Belleza en la crisis

Con menos de un año en México, esta empresa estadounidense de venta directa ya cuenta con 8,000 di
Jesús C. Rosas

En épocas de auge o crisis, la vanidad es siempre la misma. La regla es clara: la gente desea verse bien, a pesar de que en tiempos difíciles cueste más.

- Por eso, para Nu Skin, empresa de artículos de belleza y cuidado personal, no obstante los problemas económicos que afectan al país, el mercado mexicano ofrece buenas perspectivas. A fin de cuentas, gracias a su estrategia de comercialización por multiniveles -mediante la cual ha podido penetrar en todo, el territorio nacional a través de 8,000 distribuidores directos-, muchas personas buscarán una alternativa para generar recursos adicionales.

- Y esta compañía levanta la mano. Con el concepto de ventas directas, desarrollado ya en forma importante en el país por empresas como Avon y Amway, Eric Larsen, director general de Nu Skin, encuentra expectativas favorables de crecimiento en su número de distribuidores. Su plan de compensaciones, que contempla ganancias de entre 5 y 54% vía comisiones -según la venta realizada-, es su bandera.

- Surgida en 1984 en Utah y con menos de un año en México –apenas desempacó en mayo de 1994–, los planes de la compañía apuntan hacia la expansión, a pesar de que la devaluación del peso les ha afectado de manera directa: todos sus productos (al igual de Amway) son importados.

- "México tiene un futuro promisorio en el largo plazo y en este sentido lo estamos viendo. De lo contrario, simplemente no hubiéramos venido", anota Larsen.

- Como muestra de la favorable evolución del mercado nacional, el ejecutivo habla de su proyecto inmediato: introducir durante este año, además de los 35 diferentes artículos de belleza que ya se ofrecen, una línea de productos nutricionales. Menos inmediato: transformar a México en la plataforma de expansión hacia Latinoamérica.

- ¿País de vanidosos y vanidosas?
Las cifras no engañan: el país ocupa actualmente el 15º lugar a nivel mundial en el rubro de ventas directas, con una facturación anual de $1,000 millones de Dólares. Es decir, el mercado es apetitoso para compañías como Nu Skin.

- Claro, la vida no es fácil en estos momentos. Por un lado se encuentra la crisis económica; por otro, la creciente competencia de consorcios internacionales en este territorio. Pero el gran reto es consolidar el negocio. Larsen estima un periodo de dos años para que Nu Skin México alcance un grado de madurez similar al de sus filiales en Canadá, Hong Kong y Nueva Zelanda.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Aunque Larsen declina dar cifras sobre perspectivas de ingresos (reduce su respuesta a: "La meta de ventas en el mercado nacional puede acercarse mucho a lo que se ha logrado en otros países donde los productos han sido exitosos"), es de suponerse que el comienzo ha sido más que bueno. Tanto, que más allá de la próxima incorporación de productos naturistas a su menú de ventas, el directivo encuentra factible la fabricación en México, en este mismo año o el siguiente, de determinados artículos de consumo nacional. Seria algo al estilo de lo que la empresa ya hace en Japón, donde produce una crema que da un tono más blanco a la piel, debido a que a las niponas les gusta tener su cutis más níveo.

- Lo cierto es que Nu Skin va en busca del arraigo. "Nos mantendremos en México. La crisis será pasajera y nosotros continuaremos nuestros planes de expansión", concluye Larsen. Habrá que verlo.

Ahora ve
Frente a los miembros de su iglesia, esta niña reveló que es lesbiana
No te pierdas
ç
×