Colocadores de maquilas

Se los llama &#39shelters&#39, Son la cara de una compañía en el extranjero y Se encargan de monta
Alexander Manda

Ellos trabajan en el mismo campo que los equipos de desarrollo económico: -llevan extranjeros a México. No son refugios para homeless ni madres adoptivas.

- Son empresas que ayudan a industrias extranjeras que han decidido maquilar en -otro país. El fabricante utiliza la personería jurídica mexicana, contactos y -los conocimientos del ‘shelter’, para poder enfocar sus fuerzas en producir -y exportar bienes.

- En estos términos, un shelter vende una especie de maquila llave en mano: -ayuda a que la empresa extranjera para comprar o rentar terreno, contratar -empleados y pagar impuestos, todo sin tener presencia legal en el país -anfitrión. Unos son dueños de tierra que convierten en parques industriales, -otros rentan en edificios adecuados a las necesidades de varios clientes.

- Hay al menos unos 60 shelters que trabajan en México, según la Asociación -Mexicana de Parques Industriales. Y laboran en unas 80 ciudades entre México y -Estados Unidos. La mayoría de las multinacionales la usan para arribar a -países en Latinoamérica, fundamentalmente en aquellos vulnerables a crisis -económicas (propias o ajenas). Pero los shelters son más usados por las -empresas estadounidenses, incluso casi en exclusivo para México y -Centroamérica.

- Al no tener presencia legal, es más fácil para la empresa salir cuando hay -presión económica, como ocurrió en la ralentización de 2001 hasta 2003 (post -11 de septiembre). Pero mientras el empleo en la industria maquiladora caía sin -cesar, los puestos laborales de los shelters crecían. La mayoría de las -empresas consultadas tiene entre 14 y 30 años de vida, y su periodo de -expansión se realizó entre el inicio del Nafta y la realentización económica -de EU. “El crecimiento de los shelters ha sido estable desde que iniciaron -operaciones desde hace 10 o veinte años; crecieron incluso cuando la economía -estadounidense se contraía”, explica John Christman, director del Servicio -Econométrico de la Industria Maquiladora. En toda la industria maquiladora, el -empleo cayo 17%, de 1.3 millones en 2001 (el pico del empleo maquiladora) a 1.08 -millón a fines de 2003, según cifras de la empresa de shelter American -Industries.

- Esta compañía tiene sitios en el norte y el centro de México, incluyendo -Tijuana, Ciudad Juárez, Reynosa, Monterrey y el DF donde atiende a Dunlop, -Goodyear y Hallmark.

- Ni siquiera el peor año de los más críticos los alcanzó. Sólo en 2002 el -empleo en la maquila cayó 10.6% según el INEGI. “Perdimos dos o tres de -clientes de 18, en esos años”, dice José Enríquez, jefe de shelters, de -American Industries. Hoy tiene 23 que emplean a 5,000 personas, similar que en -2001. Esto pese a que en la maquila trabajaban 150,000 personas menos en enero -pasado respecto de 2001 (1.15 millones de trabajadores en total).

- “En 2000 tuvimos 12,000 empleados”, dijo Richard Keane, ex jefe de -Proyectos Especiales de gigante del shelter Offshore International (OI), que -tiene cuatro plantas en Guaymas, Enpalme y Saltillo de las empresas Tyco, -General Electric y Goodrich. “El crecimiento no es tan rápido como solía -ser, pero aún no podemos construir edificios lo suficientemente rápido (como -la demanda necesita)”.

- Pero la industria shelter también tiene su vacíos legales, basada en una -ley laboral que también los tiene. Se dice que algunas de las menos confiables -han llegado a formar cooperativas convirtiendo en ‘socios’ a los empleados -para evitar el pago de aportes. Otros son meros propietarios de tierras que se -convierten en shelter sin conocer verdaderamente el negocio.

- “Hay mucho por estandarizar y profesionalizar; el modelo ya no debería -referirse sólo a un tema de costos, debe haber valor agregado como la -logística”, dice Jorge Pérez Izquierdo, director general de Manpower para -México y Centroamérica, la consultora especializada en servicios y soluciones -de recursos humanos. “El tema de recursos humanos es clave: hay maquilas que -tienen 200% de rotación anual; cada vez que se van se llevan la experiencia y -capacitación adquiridas”.

- En busca del mejor lugar

- Los shelters parecen ser beneficiosos para el desarrollo y el empleo, pero -¿Cómo hacen los gobiernos locales para atraerlos? Operadores de shelters -hablan de cuatro aspectos cruciales: cercanía a la frontera, empresa ‘ancla’ -o centro industrial que empuje el desarrollo de la infraestructura y la -educación, una reserva de trabajadores; un gobierno que comunique bien, -especialmente, en seguridad y impuestos.

- Para funcionarios de gobiernos locales que no están en la frontera, hay una -mala noticia: muchos de los operadores de shelters que son propietarios de -tierras están aferrados a algunos lugares cercanos de la frontera.

- Kaye Emkovik, gerente de desarrollo de negocios de North American Production -Sharing, una empresa con centros en Tijuana y Ciudad Juárez, parece reticente a -incluir en su cartera a ciudades como Monterrey o Guadalajara pues están lejos -de Estados Unidos. “Sin un cliente importante no iríamos al interior”, -dice.

- “Hay un cliente que ya trabajó con nosotros en Tijuana que piensa abrir -una división en Nogales –agrega Emkovik–. Pero no iríamos a una nueva -ciudad para un proyecto de 30 empleados, si no podemos encontrar otros cinco del -mismo tamaño”.

- Es que el negocio parece propagarse según el éxito anterior de su -competencia. Los operadores quieren empezar nuevos proyectos pero cerca de los -que ya han tenido éxito como las fábricas de Nissan en Aguascalientes, la de -Honda en Jalisco, Chrysler en Toluca o la de Ford en Hermosillo. Creen que la -presencia de esos proyectos habrá ayudado a estimular la creación de -infraestructura y la educación, con lo cual se ahorran contratiempos.

- “Está relacionado a las ventajas locales. Si tienes una empresa ancla como -GM en Saltillo, tienes mejor chance para atraer más”, explica Armando -Charles, vicepresidente de desarrollo de negocio en Grupo Prodensa. A diferencia -de muchas empresas del sector, Prodensa alquila o compra edificios para sus -clientes Ingersoll Rand, Caterpillar y AT&T.

- Pero todo depende de lo que la fabricante busque. Cuando hay una compañía -que domina la ciudad, como VW en Puebla, puede espantar nuevas empresas que no -tengan vínculos con la firma dominante. Una solución es buscar un lugar cerca -del centro industrial, pero no exactamente al centro.

- “Hay un viejo dicho: sólo hay una cosa mejor que tener un barco, y eso es -tener un amigo que tiene barco”, dice Keane, de la empresa OI, explicando por -qué decidió ubicar su cuarto parque industrial en Saltillo, Coahuila. Los 85 -kilómetros que separan a Saltillo de Monterrey es lo suficientemente cerca como -para sentir el impacto de su poderoso vecino. “No quieres estar allá pero -quieres estar cerca de la infraestructura”. Por ejemplo, a 120 kilómetros de -la acerera más importante de México, Altos Hornos de México, ubicada en -Monclova, o cerca del parque universitario regiomontano.

- De esa forma, “un gobierno local no tiene que empezar un programa de -cientos de miles de personas para atraer empresas”, agrega Emkovik, de NAPS. -Desde ese punto de vista los gobiernos locales pueden hacer mucho por atraer -inversiones industriales. Cada shelter ya tiene su gobierno favorito en ese -sentido. Para NAPS es el de Baja California, el cual paga hasta 1.5 del salario -mínimo de cada nuevo empleado durante los dos primeros dos meses de -capacitación. A cambio, la empresa se compromete a contratar 70% de los nuevos -empleados.

- OI cree que Coahuila es el ejemplo que deberían seguir los demás estados. -“Tiene el programa de mercadotecnia más eficiente y activo de todo los -estados” dijo OI. “A las ferias de negocios tienen un equipo de desarrollo -económico muy bien formado. Los otros estados empiezan a prestar atención y de -hacer la misma cosa”. El estado ofrece un subsidio para capacitación -equivalente a uno y hasta tres salarios mínimos y puede subsidiar hasta 100% y -hasta por un año el impuesto sobre nómina.

- Pese a no estar cerca de la frontera, a veces la geografía puede alejar a -los shelters de sus lugares comunes. Puebla por ejemplo: tiene conexión con -Sudamérica, está cerca del Golfo de México y una red logística relevante -gracias a la cual puede exportar parte de 40% de su producción a -Centroamérica. “Tenemos clusters famosos, mano de obra calificada y seguridad -jurídica. El hecho de tener clusters alimentan a los otros”, agrega Gerardo -Hernández Sanchez, secretario de Desarrollo Económico de ese Estado. Por estos -encantos, Puebla obtuvo $636 millones de dólares de inversiones en el primer -cuatrimestre de este año, 20% más que en 2004.

- Hay otros temas estatales que no dejan de preocupar a los shelters. “(Habría -mayor atracción de este tipo de empresas) si aumentaran la presencia policial -en los parques industriales. Pero también deben comunicar sus políticas -preventivas: si hubiera un atraco, ¿que deberían hacer los empleados?”, -agrega Emkovik de NAPS.

- Lo mismo aplica para la política impositiva. “(El monto de) los impuestos -son comparables con los de Estados Unidos. El problema es que el gobierno local -anuncia que va a haber un cambio, pero nadie sabe lo que va a cambiar”.

Ahora ve
No te pierdas