Billetes verdes, piel canela

Con varios años de diferencia, llega de Estados Unidos la moda del bronceado al minuto.
Piolo Juvera

El airbrush tanning es una opción para quienes desean lucir siempre como recién llegados de Acapulco. El sistema consiste en un compresor de aire, un aerógrafo y un líquido especial, que se usan para pintar en 20 minutos el cuerpo de un cliente. El ingrediente activo del líquido es dihydroxyacetone (DHA), sustancia que pigmenta la piel por periodos de cuatro a 10 días, que fue desarrollado por Coppertone hace cuatro décadas y está aprobado por las instancias de salud en Estados Unidos (la única contraindicación es para las embarazadas).

-

Hasta ahora son al menos dos empresas las que venden estos sistemas en la República Mexicana.

-

Manuel Sulkin, socio fundador de Fantasy Tan México, dice que  este sistema es una mina de oro, pues a cada aplicación se le puede ganar hasta 900%.

-

Explica que el secreto no está en el aerógrafo, sino en la composición de los líquidos que se aplican, en cuya formulación ha invertido ocho años de investigación y desarrollo la matriz de esa firma en Estados Unidos. Él y su socio pagaron más de $1 millón de dólares (que planean recuperar en 18 meses) por la distribución exclusiva en México, pues aseguran que dicha empresa les ofrece un amplio respaldo, ya que tiene experiencia en el negocio y está presente en 15 países.

-

Paola García, directora de operaciones de Express Tan, explica que ella y sus cuatro socios estudiaron durante un par de años las opciones y decidieron crear sus propios líquidos bronceadores. Así pues, importan los componentes y maquilan su producto en un laboratorio mexicano. Sostiene que el suyo “es un negocio noble, sencillo y que no va a pasar de moda”.

-

A primera vista, ofrecen lo mismo. Sin embargo, también existen diferencias:

-

Ambas compañías iniciaron operaciones en enero de este año y su oferta es muy parecida: distribución (o seudo franquicias) de su sistema de bronceado a quienes cuenten con un local establecido (estéticas, spas, gimnasios, hoteles) o a quien cuente con un lugar ex profeso para ofrecer el servicio; aerógrafo, compresora, líquidos (suficientes para, incluso, doblar la inversión inicial, mediante el cobro de las aplicaciones –a $350 pesos cada cuerpo entero–), capacitación y respaldo.

-

Ninguna cobra cuotas fijas a sus clientes, simplemente hay que seguirles comprando la fórmula.

Ahora ve
No te pierdas