Carlos Escalante

-
MO

Director General Gateway
36 años

-

Para Carlos Escalante, cabeza de Gateway en México, desarrollarse profesionalmente implica volar de San Diego, California, a la ciudad de México todas las semanas... y de regreso. Pero vivir en un hotel, comer en aviones y correr por las mañanas en el Bosque de Chapultepec no es lo que más ha marcado a quien trajera –casi a la fuerza– al sello estadounidense a México, sino su empecinamiento y el logro de convencer a los directivos de Gateway (una de las principales firmas de computadoras en Estados Unidos) de abrir oficinas en un país que no estaba entre sus horizontes.

-

Egresado de la Universidad Estatal de San Diego, para después colaborar durante tres años en lo que ahora es Price Waterhouse Coopers, vino a México para unirse a las filas de McKenzie & Company.

-

Fue entonces cuando Bancomer lo contactó para trabajar en su área de Crédito durante tres años. Posteriormente, continuó con su preparación en la Universidad de Columbia en Nueva York, donde concluyó la maestría de Finanzas Corporativas.

-

A la empresa fabricante de computadoras llegó hace cinco años, cuando se unió al área de Desarrollo de Negocios en Estados Unidos. “El modelo para entrar a México fue muy interesante porque se hizo a través de socios y outsourcing y abrimos oficinas en enero de 2002.”

-

En dos años Gateway ha logrado obtener entre 3.5% y 4% del mercado mexicano. Todo con una operación muy plana y con un equipo de colaboradores pequeño.

-

Con una labor que se hace más ardua al ejecutarla cuatro días por semana, debido a la necesidad de vivir en dos geografías distintas, Escalante se da tiempo de jugar tenis, llevar a su hijo a los partidos de soccer y dedicarle un par de horas a otra de sus pasiones: ver deportes por televisión.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Entre los Cargadores de San Diego, los Lakers y la dirección de una empresa de cómputo, Escalante no se conforma, pues día a día debe enfrentarse a gigantes como Hewlett-Packard e IBM, tarea que le apasiona.

Ahora ve
Pese al tiempo, Salvador Dalí conserva su rasgo más distintivo
No te pierdas
×