Casi el infierno

-
Alberto Barranco

A despecho de los antipragmáticos, románticos, levitantes, soñadores, -espiritualistas y filósofos del-dinero-no es la vida, el ojo del huracán que -se avisora para el próximo año se ubicará en los prosaicos, malolientes y -banales billetes, convertidos por la fuerza de las circunstancias en la -mercancía más escasa de la temporada.

- Las paradojas brotarán a manera de plaga:

- Mientras el PRD intentará destrabar un viejo proyecto legislativo para -obligar a los apostadores de la Bolsa Mexicana de Valores a pagar impuestos por -sus ganancias, la Secretaría de Hacienda intentará a su vez ubicar estímulos -adicionales para impulsar al mercado accionario en su condición de única vía -libre para la obtención de financiamiento.

- Mientras los propios diputados perredistas intentarán convencer a sus -colegas panistas de la validez de fijar candados para asegurar una permanencia -mínima del capital externo especulativo, a imagen y semejanza de lo realizado -en Chile, el gobierno intentará convencer a su vez a unos y otros a aceptar que -el documento final de la negociación para el acuerdo de libre comercio con la -Unión Europea incluya una cláusula de protección para el capital de la zona -que llegue al país.

- Mientras al interior del PRI se intenta cerrarle el paso a la opción de -privatizar parte de la Comisión Federal de Electricidad y de abrir los candados -que impiden una participación mayoritaria del capital privado nacional y -extranjero en las plantas de petroquímica secundaria de Pemex en venta, el -gobierno buscará acotar uno y otro asuntos, en su desesperación por recursos, -así tengan etiqueta de una sola vez.

- Mientras el Banco de México intentará a golpe de cortos y esterilización -de liquidez de los bancos mantener deprimida la paridad peso-dólar, a fin de -cerrarle el paso a la eventualidad de burbujas inflacionarias, Hacienda -intentará laxar la política monetaria en afán de ganarle competitividad a los -exportadores y desalentar a los importadores, dado el grado de dificultad para -financiar un elevado déficit a la balanza comercial del país.

- Mientras el gobierno urge a los bancos, en afán de lavarle la cara al -escándalo Fobaproa, a participar en el más ambicioso programa de la temporada -de apoyo a deudores, bajo el calificativo de definitivo, los bancos a su vez -urgen al gobierno a instrumentar medidas adicionales de rescate, luego de sus -colosales pérdidas al tercer trimestre del año.

- Mientras el PRI urge al gobierno a lanzar toda la carne al asador en materia -de presupuesto, para apuntalar sus programas sociales en la antesala de la madre -de todas las batallas en materia electoral, el gobierno, a su vez, urge a -Hacienda a combatir la economía informal, subir el costo de sus productos y -servicios, y aumentar de cero a 15% el IVA en alimentos y medicinas.

- En el intermedio, mientras las pequeñas y medianas empresas proveedoras del -gobierno urgen al pago de sus facturas, la Subsecretaría de Egresos de Hacienda -hace lo posible por mandar las partidas al próximo ejercicio fiscal, en afán -de cumplir su compromiso de déficit presupuestal.

- Y mientras la propia dependencia está abriendo todos los cajones en busca de -fondos o fideicomisos de apoyo a ciertas actividades empresariales para -cancelarlos, previa recuperación de los recursos, en tanto se señalan nuevas -prioridades en materia de construcción de obra pública y ampliación de la -infraestructura de Pemex y la CFE, el sector industrial, a la vista de la caída -en la perspectiva del PIB, está exigiendo otra vez la existencia de un programa -de fomento, a manera de los que llegaron en carretadas durante la década de los -70.

- Ahora que, desde el otro ángulo, mientras las principales empresas privadas -empiezan a diseñar estrategias de austeridad franciscana, incluida la -reducción de la nómina, en afán de capear el temporal, el gobierno cancela, -hasta nuevo aviso, la mayoría de sus campañas de propaganda, más allá de -todos los gastos que se consideran no indispensables…

- Del paraíso al infierno. O casi.

Newsletter
Ahora ve
México y otros 13 países se unen al llamado que la OEA hace a Venezuela
No te pierdas