Cómo competir

La competitividad de México
Roberto Morán

Farouk Salim terminó a finales del año pasado un estudio sobre la competitividad nacional, para ser presentado a Jeffrey Immelt, presidente de General Electric. “Nos empezamos a dar cuenta –dice– de que los proyectos de inversión que tradicionalmente venían al país se empezaban a ir a China, India o Europa del este.” México ya no ofrece lo mismo que antes: mano de obra calificada y más barata que en otros lugares. El problema es que en otras latitudes empiezan a tener empleados más preparados, cuya paga no se ha incrementado al mismo ritmo que la de los mexicanos, entre quienes la capacitación parece estancarse.

-

El directivo agrega que “estamos en el momento de decir para qué somos buenos”. Gran parte de las ventajas del país vienen de su posición geográfica y de la capacidad de integrar procesos productivos con los de plantas en Estados Unidos. En la medida en que puedan desarrollarse adecuados sistemas de logística, transporte y servicios al cliente, México tendrá un papel importante en la nueva competencia mundial.

María del Carmen Portilla indica dos obstáculos que ha enfrentado su empresa para competir. Primero, una legislación confusa: Arancia Corn Products fue la compañía mexicana más afectada por el impuesto a la alta fructosa, decidido por el Congreso supuestamente para proteger a los productores de azúcar. “Vivimos en un mundo en el que el precio es lo que te hace competitivo. La fructosa empieza a desplazar al azúcar y lo más fácil fue quitar de en medio a la organización que la produce, en lugar de esforzarse por ser más eficientes.” Segundo, que en México no se desarrolla tecnología. “Si no lo hacemos, no seremos competitivos. Tenemos uno de los índices más bajos de personas con doctorado.”

-

Moisés Isón tercia que la excesiva regulación eleva los costos de su actividad –la arquitectura– y, a cambio, no garantiza que las construcciones sean seguras. Es un problema que también ve Aby Lijtszain, desde su firma de transporte escolar y de personal: por un lado hay una gran cantidad de trámites por cumplir y por otro es fácil que algunas corporaciones no satisfagan los requisitos mínimos de seguridad.

-

A pesar de lo anterior, quiso llevar las conclusiones de la mesa hacia un terreno optimista: “A mi edad, 25 años, en otros países no tendría las oportunidades que tengo aquí.” Portilla lo secunda: “La firma en la que trabajo tiene 70 años en el país y seguirá creciendo. Hay que estar aquí. México vive una transición difícil, aún nos duele, y lo que venga será positivo.”

-

ABY LIJTSZAIN
Edad:
25 años.
Empresa: Transportes LIPU.
Cargo: director general.
Formación profesional: contador público por el ITAM.

-

MOISÉS ISÓN ZAGA
Edad:
25 años. Empresa: Taller Central de Arquitectura. Cargo: director general. Formación profesional: Arquitectura (Universidad Anáhuac); diseño arquitectónico (Southern California).

-

MARÍA DEL CARMEN PORTILLA PONS
Edad:
33 años. Empresa: Arancia Corn Products.
Cargo: directora jurídica.
Formación profesional: licenciada en derecho (ITAM); maestra en derecho internacional y europeo (Leicester) y en administración de empresas (Edimburgo).

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

MARIO BUDEBO
Coordinador de asesores de la Secretaría de Hacienda. Fue invitado, pero decidió no participar en el reporte.

Ahora ve
La misión Juno de la NASA dejó al descubierto los secretos de Júpiter
No te pierdas
×