Cine mexicano <br>¿Rescate imposible?

A pesar de que el anteproyecto de reformas a la ley de cinematografía no se discutirá en la Cámar

La trama inició el pasado 23 de abril, cuando la actriz y legisladora -perredista María Rojo presentó una iniciativa de reformas y adiciones a la Ley -Federal de Cinematografía ante el pleno de la Cámara de Diputados, la cual -será discutida en el próximo periodo ordinario de sesiones que comenzará en -septiembre.

- El razonamiento que anima dicha iniciativa es inobjetable: debido a la -acentuada decadencia experimentada por el cine mexicano en los últimos años, -la industria fílmica se enfrenta a un claro dilema: renovarse o morir.

- Por ende, de acuerdo con la también titular de la Comisión de Cultura, el -actual marco legal necesita ser modificado para salvaguardar la viabilidad del -cine mexicano ante el incesante avance de la industria hollywoodense y la falta -de recursos para fomentar la producción nacional.

- Empero, si bien el objetivo del anteproyecto es completamente válido, las -medidas planteadas para alcanzarlo han despertado el descontento de los -empresarios aglutinados en la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica -(Canacine), un organismo conformado por las principales compañías de -exhibición, distribución y doblaje de películas en México.

- Las protestas de la Canacine se centran, básicamente, en tres puntos: la -obligatoriedad de exhibir películas mexicanas en 30% de las pantallas de los -complejos cinematográficos, la restricción para proyectar en las salas -películas dobladas que no estén orientadas a un público infantil “AA” -(menor a los siete años de edad) y el cobro de un nuevo impuesto de 5% del -total recaudado en taquilla.

- Los recursos captados a través de dicho impuesto se utilizarían para crear -el Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (Fidecine), una entidad que -funcionaría de forma independiente al Instituto Mexicano de Cinematografía -(Imcine) y que, en teoría, estaría constituida por representantes de todos los -ramos de la cinematografía nacional.

- En la trama, como lo evidencian los razonamientos esgrimidos por los actores -involucrados, no existen héroes ni villanos; tan sólo dos grupos que buscan -defender –de la mejor manera posible– los intereses que le dan sentido a sus -respectivas actividades.

- - TIEMPOS CRÍTICOS
-
-
A pesar de que durante su “época de oro” fue considerado como una de -las fuentes de ingreso más importantes del país (la segunda después de la -petrolera), el cine mexicano atraviesa hoy por el peor periodo de su historia.

- No obstante la constitución de un Fondo para la Creación Cinematográfica -de Calidad de $135 millones de pesos, diseñado por iniciativa del presidente de -la República, la realidad es que en 1997 la producción fue de tan sólo12 -películas, la misma que en 1920. La cifra es a todas luces alarmante, en -especial si se toma en cuenta que países como Brasil y Argentina producen -alrededor de 60 cintas por año.

- Por tanto, para María Rojo, lo importante es –independientemente de los -defectos que pueda tener el anteproyecto de ley– dar el primer paso hacia la -reactivación de la industria.

- “Obviamente que todas las leyes afectan algunos intereses, y más -tratándose del cine –asevera la actriz–. Pero, entonces, ¿nos debemos -quedar engarrotados para no afectar a nadie? ¿Nos quedamos haciendo 12 -películas? ¿Cuántas vamos a hacer el año que viene? Yo no creo que esta ley -vaya a arreglar todos los problemas del mundo, ni que cualquier ley sea -inamovible; pero, por favor, ¡empecemos por lograr algo!”

- Para los exhibidores y los industriales del doblaje, sin embargo, la -intención es otra. De hecho, en entrevista, el copropietario de Cinemex y -virtual vocero de la Canacine, Miguel Ángel Dávila, no duda en señalarlo -así:

- “El sector de los productores se quiere servir con la cuchara grande. Es -muy fácil decir: dame dinero, dinero que yo no me he ganado ni producido; -nosotros los exhibidores hemos arriesgado capital y esfuerzo. El fondo de esto -es realmente económico... yo no encuentro otra respuesta.”

- A finales de los 80, ir al cine equivalía a soportar un sinfín de -problemas: salas mal acondicionadas, pésimo sonido, malos tratos y, sobre todo, -una proyección deficiente.

- La negligencia del Sindicato de Trabajadores de la Industria Cinematográfica -(STIC), un soterrado control gubernamental de precios y la existencia de un -marco legal que imponía restricciones al ingreso de capital extranjero en los -circuitos de exhibición fueron, entre otros, los principales factores que -ocasionaron el deterioro de las salas de cine y el consecuente desplome en los -ingresos en taquilla.

- Hoy, esos factores ya no existen. Ante la apertura comercial y el declive del -STIC, las otrora incómodas salas han sido sustituidas por recintos con una -calidad similar a la de países del primer mundo, los ingresos se han recuperado -y, por ende, la exhibición cinematográfica ha vuelto a ser un buen negocio.

- Inclusive, la acelerada expansión de grupos sustentados en una fuerte -inversión extranjera, como Cinemex y Cinemark, ha ocasionado que, bajo la -amenaza de desaparecer, los exhibidores tradicionales renueven tanto sus equipos -de proyección como su oferta de servicios.

- De ahí la desconfianza de la Canacine en torno al nuevo anteproyecto ya que, -bajo su óptica, lejos de promover la revitalización del cine mexicano, lo -único que se busca es sacar provecho del creciente éxito de los nuevos -complejos cinematográficos, todo a costa de la imposición de otros gravámenes -que podrían reducir considerablemente los ingresos en taquilla.

- Para Dávila, la injusticia es clara: “No nos hemos roto la cara por -reactivar una industria para que ahora le tengamos que dar una lana a los -productores.”

- El enojo de los exhibidores no es gratuito. Después de todo, aparte de que -la Secretaría de Hacienda les retiene el Impuesto al Valor Agregado (IVA) –lo -que ocasiona que los gastos se incrementen hasta en 15%–, los dueños de las -salas tienen que pagar un gravamen extra de 6% para “incentivar el -espectáculo”.

- ¿Qué se hace con ese impuesto al espectáculo? Nadie parece tenerlo claro. -Incluso, la propia María Rojo admite desconocer el destino final del nebuloso -gravamen: “Me parecería bien que nos dijeran qué se hace con ese impuesto. -Es más, no sé qué se hace con mis impuestos.”

- Al cuestionársele sobre la conveniencia de proponer nuevas cargas fiscales -sin revisar cómo se utilizan las ya existentes, la protagonista de Danzón -explica que, si bien se podría revisar eventualmente el manejo del impuesto al -espectáculo, primero se tiene que discutir lo ya estipulado.

- “Yo estoy haciendo lo que la Comisión de Cultura autorizó, no puedo sacar -lo del impuesto al espectáculo porque hay una agenda legislativa –explica–. -Se podría discutir después, pero en la agenda legislativa están marcadas, y -en ese orden, las discusiones de la Ley Federal de Cinematografía y la Ley -Federal del Libro, y reformas a la Ley de Derechos de Autor. Eso es lo que está -y eso es lo que estamos haciendo. La agenda ya está hecha.”

- - EL DOBLAJE, OTRO ESTELAR
-
-
Los impuestos distan de ser el único punto de controversia de la iniciativa -para reformar la ley cinematográfica.

- Actualmente, en México se prohíbe proyectar en las salas de cine películas -dobladas que no estén orientadas a un público meramente infantil. A pesar de -que la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados sostiene que la nueva ley -se mantendrá en esa dinámica, lo cierto es que diversos empresarios del ramo -han manifestado serias dudas con respecto a un posible incremento en las -restricciones al doblaje.

- En principio, el conflicto estriba en la redacción del anteproyecto. De -acuerdo con ese documento, una película cinematográfica es “toda secuencia -de imágenes plasmadas de manera sucesiva sobre un material sensible idóneo”, -que pueda ser usada “para fines de proyección en salas cinematográficas o en -lugares que hagan sus veces, o de fijación para la venta o renta, o bien para -la transmisión o emisión a través de un medio electrónico, digital, o por -cualquier otro conocido o por conocer”.

- Para Patricia Millet, ex presidenta de la Canacine y miembro directivo de -Doblajes y Grabaciones SA, esa definición, al abarcar prácticamente todos los -medios de comunicación, constituye un serio peligro para la viabilidad del -doblaje en México, ya que de aplicarse tal como está, las restricciones -existentes para el doblaje en las salas cinematográficas se extenderían a la -televisión y el video.

- En realidad, el miedo de los empresarios del ramo con respecto a una -prohibición total del doblaje parece injustificado. Después de todo, más -allá de la deficiente redacción del anteproyecto, Rojo ha garantizado en -varias ocasiones que las prohibiciones al doblaje se continuarán limitando -sólo a las salas cinematográficas e, inclusive, ha señalado su intención de -revisar algunos artículos que puedan provocar ciertas dudas al respecto.

- Sin embargo, al ratificar la prohibición de exhibir películas dobladas no -infantiles en las salas cinematográficas, la Comisión de Cultura de la Cámara -baja ha parado en seco la estrategia de mercado de complejos de calidad como -Cinemex.

- La razón es obvia. A pesar de que los precios generales de Cinemex ($30 -pesos por boleto) son relativamente elevados para un público de clase media -baja, la empresa planea introducirse en un mercado con un poder adquisitivo más -bajo, como lo evidencia la creación de las salas de Los Reyes y Ecatepec.

- Para ello, además de reducir el precio del boleto, resulta fundamental -programar películas que resulten accesibles para el “gran público”. Y, en -ese sentido, una cinta doblada atraería, sin duda, a un mayor número de -personas que una subtitulada.

- Según Dávila, “México es el único país que limita el doblaje. En -España, por ejemplo, es obligatorio. No se trata de afectar la obra artística. -Al restringir el doblaje, lo único que se hace es negarle la experiencia -cinematográfica a los sectores más desprotegidos”.

- Millet comparte plenamente la posición del copropietario de Cinemex. Además -señala que los ingresos de la industria del doblaje ($17 millones de dólares -anuales) se duplicarían en caso de que se diera una apertura total hacia esta -actividad.

- - LA DIFÍCIL TAREA
-
-
Más allá de la controversia generada entre los exhibidores y los -empresarios del doblaje, es claro que el anteproyecto de ley no actúa sobre un -punto fundamental: la justa repartición de las recaudaciones obtenidas por -venta de boletos.

- En la actualidad, del total de los ingresos obtenidos en taquilla por una -película mexicana, sus productores tan sólo reciben 10%, mientras que los -distribuidores llegan a captar hasta 30% de lo recaudado.

- De hecho, si los productores recibieran un mayor porcentaje por las -películas que ellos mismos realizaron, los mecanismos propuestos por la -Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, al igual que la misma -existencia del Imcine y otros mecanismos subvencionadores del Estado, -carecerían de sentido.

- Empero, como lo acepta la propia María Rojo, eso implicaría afectar -intereses aún más profundos: “Yo estoy de acuerdo con lo que planteas. Pero -si yo dijera desde la misma ley que el Imcine debería desaparecer, pues no -entra nada. Si así, por pedir cosas tan insignificantes, mira la que se ha -armado…”

- Hasta hoy, la incipiente legisladora no ha tenido una tarea fácil. Ni la -tendrá en los meses venideros, ya que, como lo señala Dávila, la Canacine -está dispuesta a agotar toda instancia que pueda bloquear las reformas a la -polémica ley.

- Rojo dista de mostrarse sorprendida: “Me esperaba que los exhibidores y los -distribuidores, que nunca han estado a favor del cine mexicano, no apoyaran la -ley. Me esperaba un gremio totalmente dividido. Me esperaba que los actores de -doblaje protestaran. Todo me lo esperaba.”

- Por ello, a manera de conclusión, la actriz subraya que lo primordial es “poner -la primera piedra para poder empezar por algo”. En eso, todos concuerdan. La -duda es si esta iniciativa constituye la mejor manera de empezar, porque, -después de todo, el cine mexicano ya no está para segundas partes.

Ahora ve
Estados Unidos revoca el marco normativo de la “neutralidad” de internet
No te pierdas
×