Cogeneración. Inyección energética

La cogeneración de energía eléctrica es ya una realidad en la sultana del norte. Y como ejemplo d

"La Comisión Federal de Electricidad (CFE) carece de recursos para satisfacer las necesidades de desarrollo de todo el país", afirma Manuel de la Garza, presidente del consejo de administración de Cogeneración de Monterrey, empresa que nació en 1991 con un objetivo muy claro: apoyar a la pequeña y mediana empresa para lograr la autosuficiencia en el abasto de energía a través de la producción simultánea de electricidad y vapor.

-

Lo que se esta haciendo, enfatiza, es sustituir la energía cara por una de menor costo generada por plantas móviles, cuya eficiencia es de 86% ‑el doble de los equipos de la CFE‑, con la ventaja de que no se incurre en el costo de distribución, pues las unidades, que tienen el tamaño de la caja de un camión de carga, se instalan en los terrenos de la empresa usuaria y funcionan con gas natural como fuente de energía. Cada unidad tiene tres megawatts (MW) de capacidad y, si una empresa requiere más, simplemente se instalan más plantas. Lo fundamental es que las compañías que utilizan este sistema no tienen que invertir un solo peso, ya que se aplica un esquema tipo renta en el que el cliente se compromete a compartir con Cogeneración de Monterrey los beneficios económicos derivados del ahorro en los costos de energía.

-

Ahorro y autosuficiencia. "La primera empresa con la que hicimos este matrimonio fue con Productora de Papel (Propasa)", explica De la Garza. Las dos unidades instaladas representan una inversión de $5 millones de dólares y empezaron a operar el pasado noviembre.

-

Hasta ahora, la incorporación de este equipo le ha generado un ahorro en costos de energía de entre 30 y 40% a Propasa. "La gran ventaja es que, a través del uso eficiente del gas, podemos generar las dos formas de energía a un precio más  bajo, porque se evitan fugas o pérdidas de energía a través de la distancia", explica Rodrigo Elizondo, presidente de Propasa, empresa con 50 años de trayectoria en la producción de papel kraft para empaque. Los números hablan por si solos: el costo por kilowatt‑hora, antes de la devaluación, era de dos centavos de dólar, mientras que el precio de la CFE fluctuaba entre cinco y seis centavos de dólar, según la tarifa general de la industria, señala Ramiro Leal, subdirector de AES Management Services Inc, firma proveedora de las plantas. "El propósito es beneficiarnos mutuamente del ahorro en energía", agrega De la Garza. El porcentaje de participación varía en función de cada empresa y, por lo pronto, no puede proporcionar cifras, pues actualmente estudian las condiciones en que trabajarán con Propasa.

-

Si bien este año el precio del gas subió considerablemente, lo cual ha repercutido en forma negativa en el ahorro esperado por Elizondo, el empresario considera que la situación es temporal, porque la idea del gobierno es dejar de subsidiar la energía eléctrica y venderla a precios internacionales.

-

En teoría, Propasa ya debería ser autosuficiente, pues consume 5.5 MW; sin embargo, las plantas aún no están operando a su máxima capacidad, así que 15% de la energía que requiere proviene de la CFE. En el futuro, la idea es "vender los excedentes a la propia CFE", apunta.

-

Inversionistas de empuje. Las unidades móviles de cogeneración son fabricadas por AES Management Services, con sede en Oklahoma. Interesada de tiempo atrás en el mercado mexicano por el alto costo de la energía, la firma empezó a buscar inversionistas dispuestos a conquistar un segmento totalmente inexplorado. En poco tiempo encontró capital disponible en la sultana del norte.

-

Participan 18 socios en Cogeneración de Monterrey. Pero esto fue sólo el principio de una serie de alianzas que estableció AES Management Services con inversionistas mexicanos para atender a los tres países que integran el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica, y como resultado de ello, se instaló en Estados Unidos una empresa más grande productora de plantas móviles. "Es capital mexicano el que anda circulando en los tres países, y esto me parece que es otra primicia", subraya.

-

Aunque el consorcio de Tulsa tiene participación minoritaria en Cogeneración de Monterrey, más que una sociedad, el funcionamiento es de manera contractual, y cada una de las partes tiene bien delimitadas sus tareas: la estadounidense propone posibles ubicaciones para las plantas y realizar los trabajos de instalación y mantenimiento, mientras que la contraparte mexicana aprueba los proyectos de ubicación y aporta el capital para la adquisición de las plantas necesarias, pues "la empresa proveedora no se va a mover si no le solicitamos cierto número de plantas", apunta De la Garza.

-

Los candidatos ideales son fábricas productoras de papel, refrescos, alimentos y textiles, así como hospitales, hoteles y lavanderías, ya que además de utilizar energía eléctrica requieren vapor para sus procesos, y de esta forma se aprovecha al máximo la capacidad de cada unidad.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Lo que hace Cogeneración de Monterrey es parte del camino que tiene que seguir el país para competir con éxito en un marco global. "No nos queda más alternativa que buscar, todos, la forma de mejorar la competitividad, y una de las maneras más seguras y eficaces es la de aumentar la productividad", sostiene De la Garza. Y tiene tanta confianza, que para los próximos cuatro años la empresa prevé invertir $35 millones de dólares en el área de Monterrey. Hay una condición: el rumbo económico del propio país.

Ahora ve
La NASA muestra cómo ha cambiado la Tierra en los últimos 20 años
No te pierdas
×