Bancos... modernos

-
Víctor Herrera

No existe un país próspero con un sistema bancario débil y enfermo. -México se ha recuperado rápidamente de la crisis económica de 1995 gracias a -una gran disciplina fiscal, pero ese dinamismo se podría perder si no se cuenta -con el apoyo de un sistema bancario eficiente. Ante esta imperiosa necesidad, -resulta increíble que se requirieran nueve meses para acordar el marco en el -que se desarrollará la banca durante la siguiente década, y que no se -alcanzara una solución integral que definiera claramente el camino a seguir.

- Durante esos meses de discusión, se antepusieron intereses políticos a la -propuesta de soluciones para los problemas de los bancos. Estos intereses nunca -formaron parte de la crisis bancaria, pero sí la complicaron y perjudicaron el -costo de fondeo y de capital. Afortunadamente, la razón se impuso.

- La Ley de Protección al Ahorro Bancario (LPAB) es un gran avance, pero es -insuficiente para resolver la crisis bancaria. El texto deja abiertos varios -puntos por resolver, tales como quién manejará el Instituto para la -Protección al Ahorro Bancario y cuál será el calendario para el retiro -gradual del respaldo a obligaciones bancarias, operaciones interbancarias y de -contraparte.

- La LPAB tampoco abarca la necesaria reforma legal y judicial que proporcione -una herramienta para recuperar de forma efectiva los créditos. Cuatro años de -programas de apoyo sin soluciones definitivas han aumentado el riesgo moral, -puesto que el entorno no crea incentivos para que los deudores hagan frente a -sus obligaciones, en espera de un subsidio del gobierno.

- En México, el proceso de embargo y adjudicación de bienes demora hasta -cinco años, mucho más que en cualquier país latinoamericano o miembro de la -OCDE. Mientras las leyes no se hagan más expeditas, la banca no podrá -recuperar los créditos malos y se demorarán aún más las nuevas colocaciones.

- En cierto sentido, la LPAB ya empezó a combatir otra faceta del riesgo -moral. Hasta ahora, los ahorradores y acreedores no se preocupaban del estado de -la institución en la que invertían, ya que contaban con el respaldo del -gobierno en caso de quiebra. Hoy, el respaldo gubernamental a todos los pasivos -de la banca tiene fecha límite –el 31 de diciembre de 2005– y seguramente -los acreedores verán protegidos sus riesgos por un plazo menor.

- Para que los ahorradores asuman cabalmente la nueva responsabilidad de -analizar en qué y en dónde invierten, los reguladores deben ofrecerles las -herramientas para poder efectuar su análisis. Un buen principio sería la -apertura de la información financiera bajo estándares internacionales, sin -salvedades y bajo prácticas contables avaladas por el Bank for International -Settlements de Basilea.

- El autor es director general de Standard & Poor´s México.

Ahora ve
Estos son los mejores inventos del año
No te pierdas
×