Como para una tarde gris...

-

No fue futurista ni ciberespacial. Contra todo lo que se predijo para la moda de fin de milenio, esta se inclinó por la comodidad y el clasicismo. Pero eso sí, con materiales muy versátiles. ¿Tendencias generales? El corte de los trajes es suave y relajado. Los sacos son de tres y cuatro botones, aunque lo ultramoderno marca dos y un botón. El color gris sigue siendo el rey de la temporada y la textura más socorrida es la lana tipo franela. Las corbatas son lisas (adiós estampados) y quizá se llevarán sólo ligeramente grabadas. El traje cruzado está out este invierno (regresa la primavera entrante, no se preocupe). ¿Un dato de vanguardia? Los sacos largos, una suerte de híbridos de abrigo y saco. Súper elegantes y provocativamente modernos...

-

Newsletter
Ahora ve
Björk presenta en México exposición con realidad virtual
No te pierdas