Buena salud para los remedios

Las farmacéuticas invierten y ven brillantes perspectivas de mercado en un país que es el más gra

Los laboratorios multinacionales tienen esperanzas en el mercado mexicano, alentados por las iniciativas del gobierno de expandir los servicios de salud y por la estabilidad económica del país. En 2003, las ventas rebasaron $7,000 millones de dólares y este año se espera que el país signifique 30% del total de las ventas regionales, desplazando a Brasil como el mercado farmacéutico minorista más grande de América Latina. Significa que la contienda entre los fabricantes extranjeros de medicamentos se intensificará, al igual que sus batallas para mitigar la competencia de los genéricos y promover regulaciones amistosas en el mercado.

- Las firmas extranjeras ya dominan el mercado mexicano. Gigantes globales como Pfizer, Merck (estadounidenses), Bayer (Alemania), GlaxoSmithKline, AstraZeneca (ambas de Reino Unido) y Novartis (Suiza) se jactan de una considerable presencia. “Estamos enfrentando una competencia más agresiva”, señala Miguel Ángel Oliva, gerente de relaciones corporativas de Pfizer en México y América Central. “Se podrán ver en el país productos de reciente lanzamiento en Estados Unidos. Tenemos que rivalizar con los medicamentos genéricos, aunque ese mercado aún es pequeño, sólo de apenas 0.5% del total.”

- Esta farmacéutica es la más grande de México, con una participación de mercado de 10% y más de $500 millones de dólares en ventas en 2003. Está invirtiendo cerca de $72 millones de dólares para mejorar dos de sus tres plantas manufactureras locales.

- Espera levantar la inversión este año en México y crecer la participación de mercado; sus estrategias para incrementar la capacidad están enfocadas a exportar de manera vigorosa a América Latina.

- No hay duda del potencial del mercado farmacéutico en México. Las ventas anuales locales podrían elevarse a $11,000 millones de dólares en 2005, dice IMS Health, consultora estadounidense. Una señal adicional de estímulo proviene del presidente Vicente Fox, cuyo objetivo es aumentar el gasto en servicios de salud, en particular salud mental.

Ahora ve
No te pierdas