Casa de empeño VIP

Galerías Louis C. Morton encontró en el empeño una nueva mina de oro.
Verónica García de León

“Necesito dinero pero no quiero vender mis piezas” era el comentario que -cada vez más se escuchaba en la casa de subastas Galerías Louis C. Morton. Los -clientes ricos poseedores de obras de arte no tenían liquidez. No había que -pensarlo demasiado y por ello el año pasado se abrió al interior de la -galería Morton Hall, la primera casa de empeño dedicada a las personas de -nivel socioeconómico medio alto y alto, así como para pequeños empresarios.

- “Somos los únicos en aceptar en prenda obras de arte”, dice Luis López -Morton, director general. 60% de los artículos que se empeñan son pinturas y -el resto son joyas, antigüedades, libros, documentos y vinos.

- El préstamo varía de entre 10 a 25% de la valuación hecha de la pieza, -dependiendo de su estado y originalidad. Por un Dr. Atl, Morton puede prestar -hasta $500,000 pesos. Al término del contrato (tres meses), si no se cubre la -deuda la pieza se subasta.

- El éxito ha sido tal que Morton Hall probará suerte en el segmento de bajo -poder adquisitivo, donde la demanda es mayor. Antes de fin de año abrirá sus -primeras dos sucursales en Aragón y Satélite (al norte de la capital). Al -igual que otras casas de empeño cobrará un módico interés mensual de entre 6 -y 7%.

- Se estima que en México existen 1,500 casas de empeño que atienden a más -de 10 millones de personas. Los préstamos prendarios, hipotecarios y de coches -rondan al año unos $3,500 millones de pesos, según cálculos de Prendamex, la -franquicia de empeño con más de 220 sucursales en el país.

Ahora ve
No te pierdas