Combustible para inversión

-

Son las 10 de la noche. Maneja a través de una zona totalmente opuesta al lugar en donde vive. El indicador de combustible señala la mitad de la reserva... y no hay ninguna gasolinera cerca. ¿Cuántas veces le ha ocurrido esto? Lo que puede considerarse una anécdota cotidiana, bajo otra óptica se convierte en un nicho de inversión.

-

En el país hay un déficit importante de gasolineras, especialmente en las zonas semiurbanas y en el campo. Y es precisamente en esos lugares donde las franquicias de Petróleos Mexicanos (Pemex) llegan a ser hasta 25% más económicas que las de las grandes ciudades.

-

La franquicia para trabajar en una zona urbana o una carretera tiene un costo de $34,500 pesos. Si se trata de una gasolinera rural o de servicio marino el costo alcanza los $11,500 pesos. Para las miniestaciones –independientemente del lugar de operación– el precio es de $23,000 pesos. Ninguna de las tarifas incluye el IVA y para todos los casos se requiere una inversión mínima aproximada de $1’200,000 pesos.

-

El comprador debe poner el terreno y, además, asume el costo de la prima aseguradora. Pemex se compromete a dar capacitación, manuales de operación y las especificaciones técnicas. Según la paraestatal, el equipo se puede adquirir en México y se tiene el personal capacitado para corregir cualquier desperfecto. A diferencia de otras franquicias, Pemex asume 100% de los costos de publicidad.

-

El propietario de una gasolinera se compromete a vender los aceites y lubricantes de Pemex; en cuanto a los aditivos, la empresa autoriza la venta de cualquier marca. Junto con la franquicia, se adquiere el permiso de colocar una tienda de conveniencia.

-

La próxima vez que note la falta de una gasolinera en alguna colonia, no olvide anotar los datos...

-

Newsletter
Ahora ve
El rescate de una niña que colgaba desde lo alto de un edificio en China
No te pierdas