CD para dos

-

Llegar a la barra, pedir un martini –hoy tan de moda–, una botana y, por qué no, un disco de Duke Ellington. Colocarse los audífonos y escuchar la música de su predilección, mientras bebe, es posible en Mr. CD, un bar único en la flamante Plaza Duraznos de Bosques de las Lomas.

- El lugar cuenta con varios reproductores de discos; tanto en mesas para cuatro personas como en la barra para los que prefieren ir solos. Las bebidas son tradicionales, desde cubas hasta cafés aromáticos; los alimentos no son nada elaborados: sandwiches, ensaladas y postres.

- He aquí una nueva versión para una cita: en lugar de ir a comer –y aumentar de talla– o a tomar una copa –y acabar un poco mareados–, ¿por qué no compartir  los gustos musicales de su acompañante?

Ahora ve
No te pierdas