Coleccione ... lo que sea

-

Quien tiene alma de coleccionista siempre anda en busca de algo que juntar: estampitas, fotos autografiadas, juguetes de Star Wars, Barbies… lo que sea. Basta urgar un poco en los gustos personales para descubrir una veta apasionante. Con eso cuentan algunos y llegan a tener negocios más que interesantes. Es el caso de Prince Marketing Group (PMG), que luego de tener un productivo comercio basado en las tradicionales tarjetas de beisbol coleccionables, imprimió un giro a la empresa para sumar un filón particularmente provechoso en el mercado estadounidense: el de la memorabilia.

- - Para ubicarse en ese mercado, el secreto es hacerse de un buen portafolio de celebridades dispuestas –por módica suma– a firmar una edición limitada de "objetos de deseo". En el catálogo de PMG se cuentan personalidades como Magic Johnson, Chevy Chase, Joe Frazier, Harrison Ford, Dennis Rodman y Joe Montana. Todos ellos aparecen en eventos de caridad o asisten a sesiones de autógrafos, en donde los ávidos coleccionistas comprueban que el artículo que compran ha estado efectivamente entre las manos de su ídolo.

- - Los precios de estos objetos pueden ir desde unos cuantos cientos de dólares hasta muchos miles. PMG cuenta, por ejemplo, con una edición limitada de guantes de box firmados por Mohamed Ali, que venden en $300 dólares; o pelotas de basquetbol con la rúbrica de Magic Johnson, cotizadas en $275. También tienen piezas únicas que suelen subastar por sumas superiores a $20,000 dólares.

- - Otros competidores –como Vince Cutler Rarities– pueden ofrecer al aficionado una partitura original firmada por Frank Sinatra; un cartel de Titanic autografiado por DiCaprio, Kate Winslet, James Cameron y Celine Dion, que alcanza casi $500 dólares; una foto en blanco y negro, pulcramente enmarcada, con la rúbrica de la Madre Teresa, por $399 dólares; un retrato a color de la Princesa Diana, con su firma, por casi 2,000 billetes verdes; o el látigo que usó Harrison Ford en una de las cintas del legendario Indiana Jones, que tiene un precio similar.

-

Newsletter
Ahora ve
Escocia sigue los pasos de Londres y busca su independencia
No te pierdas