Brasil y México lloran por el mismo amo

Las novelas de exportación de Televisa son todo un éxito en el país sudamericano. Ya colocó más
Marina Delaunay

Más de tres millones de brasileñas lloran todos los sábados por la suerte de Marisol, la protagonista de la telenovela mexicana del mismo nombre que busca a su padre, un poderoso empresario de São Paulo. Para equilibrar la catarsis femenina, en poco tiempo posiblemente las mexicanas chillarán con guiones sudamericanos gracias al convenio quinquenal firmado por Televisa y SBT, el segundo operador brasileño.

-

Hace tres años ambos gigantes de la televisión acordaron la transmisión de novelas producidas por la compañía de Emilio Azcárraga Jean en Brasil y también la realización de proyectos con actores brasileños. Ahora, los dos conglomerados negocian la exhibición de novelas cariocas en México.

-

La sociedad con Televisa busca sumar calidad a la oferta de telenovelas de SBT, puesto que la operadora sudamericana ya está diseñando su plan de expansión. Sin fecha definida aún, quiere lanzarse como señal internacional para captar al público portugués disperso en todo el mundo. Ese mercado, valuado en $ 1,000 millones de dólares, ya está siendo explorado por su competidora, O Globo.

El acuerdo ha sido todo un éxito, fundamentalmente para la agrupación mexicana. Se han exhibido más de 20 culebrones doblados al portugués, cuatro de ellos coproducidos por SBT. La usurpadora fue la telenovela estrella, que se estrenó en 1999 y alcanzó 22 puntos de rating –según IBOPE– en São Paulo. Pero no sólo las novelas emparentan a ambos países. Varios días a la semana, El Chavo del Ocho y El Chapulín Colorado alcanzan el primer lugar en el horario de las 12.
Ahora ve
No te pierdas