Cita en los juzgados

Los recortes de personal en PricewaterhouseCoopers desembocan en demandas e inconformidades.
-Zacarías Ramírez Tamayo

En los próximos días los abogados de PricewaterhouseCoopers (PCW) México, uno de los mayores despachos de auditoría y asesoría de negocios, tendrán citas incómodas en los juzgados. El motivo: afrontar las demandas de ex empleados que lo acusan de violación a sus derechos.

- -

La firma llevó a cabo una serie de despidos sin la liquidación que marca la ley, según los inconformes, afectando a cerca de 200 personas, en su mayoría gerentes de auditoría; la cifra podría elevarse a 400 o 450, según versiones no confirmadas.

- -

En junio tocó el turno a Hortencia Viváez, empleada con 11 años de servicio. En una reunión a la que fue convocada junto con 14 trabajadores más, le informaron que estaba incluida en el recorte de personal que se consumaba ese día. Enseguida "repartieron folders que contenían la renuncia de cada uno lista para ser firmada", así como un convenio dirigido a las autoridades laborales en el que los empleados aceptaban una indemnización equivalente –en el caso de ella– a cinco meses de trabajo, se comprometían a no ejercer acción legal alguna contra el despacho y a mantener en la confidencialidad la información obtenida en el ejercicio de su trabajo. La ley establece que la liquidación debe incluir tres meses de sueldo, más 20 días por cada año trabajado y la parte proporcional de las prestaciones del año en curso.

- -

Viváez no firmó, por lo que a partir de ese día no volvió a poner un pie en las instalaciones del despacho. Lo puso en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA), el pasado 18 de julio, para presentar una denuncia por despido injustificado. Reclama la reinstalación en su puesto o bien el pago de una liquidación conforme a ley y el pago de una prima de antigüedad, por un monto aproximado de $288,000 pesos –el ofrecimiento de la empresa fue de $135,000–.

- -

PWC tiene otra versión. "La reciente salida de personal ha sido de común acuerdo y las renuncias son voluntarias –dice Luis Gerardo Díaz, encargado de Mercadotecnia y Comunicación–. No hemos realizado despidos y en todos los casos existe la documentación correspondiente." Este proceso, añade, suele llevarse a cabo en los meses de junio y julio de cada año y se acompaña de ascensos a diferentes niveles. Asegura que el despacho, que da empleo a 3,200 personas, está financieramente sano. (De acuerdo con información extraoficial, al cierre del ejercicio que concluyó en junio pasado, en el renglón efectivo e inversiones la firma en México reportó $150 millones de pesos, en tanto que los ingresos alcanzaron $1,000 millones y la utilidad antes de impuestos $247 millones).

- -

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

A partir de la fusión entre Pricewaterhouse y Coopers and Librand, las bajas de personal suman alrededor de 800, de las cuales una cuarta parte podrían haber sido forzadas. Una que definitivamente lo fue es la de Manuel Contreras, gerente senior de auditoría, cargo previo al de socio. La mayoría de los despedidos en PWC han aceptado una "compensación" que oscila entre 30 y 50% de lo que establece la ley. "Un día me hablaron para decirme que nunca iba a ser socio –dice un ex gerente de 43 años de edad y 18 de servicio–. Dije que no había problema si seguía trabajando". Pero esa opción no estaba a su alcance. Aceptó el pago de seis meses de sueldo –durante los cuales asistió a la oficina y aprovechó para conseguir otro empleo– y 150 días de vacaciones no tomadas. "Me dije: tranquilo, a veces es preferible perder."

-

Ahora ve
Trump asegura ante la ONU que EU tiene el poder de destruir a Corea del Norte
No te pierdas
×