Brilla un sol negro

-

Voces como la de Virginia Rodrigues brotan a capricho de la naturaleza: sólo de cuando en cuando, y como cualquier otro arrebato de la naturaleza, no conviene dejarla pasar. Las presentaciones de esta brasileña excepcional se limitaban al coro de una pequeña iglesia en Salvador, cuando fue descubierta por el director teatral Marcio Meireles quien la invitó a participar en el montaje de Bye Bye, Pelo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Caetano Veloso la escuchó durante los ensayos del Grupo Teatral Olodum y su entusiasmo fue tal que, tras conversar con la propia Virginia, diseñó Sol negro, el disco que la da a conocer internacionalmente. Celso Fonseca se encargó de la producción y de la guitarra acústica y el violín. Una vez que se corrió la voz, hasta los estudios de Natasha Records llegaron consagrados, como Milton Nascimento o Ramiro Musotto, este último armado de sus percusiones y su notable berimbaus. El resultado es un recorrido por el acervo musical de Brasil, donde la samba camina de la mano del canto tradicional negro que, por momentos, se despoja de toda compañía para que Virginia Rodrigues demuestre lo que puede hacer con su voz a capella.

Ahora ve
Familiares exigen información sobre los atrapados en Álvaro Obregón 286
No te pierdas
×