Batallas ganadas

-

Si alguien conoce la historia de éxito del banco BBV Probursa, es sin duda Vitalino Nafría. En plena crisis de 1995, cuando el Banco Bilbao Vizcaya (BBV) estudiaba la posibilidad de adquirir el control de Multibanco Mercantil Probursa, Nafría formaba parte del  pequeño grupo de ejecutivos españoles de la institución que coordinaba la negociacion en México.

-

Hoy, Nafría es el director general del Grupo Financiero BBV Probursa y se muestra satisfecho de los resultados obtenidos. De 1995 a la fecha, el banco, su principal subsidiaria, ha triplicado su número de sucursales, ha aumentado su cuota de mercado y se ha convertido en uno de los intermediarios con mejores indicadores financieros.

-

BBV tiene un índice de morosidad de 2% –uno de los más bajos del sistema bancario–, cuenta con provisiones de reservas para cartera vencida del orden de 92.8% y su índice de capitalización cumple holgadamente con el nivel requerido por las autoridades regulatorias, de acuerdo con la información más reciente reportada por la compañía.

-

“Hace cuatro años éramos una organización que apenas existía y hoy tenemos 7% del mercado” dice satisfecho Nafría.

-

BBV es considerado por varios analistas como uno de los bancos con mejor desempeño en el sistema. Tan sólo de abril a junio de este año, produjo utilidades por $101.4 millones de pesos,  lo que sumado a los beneficios obtenidos en el primer trimestre arrojó una utilidad de $245.8 millones de pesos en el primer semestre. Eso significa que BBV ha incrementado sus ganancias en 7% en términos reales en lo que va de 1999.

-

El crecimiento del grupo español en México ha sido impresionante. En 1995, cuando adquirió la mayoría accionaria de Mercantil Probursa, el banco contaba únicamente con 175 sucursales. Posteriormente adquirió la red de Banca Cremi y Banco de Oriente, dos de los 12 bancos que fueron intervenidos por el gobierno durante el rescate bancario, con lo que su red superó las 300 unidades.

-

Pero el despegue fuerte data de 1998 a la fecha, pues en el último año y medio ha instalado cerca de 300 nuevas oficinas. Al 30 de junio del presente, la red de BBV Probursa sumaba 645 sucursales, con lo que automáticamente desbancó a Serfin, que ocupaba el cuarto lugar en este rubro.

-

En cuatro años de operaciones que lleva en el país, BBV ha invertido alrededor de $700 millones de dólares, tanto en capital como en infraestructura , desarrollo de tecnología y capacitación de personal. Y todavía quiere crecer más. Su objetivo: una cuota de 10% del mercado o más, si las condiciones de venta de Serfin son lo suficientemente atractivas.

-

“Nuestra vocación no es ser un banco brillante pequeño”, afirma Nafría.

-

El funcionario explica que el punto fuerte de BBV en España es la llamada “gestión global”, la cual abarca los servicios de banca comercial, corporativa y de inversión, entre otros. Este tipo de gestión, añade, requiere de una extensa red de oficinas y una amplia base de clientes. 

-

Y precisamente lo que está haciendo BBV es desarrollar en México este modelo de banca universal, tal y como lo ha hecho en otros países de América Latina. “Nuestro objetivo es ser un actor importante en cada mercado. ¿Esto que significa? Estar entre los tres primeros bancos”, responde Nafría.

-

BBV está utilizando la misma estrategia que le ha dado resultado en otros mercados: primero analizó las posibilidades del negocio y emprendió operaciones de banca comercial; luego, avanzó en la especialización y empezó a desarrollar servicios de banca corporativa y banca empresarial, éste último enfocado a las necesidades de la pequeña y mediana industria.

-

En un principio, concentró sus esfuerzos en el negocio de banca de menudeo. De hecho, al banco todavía se le identifica más por el famoso Libretón –uno de sus productos líderes de captación de ventanilla– que por cualquier otro producto o servicio.

-

Pero BBV ha hecho importantes progresos en otras áreas de la banca universal. Según sus propios directivos, entre 60 y 70% de la cartera crediticia –la cual asciende a $29,000 millones de pesos– corresponde a créditos otorgados por su división de banca corporativa, mientras que 20% obedece al financiamiento concedido a pequeñas y medianas empresas. Los préstamos suman ahora un porcentaje más modesto de la cartera.

-

Nafría asegura que su banco está dispuesto a crecer y a incrementar su cuota de mercado, pero no a costa de una mala hoja de resultados. Esto quiere decir que BBV estudiará muy bien la conveniencia de adquirir Serfin o Bancrecer, o de seguir creciendo por cuenta propia.

-

Y en cuanto a la incertidumbre que plantea el año 2000 –elecciones generales en México y fin de sexenio–, el directivo opina que los cambios políticos y medidas económicas que se han verificado en el país suponen un ambiente distinto, que inspira tranquilidad y que no tendría porqué retrasar los planes de crecimiento de BBV.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

“Si tuviéramos una desconfianza o intranquilidad muy seria, no estaríamos en el proceso de expansión. Estaríamos encondidos detrás de una puerta esperando que pase la ventolera del 2000”, concluye.

Ahora ve
Fenómeno meteorológico sorprende en Tamaulipas y daña puente internacional
No te pierdas
×