Bancomer es su banco

El grupo financiero rompe con la tradición mexicana de mantener la presidencia para los accionistas
Ulises Hernández

No es accionista mayoritario ni forma parte de la familia que controla la empresa, pero ello no le impidió a Ricardo Guajardo Touché ser elegido presidente del consejo de administración del Grupo Financiero Bancomer. Su nombramiento, propuesto por el presidente saliente y principal accionista, Eugenio Garza Lagüera, rompe con la tradición del sector empresarial mexicano que privilegia la permanencia de los familiares de los dueños en los altos mandos.

-

La designación de Guajardo Touché, quien conservará  la dirección general del banco y el grupo, fue bien recibida en el medio financiero y contó con el beneplácito del secretario de Hacienda, José Angel Gurría. “Creo que están mandando un mensaje muy importante: quieren institucionalizar a Bancomer”, opina Abel Hibert, analista del sector financiero de Vector Casa de Bolsa.

-

“El reto de Ricardo Guajardo es mantener la continuidad en las operaciones”, dice a su vez Rogelio Urrutia, director de análisis de Valores Finamex.

-

Garza Lagüera, quien encabezó desde 1991 al grupo de inversionistas que adquirió Bancomer, se retirará del manejo operativo por recomendación médica y fungirá como presidente honorario vitalicio. Participará en las decisiones estratégicas desde una nueva área, la “Oficina de la Presidencia”, en la que también confluirán sus yernos José Antonio Fernández y Juan Carlos Braniff. Ambos se incorporaron a Grupo Financiero Bancomer como nuevos vicepresidentes del consejo de administración.

-

Guajardo Touché llega a la presidencia del grupo en momentos clave. Diversos analistas, tanto nacionales como extranjeros, han resaltado la necesidad de incrementar y mejorar la calidad de capital del banco, ante las reglas que emitirán las autoridades.

-

Las nuevas reglas prevén que los bancos deberán reducir gradualmente los impuestos diferidos reportados como capital hasta un tope de 20%. Bancomer tiene una alta proporción de impuestos diferidos en su hoja de balance –más del 40% de sus activos–, lo que lo colocaría en una situación difícil.

-

Algunos analistas estiman que las necesidades de capital de Bancomer oscilan entre $1,000 y $1,200 millones de dólares, pero Guajardo Touché considera esos cálculos “exagerados”.

-

“Para terminar los pendientes, crear más reservas de crédito, anticipar las pérdidas del Fobaproa, estaríamos hablando de necesidades de $600 millones de dólares”, afirma en entrevista Guajardo Touché.

-

El directivo admite que el grupo ha tomado la decisión de desincorporar parte de sus negocios de seguros, compuestos por Seguros Monterrey Aetna –donde mantiene una participación de 51%– y Seguros Bancomer, con el objetivo de obtener recursos para reforzar el capital de banco. Empero, explica que todavía no se determina con exactitud cuáles activos serán puestos a la venta. Según reportes del diario canadiense The Globe and Mail, Bancomer podría obtener entre $175 y $275 millones de dólares si vende toda su participación en Monterrey Aetna.

-

Guajardo Touché indica que, por el momento, no se prevé un aumento de capital por parte de su socio extranjero The Bank of Montreal, que posee una participación accionaria de 16 % en Bancomer.

-

“El banco cumple perfectamente con las reglas de capitalización actual y cumpliría con las nuevas reglas en la medida en que se vayan implantando, aún sin traer capital adicional”, asegura el directivo.

Newsletter
Ahora ve
Los pits en la Fórmula 1, tan importantes como el piloto
No te pierdas