Camino pavimentado

Renault aprovechará las plantas de Nissan en México, pero abrirá sus distribuidoras propias.
Martha Gómez

Cuando en 1987 los directivos de Renault se despidieron de México seguramente no imaginaron que en 12 años volverían  a este mercado, prácticamente con la mesa puesta. El presidente de Renault, Louis Schweitzer presumió en Tokio que “ahora Renault regresa a México mucho más fuerte y con más confianza en el futuro del país. Teníamos la idea de regresar aún antes de llegar al acuerdo con Nissan. El acuerdo nos permitirá hacerlo más rápido, con menos capital y menor riesgo”.

-

Y es que a diferencia de lo que esta pasando en Japón, donde la administración Nissan-Renault decidió cerrar cinco plantas productoras de automóviles y autopartes, los franceses están pensando utilizar la capacidad de producción de Nissan Mexicana. “Las dos plantas que tiene Nissan en México –señala Schweitzer– están subutilizadas y podremos aprovecharlas. Al tiempo en que reducimos nuestro gasto de inversión podemos bajar los costos de Nissan Mexicana”.

-

Sin embargo aclara que la estrategia de la compañía es no mezclar la imagen de las dos marcas, por lo que abrirán algunas distribuidoras Renault. Schweitzer estará en México a principios de diciembre, y aprovechará el Motor Show de México para dar detalles de la operación.

-

Si bien esta noticia podría resultar benéfica para México por la generación de inversión y empleos, la situación para Nissan Motor Co. (NMC) en Japón sigue siendo muy delicada. El plan para “revivir” a Nissan, diseñado por Carlos Ghosn, director general de la empresa –conocido como Le Cost Killer (el asesino de costos)–, prevé reducción de costos por un billón de yenes (más de $9,400 millones de dólares) para el año fiscal 2002.

-

El plan incluye reducir cerca de 21,000 empleos directos en Nissan, además de los empleos indirectos que se generan alrededor de la operación de las cinco plantas que la empresa decidió cerrar para el año 2002. Baste decir que Nissan planea reducir el número de sus proveedores de 1,145 que tiene ahora, a 600 para el año fiscal 2002. El plan de NMC es reducir la capacidad de producción en Japón, de 2.4 millones que hasta ahora tenía, a 1.65 millones de autos anuales.

Newsletter
Ahora ve
Investigadores descubren 21 tipos de huellas de dinosaurio en Australia
No te pierdas