Camino sin topes

Jalisco sirve a esta firma alemana para vender en Norteamérica.
GRT

En el pasado, cuando se hablaba de Aralmex era difícil que la identificara como el fabricante de los amortiguadores Boge. Es por ello que la empresa –que en 1997 fue comprada por la firma alemana Automotive Mannesmann Sachs al Grupo Industrial Hermex y a General Motors Co.–, además de cambiar en octubre su razón social a Sachs Boge de México, este noviembre anunció que sus productos  adoptarían la marca Sachs Boge, nombres que en todo el mundo se les relaciona con la suspensión automotriz.

-

Según Alessandro Campanelli, director de la empresa, aunque  la nueva imagen no implica modificar el plan de negocios trazado cuando Mannesmann Sachs adquirió la compañía con sede en El Salto, Jalisco, traerá un impacto más inmediato tanto sobre el mercado original como de repuesto, en los cuales Aralmex ya detentaba el liderazgo nacional con una participación de 50%.

-

Tras haberse invertido $80 millones de dólares en los últimos tres años, más otros $30 millones que se aplicarán en el próximo lustro, la fábrica tendrá la capacidad para aumentar su producción de seis millones de amortiguadores a 9.3 millones en el año 2005. Con ello Sachs Boge espera afianzar su posición en el mercado original. Para consolidar su posición en el mercado de repuesto, el próximo año lanzará la marca de amortiguadores Sachs , dirigido a autos de lujo y deportivos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

La carrera de la firma alemana va más allá del mercado nacional e incluye a toda la región del Tratado de Libre Comercio. Después de haber incrementado su presencia, meterá el acelerador a fondo para lograr una penetración de 25% en la zona en 2005.

Ahora ve
Un paseo por el remodelado museo Victoria & Albert de Londres
No te pierdas
×