Caras pero terriblemente eficientes

-

El consumo de energía en millones de hogares será otro cuando pueda generalizarse el uso de lámparas fluorescentes. Hoy, el costo de esta clase de focos resulta prohibitivo para la gran mayoría, simplemente porque con el precio de una sola pieza pueden comprarse docenas de focos convencionales.

-

Sin embargo, las ventajas de este producto tenderán a imponerse. Hay que considerar, por ejemplo, que consumen 75% menos energía que los focos incandescentes y que, además, reducen la cantidad de sustancias tóxicas que produce la combustión necesaria para generar la electricidad.

-

Las ventajas de costo resultan evidentes cuando se piensa que un foco fluorescente de sólo 17 watts proporciona la misma luz que uno tradicional de 40; que uno de nueve puede sustituir con ventaja a otro de 25; mientras que uno de 25 otorga el mismo servicio que un foco de 100 watts. Y si los ahorros en consumo son evidentes luego de estas comparaciones, a este beneficio hay que añadir que una lámpara fluorescente dura hasta 10 veces más que un foco común.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Si se toma en cuenta lo anterior, la inversión en una lámpara fluorescente –sobre todo para dar servicio en aquellos rincones de la casa donde la luz se hace necesaria durante horarios prolongados– parece una sabia decisión… a pesar del costo.

Ahora ve
Operativo contra la pandilla ‘Mara Salvatrucha’ en Los Ángeles deja 21 detenidos
No te pierdas
×