Cantinas. Otra copa, cantinero

-

Los ingleses tienen sus pubs y clubes privados donde los caballeros se reúnen a tomar la copa y leer el periódico; los mexicanos tenemos, para mucho orgullo, las cantinas. Tradicionalmente, son un sitio de reunión pero también de juego, copas y buena comida. Su ambiente es único. Sólo en una cantina se puede jugar dominó o cubilete toda la tarde, sin preocuparse por el ruido que, generalmente, molesta a los demás comensales. Como el ambiente es menos formal que un restaurante es fácil conocer gente, incluso hay quien busca compañeros para un partido a sabiendas que siempre habrá gente dispuesta a “sobar la ficha”. También es el sitio ideal para cerrar un negocio.

-

Aún en estos tiempos no se permite la entrada a uniformados, aunque en la mayoría de estos lugares ya se da servicio a las mujeres. De hecho, de unos cinco años a la fecha, cada vez más ejecutivas acuden con regularidad.

-

En una cantina se sirven botanas cortesía de la casa, para acompañar los tragos. Pero el nombre no debe engañar, se sirve una comida completa de hasta cuatro tiempos. Desde cabrito y paella hasta escamoles, dependiendo de la especialidad de la casa. En muchas también hay menú a la carta con una gran variedad.

-

Ahora ve
No te pierdas