente tecnología y maquinaria industrial e importa automóviles y autopartes. La balanza resulta favorable a México. Ahora Austria pretende que sea el turno de los servicios y del conocimiento.

-

Dos terceras partes del PIB austriaco provienen del sector servicios. De las 65 agrupaciones de ese país establecidas en México, 26 están dedicadas a tal área y ocho se concentran en dar capacitación e impartir su know how.

A México le queda concentrarse en su ubicación geográfica y en su capacidad de fabricación.

-

El tamaño no importa
Muchas pequeñas y medianas empresas austriacas son líderes en su nicho en el mundo.

-

Alexander Liess, gerente de ventas de Frequentis, ríe de buena gana cuando escucha que la seguridad de la aviación civil mexicana está en manos de esa empresa. Luego simplemente dice: “sí”. Esa firma –que fabrica sistemas de control y comunicación aérea– controla 100% del mercado mexicano de aeronáutica civil.

-

La organización domina cerca de 70% del mercado mundial. Tiene 564 empleados, pero genera casi $7 millones de dólares en ingresos y exporta 90% de su producción.

-

Este es uno de los ejemplos más conspicuos de medianas empresas austriacas líderes en el mundo. Pero no es el único. Corporaciones como Doppelmayr, aparatos de ascenso alpino; Pankl Racing Systems, número uno en rotores traseros de helicópteros, y la mayor parte de los esquís de calidad empleados en el mundo son austriacas.

-

Markus Bayer, director del Departamento para Política Económica de la CEA, explica: “La columna vertebral de la economía austriaca son las PYMEs. Un grupo como el suizo Nestlé no nos hace falta. La fuerza de la economía son las firmas sin gran renombre o reconocimiento internacional. Muchas de ellas son líderes mundiales en sus productos específicos.”

-

Hay razones estratégicas para alentarlas: “Es importante fortalecer a las PYMEs porque en época de deceleración económica son las que dan y mantienen el empleo”, dice.

-

Parece difícil que compañías medianas puedan alcanzar al consumidor global. La marca de “bebidas funcionales” Red Bull, sin embargo, sirve de contraejemplo. El producto, comercializado desde hace dos años en México, es elaborado en Austria esencialmente de cafeína y taurina por una plantilla de 1,500 empleados. Popularizado en bailes de música electrónica por su efecto reanimante, resulta atractivo para los jóvenes y, en cierta medida, desafiante para los adultos. Y ese es el plan.

-

Norbert Kreihammer, director de Red Bull, explica que su objetivo es llegar a gente con actitud juvenil mediante líderes de opinión que lo recomienden de boca en boca. El público promedio los tiene sin cuidado.

-

“Como las PYMEs no tienen gran capacidad de marketing sólo pueden tener éxito si encuentran productos específicos o altamente sofisticados”, opina Egon Winkler, secretario general de la CEA.

-

La casa de copas Riedel aprovecha su tradición iniciada desde 1756 y su fama de ser una de las mejores del mundo: con apenas 300 empleados registra ventas mundiales por casi $80 millones de dólares al año.

-

Gerald Mader, gerente de la compañía, confía en que sus productos, que van de $9 a $90 dólares, cada vez serán más aceptados aun en un país con una débil cultura vinícola como México.

-

Una industria que educa
Uwe Galler, gerente del cluster automotor de la región de Estiria, bromea: BMW ya no debería llamarse así, sino OMW (en alemán, Fábrica de Motores de Austria, no de Baviera). El comentario ilustra que con tecnología austriaca se construyen los célebres autos germanos.

-

Tal vez el más sobresaliente ejemplo sea Magna Steyr, una corporación austro-canadiense creada en 1998. Aunque no tiene marcas propias, con su tecnología se fabrican autos para BMW, Mercedes-Benz, Audi y Volkswagen, además de que es líder mundial en sistemas de tracción de cuatro ruedas. En Ramos Arizpe, Coahuila, la agrupación tiene cinco plantas dedicadas a montarlos para el Aztek, de General Motors. Su éxito, sin embargo, hubiera sido muy complicado en cualquier otro país. Christoph Leitl, presidente de la CEA, explica que uno de los secretos del modelo económico es el equilibrio entre la calificación de los recursos humanos y las necesidades productivas.

-

“Se debe pensar cuál es la vocación del país y a qué están dedicados sus institutos de investigación. Es indispensable, si se pretende incursionar en la alta tecnología”, explica.

-

Winkler añade que la educación académica por sí sola es poco valiosa. Debe alentarse la “educación dual”, que incluya capacitación profesional. Con el fin de que pequeñas y medianas empresas funcionen de manera óptima es preciso que se congreguen en asociaciones productivas, opina el directivo.

-

El papel del gobierno es fundamental. La creación del cluster automotriz de Estiria, por ejemplo, fue una iniciativa gubernamental. Tres años después se había privatizado y sobrevivía con las cuotas de sus 64 miembros. Ahora cuenta con 185 asociados y congrega alrededor de 30,000 empleados. Uno de los beneficios de reunir empresas es que la capacitación –coordinada con institutos y universidades locales– es permanente y casi siempre gratuita.

-

La consecuencia es que aunque producir un auto en México, por ejemplo, puede resultar más económico, el cluster de Estiria es el mejor especialista en la fabricación de vehículos todo terreno y motores diesel, según Galler.

-

Resulta lógico, entonces, que Leitl considere que en 2010 la UE será el espacio económico basado en conocimiento más grande del mundo. “La apuesta es sobre todo por la formación, investigación y calificación”, subraya.

-

La firma KTM –uno de los líderes mundiales en motocicletas todo terreno– ilustra tal aseveración. Sus máquinas están consideradas entre las mejores de      su categoría. De acuerdo con Franz Söllhammer, gerente de cuentas de la compañía, ésta dedica 9% de su presupuesto a investigación y desarrollo.

-

A México la corporación lo necesita no sólo como pequeño comprador. El directivo ha anunciado su intención de asociarse con un empresario nacional que maquile su línea de ropa, que sólo en el mercado de Estados Unidos genera $400,000 dólares anuales.

-

El negocio ambiental
La tenaz protección del medio ambiente ha sido un factor decisivo para que la economía de Austria dependa más de sus servicios. Cuenta Egon Winkler que cuando el país decidió fortalecer sus normas de protección al entorno muchos empresarios pusieron el grito en el cielo. Pero no hubo flexibilidad por parte de las autoridades. Las consecuencias, en primer término, fueron dolorosas. “Muchos ramos industriales tuvieron que modificar su producción porque sus gastos ya eran muy altos”, recuerda.

Las oportunidades estaban a la vuelta de la esquina. “Por ejemplo, hemos tenido una industria de acero especialmente fuerte, pero ahora la mayoría de esas organizaciones ya no viven del acero sino de vender el know how para fabricarlo con gran cuidado del medio ambiente. Tuvieron que desarrollar nuevas tecnologías y venderlas”, dice.

-

La idea de unir los negocios con el ambiente puede resultar rentable. La central de energía eléctrica de Spittelau es una joya arquitectónica que encaja a la perfección con el paisaje vienés. Se produce energía por quemar basura doméstica e industrial, con lo que abastece las necesidades de calefacción y agua caliente de 21% de la población nacional. Echada a andar con dinero municipal ahora es administrada por particulares ávidos de exportar su tecnología.

-

El intercambio de conocimientos y experiencia es difícil de cuantificar en la balanza comercial. Aclara Winkler: “Hoy se exportan productos y junto con ellos se envía también un paquete que incluye know how. El futuro de Austria es la exportación de conocimiento.”

-

Un botón de muestra: la cadena de casinos más grande del mundo no es de Las Vegas o Montecarlo, sino de Viena. Casinos de Austria –con participación mayoritaria del Banco Nacional Austriaco– opera 78 establecimientos que durante 2001 recibieron 13 millones de visitantes. Y con su experiencia han arrancado 200 proyectos en total.

-

Paul Herzfeld, director de la agrupación, declara su interés en México: “Estamos esperando que se promulgue la ley definitiva que abra las puertas al juego reglamentado. Ponemos a su disposición nuestra experiencia y apoyo.”

-

De acuerdo con el directivo, la firma ha sido contactada por empresarios mexicanos interesados en su asesoría.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Por otra parte, ya es oficial que uno de los poblados más bellos del país, Graz, será la capital cultural de la UE en 2003. Sumada la inversión gubernamental y privada a los gastos del turismo extranjero, la ciudad recibirá más de $100 millones de dólares ese año. ¿Quién dice que la cultura y el medio ambiente están peleados con los negocios?

Ahora ve
Una joven invirtió un dólar y recibirá 500 dólares semanales de por vida
No te pierdas
×