Carril de alta

En breve aparecerá una nueva tecnología de conexión a la Red. Sin rivales de cuidado, Telmex expl

La espera está a punto de llegar a su fin. Durante las próximas semanas, Teléfonos de México (Telmex) realizará el primer despliegue masivo de servicios DSL (Digital Subscriber Line; línea de suscriptor digital).

Con el lanzamiento de dicho sistema de comunicación, que se comercializará bajo el nombre de Infinitum, el país adoptará una nueva tecnología de acceso a internet de alta velocidad. Desde principios de 2000, la telefónica ofrece la aplicación Prodigy Turbo, la cual está basada en otra plataforma de conectividad de alta velocidad: ISDN (Integrated Services Digital Network; red digital de servicios integrados).

Al añadir DSL a su portafolio de productos, Telmex está apostando por una solución tecnológica con grandes expectativas de éxito. Para 2004, de acuerdo con estadísticas de International Data Corporation (IDC), en todo el planeta las líneas DSL habrán crecido 15 veces. En México, según proyecciones de Select-IDC, el crecimiento será de 5.6 veces en cuatro años, mientras el número de líneas del sistema competidor ISDN caerá 40%.

La penetración de DSL en el país dependerá de la estrategia comercial que diseñe Telmex. Esta empresa es la dueña de la red de telecomunicaciones más grande del país, y por tanto tiene la oportunidad de alcanzar al mayor número de clientes.

Sin embargo, el plan mercadológico (precio, paquetes de servicio y cobertura de la aplicación) es un misterio. La telefónica de Carlos Slim Helú no quiso revelar detalles específicos de su proyecto DSL. Alcatel, el principal proveedor de la infraestructura que habilitará la solución de Telmex tampoco aceptó hablar sobre el tema. Maxcom, otra firma local de telecomunicaciones que posee una iniciativa formal en el campo DSL, lo mismo.

El cobre que vale oro
Para todo usuario residencial o empresarial, DSL representa el acceso a internet de gran velocidad. La línea de suscriptor digital, en términos sencillos, es una tecnología de transmisión de datos que aumenta la capacidad de las líneas telefónicas tradicionales -los cables de cobre que, desde hace mucho tiempo, se instalan en los hogares y oficinas de todo el mundo-.

Hoy existen muchas versiones de esta tecnología, pero dos modalidades son las que predominan internacionalmente: DSL asimétrico (ADSL, por sus siglas en inglés ), sistema que brinda una velocidad mayor para descargar información de la Red, y una rapidez menor para enviar datos; y DSL simétrico (SDSL), una plataforma para conexiones de trayecto corto que requieren de alta velocidad en ambos sentidos. De acuerdo con información obtenida por Expansión, la oferta de Telmex estará basada en la opción ADSL.

Para uso cotidiano, DSL significa una mejor experiencia de navegación por la web, en velocidad y en riqueza de contenidos. Según especialistas, el sistema asimétrico es 300 veces más rápido que un módem de 24.4 KBPS (los primeros dispositivos que hubo para entrar a internet), 100 veces más veloz que un módem de 56 KBPS (el método de conexión a la Red que hoy tienen todas las computadoras personales ) y 70 veces más que un módem ISDN (128 KBPS).

La rapidez va de la mano de la capacidad. El ancho de banda que caracteriza a DSL permite observar páginas web que combinan elementos de audio, video en tiempo real, animación digital y texto.

Otra ventaja para el usuario común: DSL es un servicio dedicado, es decir, siempre disponible para operar en la web y que atiende a un único usuario -como el teléfono del hogar-, y por tanto no requiere marcación telefónica para conectarse a los servidores del proveedor de internet (ISP), como ocurre con los modems tradicionales y los equipos INSD. Además, el cliente no sufre por el tráfico en la Red, cuando cientos de personas que comparten una misma línea de acceso en las instalaciones del ISP intentan conectarse al mismo tiempo.

Para la compañía operadora telefónica, DSL brinda ventajas atractivas. El servicio de comunicación funciona sobre los cables de cobre ya existentes, al igual que ISDN. El carrier no tiene que invertir en la construcción de una red de fibra óptica para comercializar servicios de alta velocidad y capacidad. Ahí radica la ventaja de Telmex (que ya aprovechó con Prodigy Turbo): su infraestructura está principalmente compuesta por enlaces de aquel metal.

Aunque "viejo" desde un punto de vista tecnológico, gracias a DSL e ISDN el cobre suscita nuevas oportunidades de negocio relacionadas con el mercado de transmisión de datos, y cada vez más alejadas del nicho histórico de la voz (telefonía tradicional, hasta hace poco la fuente de ingresos más importante para las empresas telefónicas). Según coinciden diversos actores del sector -Gartner Group, Cisco Systems y la Unión Internacional de Telecomunicaciones-, mientras el mercado de voz crece entre 10% y 12% al año, el de los datos se incrementa entre 15% y 20%… ¡al mes! DSL produce utilidades a partir de una infraestructura que, con la aparición de la fibra óptica, parecía condenada al olvido. En todo el orbe, revelan estudios del Foro ADSL (organismo independiente que coordina el desarrollo de la tecnología), hay más de 750 millones de líneas de cobre; todas susceptibles de brindar servicios para esta tecnología. Hoy, para las compañías de telecomunicación, el cobre vale oro.

¿Mercado de baja velocidad?
Aunque este acceso de alta velocidad a internet estará disponible en poco tiempo, eso no significa que el mercado responda de inmediato. En opinión de Gabriel Moreno, analista de Internet y Telecomunicaciones de Select-IDC, el módem tradicional de 56 KBPS seguirá dominando en el contexto local.

"Aunque Telmex lance su oferta DSL, nadie puede asegurar que la tecnología ya sea una realidad en México. En primer lugar, la cobertura del servicio será el principal obstáculo. Por ejemplo, la opción ISDN, que ya lleva algún tiempo en el mercado, no ha conseguido una penetración que realmente amenace al acceso web vía módem. La consolidación local de DSL tomará mucho tiempo." Dependerá, por ejemplo, de cuántas centrales de Telmex estén habilitadas para proveer esta tecnología.

Asimismo, el precio puede ser un freno a la contratación. "Prodigy Turbo [ISDN] tiene ventajas en términos de precio. En mercados internacionales, ISDN se ubica en el rango de los $30 a $40 dólares al mes. DSL oscila entre los $60 y $70 dólares mensuales. Habrá que esperar a que Telmex defina el costo de su servicio DSL. Sin embargo, no hay que olvidar que el mercado mexicano se rige por el precio. Al usuario individual o a las compañías se les puede ofrecer alta disponibilidad, seguridad, solidez tecnológica, etcétera, pero al final, el aspecto que más se valora es el precio."

De todos modos, si se establece un costo razonable, "no tengo la menor duda de que DSL será el servicio por excelencia para el sector de la pequeña y mediana empresa mexicana" (PYME), dice Moreno.

Para Julián Garrido, director del área de Proveedores de Servicio de Cisco Systems de México, el precio favorecerá a DSL. "La PYME mexicana no tiene acceso a internet de alta capacidad y velocidad. Algunas compañías, las más grandes, probablemente cuenten con líneas dedicadas que, al mes, cuestan $800 pesos o más. En el país, sólo hay entre 1,500 y 2,000 organizaciones que están conectadas en forma dedicada a la Red. Desde ese punto de vista, DSL podría ser una alternativa competitiva en términos de precios."

De cualquier forma, la renta mensual que fije Telmex será determinante; la empresa es dueña de la mayoría de los enlaces de cobre del país y su propuesta tecnológica se convertirá en la opción principal para los consumidores.

Según muchos operadores locales que desean utilizar la última milla [la conexión de cobre que llega directamente a los hogares y oficinas] para ofrecer servicios de datos de alta capacidad, la infraestructura de cobre instala da es propiedad de todos los mexicanos. Pero eso sólo es una teoría. "La realidad es que la plataforma es de Telmex y la compañía tiene la exclusividad en el uso de ésta. El primer despliegue masivo de DSL se instrumentará a través de la red de Telmex. Punto. Los carriers que no posean una infraestructura local de cobre, simplemente, no competirán en el nicho", advierte Moreno.

Garrido coincide: "El dueño del cobre definirá el rumbo del mercado. La pregunta es: ¿Cómo presentará y comercializará el servicio de DSL?"

Carrera vertiginosa
A corto plazo todos los usuarios tendrán las opciones de acceso ISDN y DSL, ambas de la telefónica de Slim. Según Jorge Contreras, director general de Tech Tel International (TTI, compañía mexicana que diseña soluciones ISDN y provee la tecnología de Prodigy Turbo), ISDN posee las fortalezas de la versatilidad y la madurez. "Son plataformas complementarias. No obstante, hay aplicaciones que DSL no puede satisfacer. En acceso a la Red, DSL es una tecnología perfecta. Sin embargo, si el usuario desea utilizar soluciones de otro tipo, entre otras, dos líneas telefónicas a través de un mismo cable, videoconferencia, videotelefonía, fax de alta calidad, vigilancia remota, DSL no es la mejor alternativa."

Por el contrario, Moreno cree "que DSL aventaja a ISDN", en primer lugar por tener enlace dedicado y no depender de la marcación telefónica. En la otra tecnología el cliente depende de la demanda que exista por el servicio. Si las solicitudes de conexión a internet son demasiadas, el usuario tendrá que realizar varios intentos para acceder a la aplicación.

Asimismo, "las necesidades de comunicación empresarial basada en internet -correo electrónico, acceso remoto a corporativos, redes privadas virtuales- necesitan el respaldo de una tecnología de muy alta velocidad. En ese renglón, DSL también supera a ISDN. En mi opinión, ISDN no tiene futuro."

Garrido comparte este punto de vista. Según el ejecutivo, la capacidad de la línea de suscriptor digital -el ancho de banda- permite desplegar aplicaciones con una calidad que, hasta hace poco, parecían inalcanzables: video en tiempo real en la PC, presentaciones multimedia en sitios de internet, videoconferencia, capacitación vía internet, conciertos musicales en línea, etcétera. "Estas aplicaciones ya están disponibles -apunta Garrido-, pero con el ancho de banda que existe hoy en día la experiencia del usuario resulta poco grata. Nada se despliega en la forma adecuada. Con DSL, la situación cambiará radicalmente. Internet será más útil, entretenido y rico en contenido."

El ejecutivo de Cisco Systems, que fabrica equipos tanto DSL como ISDN, piensa que este último tampoco es una buena solución para el operador telefónico. "Es una tecnología muy orientada a los sistemas de telecomunicación tradicionales. Por ejemplo: desde su casa, un usuario se conecta al servicio ISDN. En determinado momento, la persona se retira de la computadora para servirse un café. Aunque no se esté enviando o recibiendo información, el circuito queda enganchado en la central del carrier. Dentro de la compañía telefónica, se reserva un canal de transmisión que no está utilizándose. El hecho de mantener atado un circuito cuando no pasa nada representa un costo muy alto para la telefónica."

¿Qué ventajas proporciona DSL en ese sentido? Garrido responde: "Se basa en tecnología de red de datos, y este tipo de plataformas contemplan el hecho de que el usuario no siempre está transmitiendo información, entiende la naturaleza inconstante e impredecible del tráfico. Para una compañía de telefonía es más barato ofrecer este servicio porque no consume recursos de red en forma innecesaria."

El director general de TTI desestima las críticas. "DSL es una plataforma muy joven. En el ámbito mundial, los operadores apenas están aprendiendo a habilitar soluciones de ese tipo. Por el contrario, ISDN es una tecnología robusta y madura, la respaldan más de 14 años en el mercado. Considerar que ISDN no tiene futuro es un error. Actualmente, está penetrando con fuerza en mercados como China, Argentina, Chile, Brasil y México. En Europa es prácticamente el estándar de comunicación."

Las limitaciones de DSL -asegura Contreras- se reflejan en que, "con dicha tecnología, hoy no puedes realizar una videoconferencia México-Alemania, México-Francia, Monterrey-México (porque aún no tiene infraestructura). ISDN es una infraestructura global, ya que está basada en una plataforma de telecomunicaciones (circuitos conmutados) disponible en todo el mundo." Además de video- conferencia y otros servicios de datos, ISDN permite ofrecer, a un bajo costo, una segunda línea telefónica en el hogar, mientras que muchas soluciones no operan sobre DSL.

El director general de TTI resume que las bondades de DSL están restringidas al ámbito de acceso a la Red. "Por su velocidad de conexión, no dudo que DSL resulte una oferta muy atractiva para los consumidores mexicanos. Incluso, se podría decir que en dicho terreno será el campeón. No obstante, un cliente pagará una renta mensual que sólo implica un acceso de gran rapidez a la Red. Por el contrario, la factura de un usuario de ISDN incluirá conexión rápida a internet, dos líneas telefónicas, videotelefonía y una serie de servicios adicionales.", dice Contreras.

La respuesta de Garrido es contundente: "Una compañía especializada en sistemas ISDN está muy orientada al campo de la telefonía tradicional, y por lo tanto no está expuesta a los avances tecnológicos. Yo diría que el telégrafo es un sistema de comunicación increíblemente maduro. Eso sí es extremadamente maduro. Sin embargo, el usuario no tiene que conformarse con las cosas que aparentan una mayor madurez. DSL -en efecto, una tecnología joven, con entre cuatro y cinco años en el mercado- es una solución probada. Funciona muy bien. Conectarse a internet vía módem de 56 KBPS también es una opción muy madura, pero no es mejor que hacerlo con DSL."

Sin motivos para celebrar
Para muchos especialistas, el próximo arribo de DSL a México significa un momento de gran trascendencia tecnológica: las telecomunicaciones suman un nuevo sistema de alta capacidad. Ya nada se le puede envidiar a los mercados internacionales. Sin embargo, Garrido tiene una opinión distinta sobre el dinamismo del sector en el país. De hecho, una visión poco optimista.

"¿Que DSL confirma el ambiente alentador que hay en la industria mexicana de telecomunicaciones? El panorama se ve alentador desde hace tres años. Ya me cansé de observarlo así. Los proveedores de servicio tienen un comportamiento muy poco agresivo; están ignorando la gran demanda que existe por los servicios de alta capacidad. Los operadores siguen invirtiendo en tecnologías de circuitos de voz. Actualmente, las plataformas basadas en datos son las que realmente permiten que una industria despegue. Los operadores mexicanos son en extremo cautelosos para moverse hacia las nuevas tecnologías. La cautela provoca que se cometan errores. Invierten cantidades enormes en tecnología vieja. No quieren alejarse de lo tradicional, de lo conocido, de lo que entienden."

Opina que el usuario final es quién padece la falta de vocación innovadora: "Se transportan datos a través de vasitos. Las empresas necesitan mover distintos tipos de agua y el proveedor de telecomunicaciones sólo le entrega vasitos. Ya nadie los quiere. Las compañías mexicanas quieren mangueras; tubos enormes para mandar toda la información."

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Para este ejecutivo del fabricante de sistemas de conectividad, México puede caer en el error de conformarse con plataformas de comunicación, que aunque mejoran las condiciones generales de acceso, no implican una revolución tecnológica de fondo. En su opinión, la excesiva discreción de los carriers impedirá que sistemas aún más rápidos -como Ethernet o Gigabit Ethernet- se incorporen al país.

De hecho, y en eso no le falta razón a Garrido, DSL e ISDN, en comparación con el resto del mundo, tardarán demasiado en llegar al país. Los usuarios mexicanos apenas están aprendiendo a convivir con la velocidad. La desesperación de Garrido no es gratuita: "¿Por qué seguimos construyendo redes a la manera tradicional?"

Ahora ve
Guerrero está bajo el asedio de 10 cárteles y más de 50 bandas criminales
No te pierdas
×