Berlín: ¡aburrido jamás!

-

En el centro de un continente cada vez más cosmopolita, Berlín se erige como una de las ciudades más atractivas para el viajero. Las zonas abiertas por su reciente expansión, su arquitectura histórica, sus vastos palacios, sus copiosos museos o sus arboladas avenidas –como la Unter den Linden, que la atraviesa y culmina en la puerta de Brandenburgo, símbolo de la reunificación germana– son iconos de la tradición europea.

- -

Friedrichstrasse es otro sitio obligado para las compras en las Galerías Lafayette, un inmenso mall que conecta por largos túneles climatizados con otro emporio comercial, el Quartier 206, repleto de exquisitas boutiques. Ahí abundan los restaurantes y en los alrededores se alzan múltiples corporativos de alto nivel.

- -

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Para conocer la renovación de la urbe conviene recorrer con calma la Postdamer Plaza, donde se hallan algunos de los edificios más modernos del viejo continente, obras de una decena de prestigiadas firmas de ingeniería y arquitectura. En esa especie de ciudad futurista, ubicada en el corazón de la metrópolis de cuatro millones de habitantes, el turista puede hospedarse en lujosos hoteles, pasear por la Plaza Marlene Dietrich –que cuenta con un casino y un complejo de cines y teatros–, realizar transacciones bancarias, visitar agencias automotrices de célebres marcas, gozar de estupendos centros comerciales o de variados restaurantes, y hasta subirse al más rápido ascensor europeo, que se eleva a una velocidad de 8.5 metros por segundo.

-

Ahora ve
Bloguera que emprendió campaña contra la corrupción fue asesinada en Malta
No te pierdas
×