Casting en el zoológico

Una agencia de modelos en México y otra en Chile proveen animales exóticos para comerciales.
Tania Lara y Gustavo Grimaldi

En estas agencias de modelos, el que no ruge, vuela. Una es la de la mexicana Norka Guerrero, que hace 10 años empezó con una escuela de adiestramiento para perros y en la medida que su negocio creció, surgieron casas productoras que le solicitaban mascotas para sus anuncios. Familiarizada con mascotas que se vuelven estrellas, Norka, de 30 años, se apasionó y tiene una colección que parece infinita. Jaguares, cebras, leopardos, avestruces, caballos, reptiles, guacamayas, tarántulas y borregos pertenecen a la agencia Publicidad con animales, donde sólo trabajan seis personas.

- En su rancho ubicado en Taxqueña y Tláhuac, al sureste de la Ciudad de México, Norka recibe llamadas de Televisa, y de casas productoras como Catatonia, Central Films y La Banda, que la mantienen muy ocupada.

- Tan solo en agosto, todos sus modelos tuvieron un minuto de fama. Desde el elefante que tomó los cacahuates Mafer y un pavoreal que anuncia Panasonic hasta un toro que acompaña las hamburguesas Burger King.

- “Acabo de regresar de Televisa, donde me pidieron un borrego para el programa Vecinos de Eugenio Derbez. Mañana estaré en (la telenovela) Alborada con una tarántula, y hace tres días, Renault me pidió unas avestruces”, contesta la emprendedora.

- Mientras que ella se encarga del contacto con las productoras, su marido Lorenzo Roca es el médico que vigila la salud de los animales y cuenta con el permiso de la Procuraduría Federal de Protección Ambiental (Profepa).

- En Sudamérica, Juan Readi empezó Petbull, una curiosa agencia de modelos en Santiago de Chile. Él cobra $25 dólares a los dueños por fotografiar a las mascotas en su domicilio. Aunque también puede hacer una sesión en un estudio fotográfico, y cobra más por ello.

- Con las imágenes y los datos del animal, Juan Readi ingresa toda la información en un catálogo de casi 1,000 modelos, el que espera triplicar a finales de año. Después, las empresas convocan un casting para sus comerciales gráficos o de televisión.

- Algunos de sus clientes que contrataron los servicios de esta exótica agencia de modelos son el champú Sedal, el Banco Santiago y la embotelladora chilena CCU, a los que cobra entre $600 y $1,800 dólares y da un porcentaje a los dueños de la mascota.

- En México, Guerrero declina hablar sobre los honorarios y adiestramiento de sus mascotas. “Los animales son una tendencia fuerte”, explica la mexicana. Y es que los anunciantes descubrieron que los animales y los niños conmueven más que cualquier otra figura en la publicidad.

- En México, existen ya otras seis agencias donde los modelos son mascotas.

Ahora ve
Voluntarios trabajan sin descanso en el edificio derrumbado en Gabriel Mancera
No te pierdas
×