Cameron se sumerge de nuevo

-

Tras contratar a su hermano para desarrollar robots submarinos y mucha tecnología con el fin de poder filmar al Titanic en el fondo el mar, James Cameron se quedó con ganas de descubrir qué otros secretos guardaban  los naufragios famosos. El buque Bismark, emblema de la armada alemana durante la Segunda Guerra Mundial, también se consideraba indestructible. Pero la marina inglesa lo hundió en su viaje inaugural, o eso se cuenta. Los sobrevivientes dicen que ellos mismos acabaron con el navío nada más para quitarle el gusto a los británicos. Con tanto paralelismo y misterio, era el objetivo ideal para las investigaciones del cineasta. Discovery Channel patrocinó la expedición, que consiguió filmar el interior del barco de guerra. El documental que resultó incluye los testimonios de los protagonistas, con su consabido homenaje a la tumba acuática, imágenes de archivo y una investigación histórica que lo hacen completo e interesante.

-

Una expedición de James Cameron: Bismark
Estreno 16 de febrero a las 21:00 horas,
Discovery Channel.

Newsletter
Ahora ve
¿Por qué los precios del petróleo siguen en caída libre?
No te pierdas