Bisturí, doctor robot

El arma quirúrgica del siglo XXI son los robots cirujanos.
Cuauhtémoc Valdiosera R.

Como tal, el primer prototipo de telecirugía (operaciones asistidas por computadora) fue en 1992 cuando un cirujano del ejército estadounidense y un ingeniero de la Universidad de Stanford arrancaron Green, un sistema para atender emergencias en el campo de guerra desde lugares seguros.

- Le siguen ejemplos como Esopo (el primer robot de uso clínico en el mundo, diseñado como asistente del cirujano para conducir la cámara laparoscópica con muy buenos resultados), Hermes (un robot que obedece comandos de voz del cirujano) y Zeus (robot telemanipulador usado en múltiples operaciones), para finalmente rematar con el proyecto D’Vinci, una investigación sobre la participación de la robótica en la cirugía general, en la cardiaca y en áreas específicas como cirugía cerebral y columna vertebral.

- Los robots cirujanos desarrollados por Computer Motion, una firma estadounidense, realizan cirugías mínimamente invasivas. Abren el abdomen del paciente a través de tres pequeños orificios de cinco a 10 milímetros de diámetro. En ellos insertan cámaras, lámparas, pinzas y suturadores, entre otros instrumentos quirúrgicos. Los cirujanos indican movimientos precisos mediante sensores y eliminan cualquier movimiento errático, incluso el temblor de la mano.

- México también ha hecho lo propio. A finales de 2001, un equipo integrado por cirujanos mexicanos y estadounidenses, dirigidos por Adrián Carvajal, dieron a conocer los logros en 185 cirugías robotizadas en pacientes que requerían la extirpación de vesícula biliar o corrección de hernia hiatal. Todas fueron practicadas en el Hospital Torre Médica de la Ciudad de México y supervisadas por la Secretaría de Salud y la Agencia Federal de Medicamentos de Estados Unidos.

- Ese mismo año, un médico neoyorkino dio a conocer que había extraído la vesícula a un paciente en Estrasburgo, Francia, a través de señales enviadas por internet, constituyendo así la primera cirugía trasatlántica de la historia.

- Y mientras unas firmas se encargan de construir robots, otras se enfocan a la atención médica a distancia. American TeleCare es una compañía de telemedicina que le permite a un doctor monitorear a sus pacientes en sus propios hogares.

- El equipo de atención médica comprende sistemas de audio y video, un estetoscopio adaptado para ser escuchado por teléfono y equipo de medición de presión sanguínea y nivel de glucosa en sangre.

- Esto es muy útil para pacientes con riesgo constante de sufrir un ataque al corazón o para quienes padecen diabetes, asma, lesiones en la columna vertebral, o mujeres embarazadas con hipertensión.

- El sistema de atención a distancia también beneficia a los médicos, pues les permite atender a aquellos pacientes que necesitan ser monitoreados constantemente, pero que viven en zonas alejadas del centro hospitalario.

- La telemedicina tuvo sus inicios en 1993 y se ha perfeccionado con los nuevos desarrollos en transmisión de datos, video y audio. Actualmente, es utilizada en hospitales de veteranos en la Unión Americana y en diversos centros de salud alrededor del mundo.

- Cirugía robótica
La cirugía asistida por robots o cirugía de telepresencia es la utilización de un manipulador (aparato) programable para la realización de tareas a través de movimientos programados y variables en un acto quirúrgico.

- La primera mención del uso de robots en instrumentación quirúrgica se dio a principios de la década de los 70, con el objetivo de hacer cirugía a distancia en el espacio. Hoy los robots son ampliamente utilizados y poseen ventajas con relación a los humanos: tienen mayor exactitud y precisión espacial y pueden repetir múltiples veces el mismo procedimiento con iguales resultados. Por ejemplo, el cirujano puede tomar aquel procedimiento perfecto logrado a través de la simulación, programarlo en un robot y hacer que éste lo ejecute de manera perfecta sobre el paciente.

- Existen varios sistemas robóticos. Cada uno tiene sus características propias y alcances específicos:

-

    -
  • AESOP 3000 es un robot que conduce la cámara en cirugía laparoscópica,  entiende las órdenes vocales del cirujano y las ejecuta con movimientos muy exactos. El cirujano puede limitar la amplitud de los movimientos del robot para evitar accidentes.
  • -

  • Artemis es un sistema de manipulación quirúrgica, de origen alemán, dotado de instrumentos poliarticulados que le permiten alcanzar movimientos jamás logrados en cirugía laparoscópica. Este robot, utilizando visión en tercera dimensión, puede rodear estructuras circulares como un vaso sanguíneo o el esófago gracias a las múltiples articulaciones que poseen sus brazos.
  • -

  • Zeus (Computer Motion) es un robot que permite al cirujano operar a distancia del paciente. Consta de una consola con dos controles tipo pinza de disección y un monitor que suministra una imagen en dos dimensiones.
  • -

  • Hunter utiliza la robótica en cirugía oftalmológica. Su sistema de telepresencia en cirugía de retina le permite observar los vasos retinianos del tamaño de un dedo.

- El robot hace que un milímetro de movimiento de la mano del cirujano se traduzca en 10 micras de movimiento del instrumento y así la precisión obtenida es 20 veces mayor que sin asistencia.

- Existen otras áreas como cirugía cardiovascular, rehabilitación, neurocirugía, ortopedia y urología, en las que se utilizan actualmente los robots en la práctica diaria.

- Bisturí a la distancia
La telecirugía es un área que se origina de la robótica. Se combinan la telecomunicación y la utilización de robots para realizar procedimientos quirúrgicos a distancia.

- En septiembre de 2001 se llevó a cabo el primer procedimiento trasatlántico de la historia, llamado Cirugía Lindbergh. El cirujano, localizado en Nueva York, realizó una extracción de la vesícula biliar a una paciente de 68 años hospitalizada en Estrasburgo, Francia, con la ayuda del sistema robótico Zeus.

- La transmisión se realizó por cable de fibra óptica obteniendo un retardo de tan sólo 150 milisegundos (ida y vuelta de la señal), a pesar de existir una distancia de 7,500 kilómetros entre las dos ciudades.

- Los robots quirúrgicos manipulados a distancia parecen ser excelentes en caso de no ser posible tener a un cirujano experto disponible, como en el espacio, bajo el mar o en campo de guerra. La tecnología inteligente ha dejado de ser un sueño en la cabeza de unos cuantos futuristas. La ruta está trazada, pero aún falta más por venir.

- Así que en la próxima ocasión en que, por causas por salud, se vea obligado a someterse a una cirugía, no se asombre si le preguntan: ¿quiere que lo opere un doctor o un robot?

Ahora ve
No te pierdas