Cómo ganar con el deporte

Esta clínica para lesiones deportivas crece 50% al año. Y no ve competidores de cuidado a su alred
Yolanda Ruiz

El ex presidente Ernesto  Zedillo se lastimó un tobillo jugando tenis en el tercer año de su mandato. La cirugía se hacía ineludible, por eso rastreó y encuestó a cuanto profesional de prestigio había en México. Los reunió y les hizo preguntas. Delante de todos, señaló al elegido. Era Santiago Echevarría, ortopedista de renombre y amplia experiencia en lesiones deportivas. Él fue quien dejó como nuevo al ex Presidente. Otro médico de la misma especialidad, Nicolás Zarur, también cosechaba éxitos por la misma época, como el tratamiento de la lesión de tres costillas a Carlos Hermosillo, que permitió al futbolista marcar el gol que dio la victoria al Cruz Azul para alcanzar su último título.

-

Los dos tienen en común algo más que la profesión: ambos son socios propietarios de la empresa de salud Sports Clinic, un centro especializado en lesiones deportivas único en México.

-

Necesidad insatisfecha
Zarur y Echevarría lo crearon hace cinco años, junto con otros socios inversionistas. El primero, director general de la compañía,  posee 51% de las acciones y el segundo 15% aproximadamente. El resto se divide entre los médicos que trabajan en la clínica y un empresario ajeno al negocio. Desde el inicio, la idea fue concentrar en un mismo espacio el área quirúrgica y la de rehabilitación para traumatismos deportivos, con personal especializado y tecnología de punta. Algo inexistente hasta ese momento en el país.

-“Cuando me nombraron hace unos 10 años jefe de los servicios del equipo de futbol de Cruz Azul –cuenta Zarur– yo veía cómo los jugadores se iban a Houston (Texas) a atender sus lesiones. La razón era que aquí no había la infraestructura. Así que instrumenté en Cruz Azul un servicio de terapia que funcionó muy bien. Mi siguiente pregunta fue: ¿por qué no hacer esto a nivel privado?”

-

Él y Echevarría aunaron esfuerzos y abrieron Sports Clinic frente al Parque Hundido, en la avenida Insurgentes de la capital federal. En dos años, el espacio se hizo pequeño. Cada vez había más pacientes atendidos en quirófano y más enfermos rehabilitándose. Buscaron otro lugar e inauguraron nuevas instalaciones en el segundo piso del World Trade Center de la ciudad de México; pero volvieron a quedar chicas, por lo cual en octubre del año pasado trasladaron la clínica de terapia física y rehabilitación al piso de abajo, con un espacio mucho mayor; además, en el segundo piso están remodelando el local.

-

Echevarría  asegura que los ingresos de la empresa han crecido anualmente entre 40% y 50% desde que se abrió. “La primera clínica tenía dos consultorios, la segunda siete y ahora esta remodelación nos va a dejar entre 12 y 14 consultorios. El espacio del área quirúrgica no aumentará porque tenía capacidad sobrada, aunque se ha incrementado el número de cirugías. Ahora la hemos modernizado. Antes teníamos sólo un quirófano con toda la tecnología de microcirugía y ahora tendremos dos, además de un tercero para pequeñas intervenciones. Actualmente, operamos alrededor de 100 pacientes al mes, cuando en un principio se operaban de 15 a 20. Hoy vemos 150 pacientes diarios. Hace cinco años teníamos  20 diarios.”

-

Sin lugar a dudas, estos profesionales encontraron la gallina de los huevos de oro. Según Echevarría (quien además es el médico oficial del Club de Futbol Necaxa), él y sus socios detectaron una necesidad y la están satisfaciendo.

-

Aunque su quehacer médico está relacionado íntimamente con su especialidad en ortopedia, recalca que además se necesitan conocimientos específicos sobre la formación y desarrollo de atletas profesionales: “Para los deportistas de alto rendimiento siempre hay que tener un punto de vista especial en manejo del tiempo y técnicas, porque el profesional del deporte tiene una gran capacidad físico-atlética, habitualmente enfrenta una lesión y tiene buenas condiciones para recuperarse de ésta. Además, le urge regresar a sus actividades, sobre todo los que viven sólo de ello.”

-

Visión internacional
La capacidad de la firma para mirar lo que ocurre en el mundo y recoger  sus tendencias actuales ha favorecido su avance. En Estados Unidos y Europa se ha venido desarrollando un modelo de cuidado de la salud donde las unidades pequeñas de atención ambulatoria toman cada vez más fuerza. Esto es porque concentran en un espacio reducido a todos los especialistas que pueden resolver el problema específico de un paciente, además de bajar los costos.

-

La experiencia de ambos es otro factor de éxito. Zarur se metió en esto desde que comenzó sus estudios, después de ser operado ocho veces de una lesión de rodilla cuando era jugador de futbol y de la que nunca quedó bien. A Echevarría el interés le llegó por herencia. Un tío suyo, ortopedista de prestigio, Víctor de la Fuente, lo invitó a trabajar con él en 1977. Además, durante un lustro fue coordinador de Planeación e Infraestructura Médica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en donde puso en marcha la creación de unidades de atención ambulatoria, modelo que defiende a ultranza.

-

El dúo médico ha laborado también en hospitales privados, y por eso conoce de cerca las deficiencias de los grandes nosocomios en la atención a lesiones del deporte. Zarur asegura que la diferencia con respecto a ellos “es el equipo tan avanzado que ofrecemos, la experiencia de la gente en terapia, preparada en Estados Unidos y Europa con equipos especializados, que atienden a atletas profesionales. Nuestro personal viaja a Carolina del Norte, Houston, San Antonio. Tenemos convenios con Baylor Center, de la universidad del mismo nombre en Houston y con Cleveland Clinic, en Cleveland, Ohio.”

-

La mezcla perfecta
Las bases de la columna vertebral de la organización son la cirugía y la rehabilitación, 50% cada una de la actividad de la empresa. Las consultas no redundan en ingresos adicionales. Todo forma parte de la estrategia planeada por los cerebros del negocio. “Por las consultas –dice Echevarría– no hay un ingreso para la clínica, porque es parte de la prestación que ella da a sus médicos. Tú me traes pacientes, me traes trabajo, me traes cirugías y terapias y yo te doy consultorio. Es un modelo diferente, que no hay en México. No rentamos los consultorios, aunque los médicos cobran.” Y para que éstos cuiden de la firma también son socios.

-Este año esperan incrementar sus ingresos gracias al equipo de resonancia magnética indicado sólo para lesiones de extremidades inferiores y superiores,  que acaban de adquirir en Italia. Es de lo más avanzado que hay ahora en el país y su precio para uso de los pacientes será 25% menor del que rige en el mercado, por lo cual esperan gran afluencia de clientes.

-

Actualmente, la clínica cuenta con 80 empleados: unos 15 médicos (siete ortopedistas y el resto otorrinos, oftalmólogos, cirujanos plásticos y cirujanos en general), unos 20 fisioterapeutas y el resto se reparte entre enfermeros, personal de quirófano, técnicos de rayos X y de resonancia magnética.

-

De los pacientes que reciben, 25% llegan con lesiones mal tratadas en otros centros; 80% ha tenido golpes por practicar deporte –de los cuales la cuarta parte son atletas profesionales– y el resto son accidentados por otras causas. La mitad de las contusiones son de rodilla, como rotura de ligamentos cruzados; le siguen tobillo y hombro. Mientras hospitales como el ABC o Ángeles hacen seis operaciones mensuales relacionadas con lesiones deportivas, Zarur y Echevarría presumen de practicar 70 entre los dos.

-

El primero, recién nombrado Jefe de  Servicios Médicos de la Federación Mexicana de Futbol, ha tenido muchas ofertas. Desde Guadalajara  y Monterrey le han propuesto abrir centros similares en estas ciudades. Pero él quiere consolidar primero su negocio en la capital.

-

El próximo proyecto de la clínica es abrir centros de rehabilitación en el norte y sur de la ciudad para facilitar el acceso a sus servicios a los lesionados que se trasladan desde dichas zonas. Eso será en unos tres años. Mientras, mira con orgullo lo que ha conseguido: “En el DF tenemos 20% del mercado. En el deporte profesional, en el futbol, también en la capital, 70%. Lo demás se reparte entre grandes hospitales, pequeños centros y médicos propios de las instituciones. Nosotros en realidad no somos competencia de hospitales, somos muy especializados y ningún hospital tiene esto, aunque sí tratan lesiones del deporte los nosocomios y también los médicos particulares”.

-

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Hoy, 75% de los pacientes de Sports Clinic llega a través de aseguradoras. Si es particular, cada sesión de fisioterapia cuesta $350 pesos, que en algunos casos puede durar hasta tres horas. Una operación de ligamento cruzado, por  ejemplo, puede costar $45,000 pesos por el uso del quirófano y las instalaciones, aparte de unos $22,500 de honorarios médicos. Además, la rehabilitación: para la recuperación de una operación de ligamentos cruzados de la rodilla, que dura aproximadamente seis meses, el costo puede ser de unos $26,000 pesos.

-Aunque más de 97% de las lesiones deportivas se curan, también hay ocasiones en que Zarur y Echevarría tienen que dar malas noticias a deportistas de elite. El segundo recuerda lo que ocurrió con Bebeto, ex centro delantero de la selección brasileña de futbol,  que pasó por el equipo mexicano Toros Neza: “Bebeto tuvo un problema en su cadera. Yo lo vi y le tuve que dar la noticia de que se tenía que retirar del futbol. Requería una prótesis total para su recuperación. Tenía un proceso degenerativo de cadera unido a lesiones del deporte y herencia genética.”

Ahora ve
El corrido de Xóchitl Tress, la exfuncionaria vinculada a Javier Duarte
No te pierdas
×