Cómo poner al país al día

En este año, que seguirá siendo difícil, la principal preocupación del gobierno será mantener l
Eduardo Sojo Garza-Aldape

El pasado fue un año difícil en materia económica. Desde hace décadas no se presentaba una desaceleración simultánea en los principales bloques económicos mundiales: Estados Unidos, Japón y la Unión Europea. Pese a ello, transitamos sin crisis de una administración a otra. Mantuvimos la estabilidad, protegiendo el ingreso de la población y diferenciándonos cada vez más entre las economías emergentes. México no había vivido, en el pasado, algún período recesivo con estabilidad macroeconómica.

- -

A pesar del entorno desfavorable, se lograron resultados más allá de lo esperado en variables fundamentales. Por ejemplo, la inflación y las tasas de interés, que al reducirlas se protege el poder adquisitivo de los salarios y se disminuye la carga financiera de los acreditados de la banca, sentando las condiciones para una recuperación más sólida y acelerada. Al reducir el déficit fiscal con respecto al PIB –a pesar de la caída de los ingresos del gobierno– y al financiar el déficit en cuenta corriente con inversión de largo plazo, se disminuye la vulnerabilidad ante mercados financieros inciertos y eventos externos.

- -

El año 2002 seguirá siendo difícil. Los principales motores de la economía mundial exhibirán una recuperación hasta su segunda parte, de acuerdo con el consenso de los analistas.

- -

Nuestra principal preocupación es mantener la planta productiva y atenuar la caída del empleo. Se están llevando a cabo acciones en materia de infraestructura, vivienda, capacitación, proyectos productivos y el programa de empleo temporal. La coordinación de estos programas se realiza con el objeto de focalizar los esfuerzos del gobierno y minimizar el efecto de la recesión en la generación de empleo. El Programa de Vivienda es un ejemplo claro de los planes que estaremos impulsando desde el gobierno en 2002.

- -

Aseguraremos la estabilidad con el fin de proteger los ingresos –en especial de los segmentos más vulnerables de la población– y avanzaremos adicionalmente en la convergencia con nuestros principales socios comerciales.

- -

Promoveremos la discusión, aprobación e instrumentación de reformas estructurales clave con la intención de crear nuevas oportunidades de inversión, incremento de la productividad y generación de empleo. Impulsaremos la consolidación de las instituciones, con el objetivo de levantar bandera blanca en corrupción, acceso a la información, plena utilización de la economía digital y desregulación. El gobierno será más flexible y eficiente en la atención de la ciudadanía.

- -

Daremos seguimiento puntual a los programas estratégicos que dan sentido al cambio, como la banca social, el Plan Puebla-Panamá, la Comisión de la Frontera Norte, Marcha Hacia el Sur, e-México, agua, bosque, etcétera.

- -

Aprovecharemos la agenda de APEC y la de la reunión de Financiamiento para el Desarrollo con el fin de avanzar en temas comerciales, de inversión y de acceso a fuentes de financiamiento; impulsaremos la agenda acordada en materia de comercio internacional y comenzaremos a traducir en inversiones concretas y oportunidades de trabajo el Plan Puebla-Panamá.

- -

Continuaremos promoviendo ampliamente el comercio y la inversión extranjera. Dedicaremos tiempo, esfuerzo y recursos a promover el acuerdo con la Unión Europa y buscaremos traducir en convenios concretos la nueva relación que hemos establecido con Estados Unidos y Canadá.

- -

Eduardo Sojo Garza–Aldape es coordinador de asesores de Políticas Públicas.

-

Ahora ve
Estados Unidos revoca el marco normativo de la “neutralidad” de internet
No te pierdas
×