Born in the USA

La disminución en la carga de pasivos y el alza en la venta de sus productos fue recompensada.
–GV

Los 100 / Los que subieron
Gruma
El esfuerzo hecho por el mayor productor mundial de harina de maíz y tortillas para disminuir su deuda fue retribuido. En diciembre pasado, Standard & Poor’s revisó la calificación de Gruma: de estable pasó a positiva. El refinanciamiento de pasivos que vencían en 2004 y las mayores ventas en Estados Unidos fueron parte de las razones que le valieron para destacar dentro de las emisoras con mejores resultados financieros el año pasado.

-

“La empresa llevó a cabo una estrategia de reducción de gastos —destaca Manuel Güereña, analista de Crédito en la calificadora—. Desgraciadamente, en algunos casos se ha traducido en una baja de la planta laboral.” El perfil financiero ha mejorado de manera continua con el control de costos, así como con la reducción de $68 millones de dólares en deuda. “En los siguientes meses tratarán de disminuir pasivos con costo por alrededor de $60 millones de dólares”, subraya José Eduardo Estrada, analista en Banamex Citigroup. El volumen de ventas subió en el año 3.6%, los ingresos 5.7% y el EBITDA 20%.

-

A diferencia de sus subsidiarias en Centroamérica, la controladora entrega buenas cuentas. “El buen desempeño de la corporación sustenta su crecimiento”, apunta el entrevistado. También su principal filial, ubicada en la unión americana, reportó un incremento en ventas de 7%. En Venezuela, en cambio, las ventas cayeron un dramático 19%, atribuido al cierre de parte de las operaciones a causa de conflictos políticos; sin embargo, la buena noticia es que los gastos fueron disminuidos en un porcentaje considerable. En Centroamérica hubo una caída de 8%, resultado del efecto contable producido en el cuarto trimestre de 2001 por la venta del negocio de pan –no obstante, esto ayudó a mejorar la rentabilidad de la operación en aquella zona–. En Molinera México, los resultados fueron sorprendentes: el volumen de ventas se incrementó 36%. “Pero sobresale el hecho de que los gastos operativos de esta firma aumentaran en menor proporción, lo que ayudó a mejorar sus márgenes”, explican expertos bursátiles de Bital.

-

Al esfuerzo notable en control de gastos se suma el manejo de deuda. En el transcurso del cuarto trimestre Gruma consiguió un crédito a tres años por $300 millones de dólares, que usó para pagar el remanente de un adeudo con vencimiento en febrero de este año. La estrategia emprendida ha dado frutos. “Son más eficientes en manejo de inventarios –indica Estrada–. Han reducido su gasto en publicidad y, a diferencia de otras compañías de alimentos, no han tenido que bajar el precio de sus productos para defender sus marcas.”

-

La administración considera que si mantiene su tendencia operativa ascendente y logra reducir la deuda hacia finales de este año o principios de 2004 podría regresar a grado de inversión.

Ahora ve
No te pierdas