Black & Decker se muda a México

La firma estadounidense de herramientas eléctricas, cierra su planta más grande en EU y desplaza s
Karin Rives

Después de un año de ventas récord, que vencieron hasta los pronósticos más optimistas, Black & Decker cerrará su última fábrica de Fayetteville, Carolina del Norte, dejando sin trabajo a 675 empleados y desplazando sus operaciones a Tennessee y México. El cierre concluirá en diciembre de 2006.

-

Desde 1994 y como parte de un plan de reestructuración mundial para recortar gastos, la poderosa compañía de herramientas eléctricas ha cerrado de manera paulatina diversas plantas. Fue en diciembre pasado cuando le tocó el turno a la planta de Fayetteville con 38 años de antigüedad.   En donde se despidió, en principio, a 330 trabajadores.

-

“Una de las razones por las que les va bien es que han trasladado la mayoría de sus operaciones a países de costos más bajos”, dice Michael Morrisroe, analista de Bear Stearns.

-

En 2004, Black & Decker obtuvo ganancias récord por $441 millones de dólares, esto es resultado de su reestructuración. “Cuando sus competidores se trasladan a otros países, tienen que hacer lo mismo”, dice el analista.

-

Los trabajadores de la planta de Fayetteville ganaban en promedio entre $14 y $16 dólares por hora, más de lo que se paga en la mayoría de los nuevos empleos en Cumberland County, indica Glenn McQueen, ejecutivo de la oficina de Fayetteville de la Comisión de Seguridad de Empleo de Carolina del Norte.

-

Durante sus días de gloria, a mediados de los años 90, Black & Decker tenía  1,500 empleados en Fayetteville que ensamblaban taladros, serruchos circulares, lijadoras y otras herramientas eléctricas. Entonces era la operación más grande del mundo.

DISTRIBUIDO POR TRIBUNE.

Ahora ve
No te pierdas